Saltar al contenido

5 dietas tan saludables como la dieta mediterránea

5 dietas tan saludables como la dieta mediterránea

5 dietas tan saludables como la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es un punto de referencia en términos de modelos de alimentación saludable, pero no es el único. Discutiremos en este artículo otros regímenes que no tienen nada que envidiar.

En este artículo, presentaremos 5 dietas que son tan saludables como la dieta mediterránea tradicional. Descubramos sus características y sus beneficios para la salud. Aquí están :

  • Dieta nórdica
  • Paleo
  • Dieta japonesa
  • Vegetariano
  • El plato de Harvard

El régimen nórdico

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recientemente Promocionó los beneficios de la dieta nórdica como un modelo de alimentación saludable. Sus efectos positivos incluyen la reducción del sufrimiento de enfermedades no transmisibles como el cáncer, la diabetes u otros problemas cardiovasculares.

Ver: Diabetes en niños

Este esquema se basa en alimentos de países del norte de Europa: Islandia, Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca. Desde 2004, un grupo de líderes de estos países nórdicos se unió para desarrollar el llamado «nuevo régimen nórdico».

Su objetivo es promover el consumo de ingredientes locales, silvestres y frescos. contribuir a la salud, la gastronomía, el desarrollo sostenible y la identidad nórdica. ¿Y cuáles son estos alimentos? Aquí están :

  • Verduras con hojas verdes
  • Frutas y bayas
  • Granos enteros (centeno, cebada y avena) y legumbres
  • Pescado grasoso (arenque, caballa o salmón) varias veces a la semana
  • Productos lácteos bajos en grasa
  • Aceite de colza

Lea también: 10 razones para adoptar la dieta mediterránea

La dieta nórdica, tan saludable como la dieta mediterránea.

La dieta paleo, tan saludable como la dieta mediterránea.

Siempre escuchamos más al respecto. Aunque es cada vez más popular en nuestro país, es la dieta tradicional. de ciertos grupos que viven en la selva amazónica, en la sabana africana o en algunas islas del Pacífico.

El régimen paleo o paleolítico. nos ofrece una forma de comer de acuerdo con nuestra genética y nuestra evolución como especie. Se basa en un consumo similar al de nuestros ancestros cazadores. Este plan incluye:

  • Verduras
  • Semillas y frutos secos
  • Pez y mariscos
  • Carne y vísceras
  • Huevos
  • Frutas

Abandonamos por completo los productos lácteos, gluten y semillas. Los estudios científicos han mostrado buenos resultados en términos de:

  • Reducción del riesgo cardiovascular
  • Reducción de los indicadores de inflamación.
  • Mayor pérdida de circunferencia abdominal.

La dieta japonesa

los Islas Okinawa se encuentran en el sur de Japón. Se destacan en el mapa mundial no solo por la belleza de sus paisajes sino también por ser región del mundo donde las personas tienen la esperanza de vida más larga y una mejor salud.

Entre las muchas razones de esta longevidad, sin duda podemos citar su dieta. Muchos científicos lo han estudiado. Sin embargo, faltan estudios para evaluar los efectos que puede tener en las personas que no son japonesas. Esta es quizás la mayor diferencia entre la dieta japonesa y la mediterránea o la nórdica.

En El menú diario de japonés, no te pierdas:

  • Los vegetales con hojas verdes
  • Peces y cefalópodos, como calamares u pulpos, varias veces a la semana
  • Soja y sus derivados, como el tofu
  • Los cereales batata entera y dulce
  • Algas Kombu

Otro aspecto característico del régimen japonés es que come porciones pequeñas, varias veces al día y con una amplia variedad de ingredientes en cada comida

La dieta vegetariana, tan saludable como la dieta mediterránea.

La Unión Vegetariana Internacional define la dieta vegetariana como » una dieta basada en alimentos de origen vegetal, con o sin productos lácteos, huevos y / o miel «.

Este aspecto lo convierte en un patrón dietético que puede variar algo entre veganos, ovo-vegetarianos, ovo-lacto-vegetarianos, etc. Sin embargo, Se basa principalmente en alimentos de origen vegetal. El resultado es una ingesta considerable de alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibra y bajos en colesterol y grasas saturadas.

Entre los beneficios de este tipo de dieta, podemos lograr buenos resultados en términos de:

  • Riesgo reducido de tener presión arterial alta.
  • Hipercolesterolemia
  • Problemas del corazón

Un plato que cumple con la dieta vegetariana.El método de la placa de Harvard

El plato de salud es una herramienta creada por expertos en nutrición de Harvard T.H. Escuela Chan de Salud Pública. Ella pretende ser una guía para ayudar a los estadounidenses a elegir mejores alimentos.

Es un herramienta muy visual que recomienda llenar la mitad del plato con frutas y verduras, un cuarto con una fuente de proteínas y el último cuarto con una fuente de carbohidratos.

También nos enfocamos en la calidad de los alimentos y no solo en las cantidades. Por ejemplo, se recomienda consumir granos integrales en lugar de harinas refinadas, preferir el agua a las bebidas gaseosas o energéticas y no seguir dietas bajas en grasas, sino elegir buenos aceites y frutas secas.

La dieta mediterránea tradicional: ¿y qué?

Las 5 dietas que te acabamos de presentar Han demostrado sus beneficios en una alimentación saludable. Como hemos podido verificar, todos tienen puntos en común con la dieta mediterránea:

  • Se basan en consumo de productos frescos y locales, Rico en fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos.
  • Adicionalmente, Tienen buenas fuentes de proteínas y grasas saludables.
  • Nosotros no recomendamos en ningún caso el consumo de comidas preparadas, rico en azúcares refinados y harinas, o grandes cantidades de carne o grasas saturadas

Por lo tanto, podemos concluir que, En los países de la cuenca mediterránea, la dieta mediterránea es la mejor forma de comer. Sin embargo, existen esquemas similares que son bastante válidos en todas las regiones. Debe ser una dieta bien balanceada, adaptada a las necesidades de todos y basada en alimentos frescos y locales, como aceite de oliva, sardinas, nueces o garbanzos.

Siempre debemos tener en cuenta que para que una dieta funcione, siempre debe estar acompañada de hábitos saludables, ¡no los abandones!

  • Crittenden AN, Schnorr SL. Noticias actuales sobre nutrición de cazadores-recolectores y la evolución de la dieta humana. Revista Americal de Antropología Física. Enero de 2017. Suppl 63: 84-109.
  • Galbete C y col. Dieta nórdica, dieta mediterránea y riesgo de enfermedades crónicas: el estudio EPIC-Potsdam. BMC Medicine. Junio ​​de 2018. 16 (1): 99.
  • Li D. Efecto de la dieta vegetariana en enfermedades no transmisibles. Revista de la Ciencia de la Alimentación y la Agricultura. Enero de 2014. 94 (2): 169-73.
  • Miyagi S y col. Longevidad y dieta en Okinawa, Japón: pasado, presente y futuro. Revista de Asia Pacífico de Salud Pública. 2003. Supl: S3-9
  • Willcox DC y col. Dietas de envejecimiento saludable que no sean el Mediterráneo: un enfoque en la dieta de Okinawa. Mecanismos de Envejecimiento y Desarrollo. MARZO-abril 2014. Vuelos 136-137. Pp 148-162.
//graizoah.com/afu.php?zoneid=3422023