Saltar al contenido

El top 10 para seguir una dieta mediterránea – Todosalud

El top 10 para seguir una dieta mediterránea

Aquí te llevaremos a través de los conceptos básicos de la dieta mediterránea para que puedas empezar a seguirla.

La dieta mediterránea es famosa en todo el mundo. Esta es definitivamente una de las dietas más saludables del planeta. y ha ocupado el primer lugar de la clasificación en varias ocasiones. Hoy queremos compartir contigo el top 10 para seguir una dieta mediterránea.

Siga leyendo y descubra los mejores consejos para Siga esta dieta equilibrada en casa, todos los días. No te arrepentirás !

El top 10 para seguir una dieta mediterránea

Si quieres cambiar tus hábitos alimenticios y empezar con la dieta mediterránea, coge un lápiz y una hoja y ¡toma nota! Ahora vamos a presentar el 10 bases de este patrimonio cultural.

1. Aceite de oliva como grasa base

Aceite de oliva.

El aceite de oliva es una de las grasas saludables más importantes por su contenido en ácidos grasos y antioxidantes.

Mire donde mire, el aceite de oliva es la grasa más utilizada. Rico en antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E, se utiliza para todo, ya sea para sazonar ensaladas o freír alimentos.

¿Haces tostadas? Un chorrito de aceite de oliva puede ser justo lo que necesita. ¿Estás pensando en freír patatas? ¿O preparas una ensalada? Se prefiere el aceite de oliva sobre todas las demás variedades de aceite. e incluso en mantequilla.

Descubre también: 6 beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra

2. Alimentos frescos: ¡todos los días!

La dieta mediterránea se basa en el consumo de alimentos frescos y de temporada. Esto significa que tu conviene comprar las frutas y verduras correspondientes a cada temporada. ¡De esta forma podrás aprovechar su valor nutricional y ahorrar dinero! Además, si elige alimentos locales, puede estar seguro de que obtendrá la mejor calidad al mejor precio.

3. Pasos para seguir una dieta mediterránea: frutas y verduras en cada comida

Este punto está vinculado al párrafo anterior. Asegúrese de incluir frutas y verduras en cada una de sus comidas. De este modo, ingerirás entre 1 y 2 frutas al día y aproximadamente 3 raciones de verduras al día. ¿Cómo puedes hacerlo? Tomemos algunos ejemplos:

  • Almuerzo un brindis con tomate y aceite de oliva además de una pieza de fruta.
  • Come frutos secos por la mañana.

  • Al mediodía, almuerzo de pasta con verduras fritas y fruta de postre.
  • Pruebe un yogur de frutas o frutos secos, o un sándwich de aguacate y jamón.
  • Cena de pescado al horno con ensalada y patatas. De postre: una fruta.

4. Pesque varias veces a la semana

Pescado azul.

El pescado proporciona proteínas de alta calidad y ácidos grasos esenciales que son buenos para el corazón.

Disminuya su consumo de carnes rojas y asegúrese de aumentar su consumo de pescado. Debes comer pescado blanco y azul al menos dos veces por semana. Las opciones son múltiples: horneado, a la plancha, frito, frito… Su aporte de ácidos grasos omega-3 te ayudará a mantener una buena salud vascular al reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre.

5. Huevos cuatro veces por semana

Contrariamente a la creencia popular, los huevos son saludables. Han pasado muchos años desde ese momento en que se pensó que el huevo era perjudicial para la salud y se han realizado muchos estudios. Ahora sabemos quees una fuente de proteínas de calidad, vitaminas y grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

El problema con el huevo es la creencia de que aumentaría el colesterol. Sin embargo, éste no es el caso. Al menos no del todo: el consumo excesivo de huevos, junto con otros factores como el sedentarismo y el estrés, podrían aumentar los valores de colesterol. Por supuesto, Lo mejor es comerlo siempre cocido o hervido.

6. Seguir una dieta mediterránea: consumo habitual de productos lácteos

Quesos y yogures forman parte de la alimentación diaria de la dieta mediterránea. De hecho, son ricas en vitaminas, minerales como calcio o fósforo y proteínas de alto valor biológico. Una idea ? Puedes combinar un trozo de queso con fruta o incluso yogur con trozos de fruta en su interior. ¿Qué tal si echamos pequeños trozos de queso feta a una ensalada?

7. Reduce tu consumo de carnes rojas

Carne roja.

Algunos estudios, según la OMS, parecen indicar que las carnes rojas pueden afectar la salud del corazón si se comen en exceso.

Para seguir una dieta mediterránea, es importante reducir el consumo de carnes rojas, recurriendo a carnes más blancas como pollo y pescado. Recordemos que hace unos años la Organización Mundial de la Salud nos alertó sobre los posibles problemas derivados de una consumo excesivo de carnes rojas y procesadas.

8. Cereales todos los días

Los cereales forman parte de la base de la pirámide alimenticia porque nos aportan energía. Recomendamos principalmente la elección de versiones completas pasta, arroz, cuscús y pan.

9. Pasos para seguir una dieta mediterránea: reducir la ingesta de dulces

Dulces y repostería se puede consumir de forma extremadamente moderada. En otras palabras, su consumo no está prohibido sino que debe controlarse. Tenga en cuenta que el exceso de azúcares puede provocar enfermedades como diabetes u obesidad. Lo ideal sería menos de dos raciones por semana.

10. Agua las 24 horas

La bebida de preferencia siempre debe ser agua: apaga la sed y no aporta calorías vacías al cuerpo. Es recomendable moderar el consumo de bebidas azucaradas, como gaseosas y jugos industriales.

Entonces, ¿qué opinas de este top 10 para seguir una dieta mediterránea? Como puede ver, no es tan difícil de cumplir. Solo necesitas adaptar tus hábitos para comer alimentos saludables ¡y minimiza el consumo de los menos saludables, además del ejercicio físico regular!

  • Applegate, E. (2000). “Introducción: roles nutricionales y funcionales de los huevos en la dieta”, Journal American Collection Nutrition, 19: 495S-498S.
  • Bouvard, V., Loomis, D., Guyton, KZ, Grosse, Y., Ghissassi, F. El, Benbrahim-Tallaa, L.,… Wu, K. (2015). Carcinogenicidad del consumo de carnes rojas y procesadas. The Lancet Oncology. https://doi.org/10.1016/S1470-2045(15)00444-1
  • Ros, E. (2015). DIETA MEDITERRÁNEA. Mediterranean Economic, ISSN 1698-3726, No. 27, 2015 (Número dedicado a: Nutrición y salud), Páginas. 123-137.
  • Ros, E. (2008). Dieta mediterránea y enfermedad cardiovascular. Hipertensión. https://doi.org/10.1016/S0212-8241(08)70863-6
fuente original
//stawhoph.com/afu.php?zoneid=3422023