Saltar al contenido

Carne de pavo y carne de pollo: ¿cuáles son las diferencias? -Todosalud

Carne de pavo y carne de pollo: ¿cuáles son las diferencias?

Te vamos a presentar las diferencias entre la carne de pavo y la carne de pollo, así como los métodos de cocción más adecuados para ambas. Incluso si se parecen, hay ciertos puntos que los distinguen.

La carne de pavo y la carne de pollo son dos productos saludables que se pueden incluir en la dieta. Ambos también se recomiendan para mejorar el estado de salud de las personas, independientemente de su edad.

Ambos alimentos forman parte del grupo de carnes blancas. Estos tienen mejor reputación que los tintos, asociados a un mayor riesgo de desarrollar patologías crónicas cuando se consumen en exceso. También debemos evitar aquellos que son procesados ​​por la industria porque pueden contener aditivos peligrosos con efectos sobre el metabolismo.

Carne de pollo

Este alimento destaca por su contenido en proteínas, nutrientes que son esenciales para asegurar una buena salud muscular. Estas sustancias se caracterizan por su alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales y exhiben niveles adecuados de digestibilidad.

La carne de pollo también tiene un bajo porcentaje de grasa. Si bien es cierto que los lípidos que aporta son de tipo saturado, no representan un riesgo para la salud. La visión de la ciencia sobre el consumo de ácidos grasos saturados ha evolucionado mucho en los últimos años, como muestra un estudio publicado en Revisiones críticas en ciencia de los alimentos y nutrición.

Tampoco hay que olvidar que este alimento se distingue por su contenido en vitaminas del grupo B. Estos micronutrientes son esenciales para el organismo y participan en un gran número de reacciones metabólicas ligadas a la obtención de energía. La vitamina B12 es, por ejemplo, una sustancia fundamental para prevenir la anemia.

Carne de pollo.

El pollo es carne blanca que contiene vitaminas del complejo B y proteínas.

Más información: ¿Qué son las proteínas y para qué sirven?

carne de pavo

La carne de pavo también se compone de proteínas de alto valor biológico. Cuando se trata de la ingesta de nutrientes, casi no hay diferencia entre estos dos alimentos. Lo único que se puede especificar es quedependiendo de la parte del animal que se consuma, el número de estas proteínas puede ser mayor o menor.

Sin embargo, encontramos diferencias significativas en la grasa. La carne de pavo no contiene grasas saturadas. De hecho, la cantidad total de grasa en la carne de pavo es bastante menor que en la carne de pollo. La presencia de colesterol también es significativamente menor.

Sin embargo, esto no tiene consecuencias graves para la salud. La grasa saturada no se considera dañina, siempre que sea del tipo cis No trans.

Finalmente, Cabe señalar que la carne de pavo contiene una mayor cantidad de calcio que la carne de pollo: casi el triple. Este dato es interesante a la hora de establecer una dieta para prevenir patologías óseas. La ingesta regular de calcio reduce eficazmente el riesgo de desarrollar osteoporosis a edades más avanzadas.

También te puede interesar: ¿Cuánta carne podemos comer a la semana?

La preparación de la carne importa

Al cocinar carne de pavo o pollo, hay algunas cosas a considerar. La primera de ellas es que las mejores opciones son la plancha, el horno o la ebullición. De esta forma, los ácidos grasos no se modifican y se garantiza su seguridad.

Se debe evitar freír o empanizar estos alimentos. En estas situaciones, se pueden crear estos compuestos nocivos e incluso tóxicos para la salud humana, como los lípidos del tipo trans y acrilamida. Ambas sustancias pueden aumentar la inflamación sistémica, afectando órganos, tejidos y células.

Además, lo más adecuado es acompañarlos con verduras. De esta forma se asegura una adecuada ingesta de micronutrientes y antioxidantes.

Si además queremos introducir un carbohidrato, las mejores opciones son los tubérculos, las legumbres o el arroz integral. Es importante evitar la pasta y el pan siempre que sea posible, ya que sus altos niveles de azúcar en sangre pueden ser perjudiciales para el metabolismo de los azúcares en general.

Carne blanca.

La carne de pavo es muy similar a la carne de pollo en contenido nutricional, pero no en contenido de grasa.

Carne de pavo y carne de pollo: dos alimentos saludables

Tanto la carne de pavo como la de pollo se pueden incluir en una dieta saludable. Deben aparecer de forma habitual en la dieta porque representan una de las mejores fuentes de proteínas con alto valor biológico. Por otro lado, es bueno que el consumo de carnes blancas supere el consumo de carnes rojas.

En cualquier caso, los métodos de cocción influyen en el resultado final de los dos productos, que apenas presentan diferencias significativas entre ellos. Lo ideal es prepararlos a la plancha o al horno, sabiendo que también es posible cocinarlos en agua. Esto ayuda a mantener seguros los ácidos grasos.

Recuerda que la base de la dieta es la variedad: Por tanto, se recomienda alternar estos productos con otros alimentos con alto contenido proteico, como huevos, pescado y productos lácteos.

  • Landi F., Calvani R., Tosato M., Martone AM., Et al., Ingesta de proteínas y salud muscular en la vejez: de la plausibilidad biológica a la evidencia clínica. Nutrientes, 2016.
  • Szajewska H., Szajewski T., Controversia sobre grasas saturadas: importancia de las revisiones sistemáticas y el metanálisis. Crit Rev Food Sci Nutr, 2016. 56 (12): 1947-51.
  • A. Cano, Chedraui P goulu DC., Lopez P., et al., Osteoporosis cálcica posmenopáusica en la prevención de: guía clínica EMAS. Madurez, 2018 107: 7-12.
  • González, María Isabel Castro. «Ácidos grasos omega 3: beneficios y fuentes». Interciencia 27,3 (2002): 128-136.
  • Manuzza, Marcela Alejandra, et al. «Índice glucémico y carga glucémica: su valor en el tratamiento y prevención de las enfermedades crónicas no transmisibles». dieta 36.162 (2018): 29-38.
fuente original
//soaheeme.net/4/3422023