Saltar al contenido

¿Cómo hacer huevos duros perfectos según la ciencia? -Todosalud

¿Cómo hacer huevos duros perfectos según la ciencia?

Los huevos contienen proteínas de alta calidad que son esenciales para la salud humana.

Los huevos duros son una excelente comida. Por un lado, son una muy buena fuente de proteínas de alta calidad. y, por otro lado, contienen los ácidos grasos necesarios y una buena cantidad de vitamina D.

Durante muchos años, su consumo se limitó por temor a aumentar el colesterol sérico; sin embargo, hoy estas restricciones se han levantado. Comer huevos no aumenta los niveles de colesterol plasmático, como uno afirma artículo publicado en la revista Nutrientes. Además, es un alimento que debe incluirse con frecuencia en una dieta saludable.

Existen diferentes métodos de preparación de huevos y se debe evitar freír ya que es el peor. El método más utilizado es cocinar en agua. Los huevos duros se pueden agregar a muchas preparaciones. y asumir un pilar fundamental en la dieta de un buen número de deportistas.

Sin emabargo, Cocinar un huevo de la manera perfecta no es tarea fácil. Aquí detallaremos los pasos a seguir para lograr una cocina exquisita.

Recomendaciones para hacer huevos duros perfectos

Elección de huevo

El primer paso antes de empezar a cocinar el producto es elegir el tipo de huevo que queremos cocinar. En el mercado encontramos huevos de varios tamaños clasificados por letras. Normalmente, y al contrario de lo que se pueda pensar, los que tienen mejor calidad organoléptica son los pequeños.

Esto se debe a que un huevo pequeño tiene un sabor más concentrado. Sin emabargo, es común que los huevos más grandes sean más populares. Esto quizás esté relacionado con el precio más alto del huevo grande en comparación con el pequeño. La producción de huevos XL es menor, por lo que los productores se ven obligados a incrementar su valor.

Una canasta con huevos.

En el mercado encontraremos varios tipos de huevos, clasificados por letras. Mientras que los más altos nos atraen más, los más pequeños tienen un sabor más concentrado.

Te puede interesar: ¿Cuántos huevos debemos comer a la semana?

Temperatura de cocción

Una de las dificultades radica en la cocción de las dos partes que componen este alimento. El blanco y el amarillo se componen de diferentes elementos, por lo que la temperatura necesaria para cocinarlos puede variar ligeramente.

La temperatura correcta para cocinar un huevo en su conjunto es de 82 grados. A esta temperatura, estamos seguros de que la proteína de la clara de huevo alcanza un punto de cocción adecuado, mientras que el amarillo no se seca demasiado.

Es fundamental poner los huevos en agua hirviendo para evitar que el descascarado sea demasiado difícil. El tiempo de cocción adecuado es de 11 minutos y es necesario agregar sal al agua desde el principio.

Sin embargo, vale la pena detener el proceso de cocción una vez que el huevo esté listo. Para ello, preparar un recipiente lleno de agua con cubitos de hielo e introducir directamente los huevos una vez que estén fuera de la sartén. Después de unos 30 segundos, los huevos se pueden sacar del agua fría y empezar a cascar.

Un complemento ideal

El huevo duro es un ingrediente fundamental para un gran número de preparaciones culinarias. Es un elemento imprescindible en muchas ensaladas; se puede utilizar como principal fuente de proteínas o como elemento para realzar el sabor de los platos.

Asimismo, se puede consumir caliente o frío, y se conserva bien en la nevera. Aunque mucha gente tira la yema para consumir solo la clara, el huevo en su conjunto aporta una cantidad de nutrientes más que interesante para mantener una buena salud.

Así, se recomienda el consumo de huevo como una de las principales fuentes de proteínas. Estamos ante una proteína prácticamente perfecta en cuanto a calidad, según un estudio publicado en 2018. Contiene todos los aminoácidos esenciales para el ser humano, de alta digestibilidad.

Las tendencias actuales colocan el pescado y el huevo como las principales opciones de proteínas, relegando el consumo de carne a un segundo plano.

Come huevos.

Aunque algunas personas no consumen las yemas cuando comen los huevos, este alimento en su conjunto aporta nutrientes muy interesantes para la dieta.

Descubre también: 3 ensaladas de huevos que te agradarán

Cocine perfectamente los huevos y mejore su dieta

Hacer huevos duros es un proceso más complicado de lo que parece. Obtén una cocina perfecta, que asegura el mantenimiento de la calidad organoléptica del producto y facilita su posterior descascarado no es una tarea fácil.

Para ello, es necesario tener en cuenta la temperatura del agua y su inmediata inmersión en agua fría. Cabe señalar que el tiempo de cocción siempre dependerá del tamaño del huevo; los más grandes tardarán aproximadamente un minuto más en cocinarse que los más pequeños.

  • Blesso CN., Fernández ML., Colesterol dietético, lípidos séricos y enfermedades del corazón: ¿los huevos trabajan a favor o en contra? Nutrientes, 2018.
  • Liao W., Jahandideh F., Fan H., Son M., Wu J., Péptidos bioactivos derivados de la proteína del huevo: preparación, eficacia y absorción. Adv Food Nutr Res, 2018. 85: 1-58.
fuente original
//poosoahe.com/4/3422023