Saltar al contenido

¿Cómo incluir semillas en tu dieta? -Todosalud

¿Cómo incluir semillas en tu dieta?

¿Sabías que las semillas son una fuente de lípidos y nutrientes esenciales? Descubre sus beneficios seguido de algunos consejos para incorporarlos a tu dieta.

Una de las mejores estrategias nutricionales a seguir para mejorar su salud en general es incluir semillas en la dieta. Estos alimentos se han vuelto muy populares debido a su poder nutricional.

Por otra parte, las semillas permiten darle un toque crujiente diferente a las preparaciones. En este sentido, su valor añadido también es organoléptico. Es decir, mejoran, mediante la estimulación de los sentidos, la percepción que tenemos de la comida. En este artículo te explicamos todo esto en detalle, para que puedas empezar a incluir las semillas en tu dieta habitual. ¡No te lo pierdas!

Los beneficios de consumir semillas

Las semillas se caracterizan por su alto contenido en lípidos. La mayoría de ellos son insaturados, lo que es beneficioso para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Esta asociación se refleja en un artículo publicado en La base de datos Cochrane de revisiones sistémicas. Este último enfatiza las propiedades de las grasas insaturadas para reducir el riesgo de ataque cardíaco y muerte por enfermedad coronaria.

Estos diferentes nutrientes no solo se encuentran en las semillas. También están presentes en aceites vegetales, pescado azul y frutos oleaginosos como el aguacate.

De otra manera, muchas de estas semillas en el mercado también son ricas en proteínas. Se trata de proteínas vegetales, de menor valor biológico que las de origen animal.

Sin embargo, son interesantes para complementar la ingesta diaria de proteínas. De hecho, garantizar una ingesta adecuada de proteínas disminuye el riesgo de sarcopenia, según un investigación publicada en la revista Investigación nutricional. La sarcopenia es la pérdida de masa muscular. Está relacionado con el sedentarismo y el envejecimiento.

Incluya una amplia variedad de semillas en su dieta.

Lea también: ¿Es saludable eliminar todas las fuentes de grasa?

3 formas de incluir semillas en tu dieta

Aquí le mostramos cómo introducir las semillas de manera conveniente y fácil en su dieta diaria. Siguiendo estos consejos, podrás incrementar su consumo diario sin demasiado esfuerzo.

1. Preparar bochas y batidos

Una de las mejores alternativas a la ingestión de semillas es preparar bochas y batidos saludable. De hecho, es recomendable incorporar estas recetas a la dieta para complementar las meriendas e incluso los desayunos.

Estas recetas le permiten utilizar una variedad de ingredientes, como verduras y frutas. También puede agregar leche o bebidas vegetales. Las semillas son un elemento decorativo y crujiente en estas preparaciones, además de aportar importantes cualidades nutricionales.

En cualquier caso, no se recomienda utilizar cantidades excesivas. Efectivamente, como hemos apuntado, son ricos en grasas, lo que aumenta el valor calórico del plato. Por tanto, es preferible no consumir en exceso para evitar un desequilibrio energético en la dieta.

Esta situación podría promover un aumento de peso. Lo que tendría repercusiones negativas en la salud, según un estudio publicado en la revista Investigación de circulación. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo cardiovascular que también favorecen el desarrollo de trastornos metabólicos, como la diabetes.

2. Incorporar semillas en yogures

Otra forma de consumir semillas es agregarlas al yogur. Estos productos lácteos permiten la combinación con estos ingredientes, e incluso con frutos secos.

La mezcla crea un alimento con una alta densidad nutricional en cuanto a grasas y proteínas. Además, el resultado es muy bajo en carbohidratos. Lo que lo hace adecuado para cualquier persona con una dieta cetogénica.

La riqueza en micronutrientes de esta preparación es muy interesante. De hecho, los niveles de calcio en el cuerpo aumentarán. Lo que tendrá un impacto positivo en el tejido óseo, así como en la prevención de osteoporosis.

3. Semillas en sopas de verduras

Finalmente, es aconsejable agregar semillas a las sopas de verduras. Estas recetas se caracterizan por un alto contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Si, además, le agregas semillas, aumentas la ingesta de proteínas y grasas. El resultado es, sin duda, un plato mucho más completo.

Existen diferentes tipos de semillas para incorporar a los purés en función de las características organolépticas que se desee o de su sabor. Las semillas de sésamo suelen ser las más populares. Pero prueba también las semillas de chía, son mucho más pequeñas y mejoran la textura del plato.

Una mujer comiendo un tazón de cereal.

Descubra también: Bebidas de origen vegetal: propiedades y beneficios

Agregue semillas a su dieta para enriquecer su valor nutricional

Como hemos visto, consumir semillas puede aumentar la ingesta de ciertos nutrientes que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Recuerda no abusar de ellos ya que son alimentos de alta energía que pueden condicionar el equilibrio calórico.

Intente incluirlos en yogures, batidos y sopas o puré de verduras. También puedes variar los placeres gracias a la multitud de semillas que existen en el mercado. También se pueden utilizar juntos, en combinación o solos, según sus gustos y preferencias.

  • Abdelhamid AS., Martin N., Bridges C., Brainard JS., Et al., Ácidos grasos poliinsaturados para la prevención primaria y secundaria de enfermedades cardiovasculares. Cochrane Database Syst Rev, 2018.
  • Naseeb MA., Volpe S., Proteína y ejercicio en la prevención de la sarcopenia y el envejecimiento. Nutr Res, 2017. 40: 1-20.
  • Ortega FB., Lavie CJ., Blair SN., Obesidad y enfermedad cardiovascular. Circ Res, 2016. 118 (11): 1752-70.
  • Guzmán, Rafael González y Julián Alcalá Ramírez. «Enfermedad isquémica del corazón, epidemiología y prevención». Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM 53,5 (2010): 35-432.
  • Armeno, Marisa y col. «Consenso Nacional sobre Dieta Cetogénica». Rev Neurol 59,5 (2014): 213-23.
  • Torresani, MARÍA ELENA. «Enfoque nutricional en la prevención de la osteoporosis». Osteol real 3 (2007): 76-80.
  • Di Sapio, Osvaldo y col. «Chía: importante antioxidante vegetal». (2008).
  • Calañas-Continente, Alfonso J. y Diego Bellido. «Bases científicas de una dieta saludable». Revista de Medicina de la Universidad de Navarra (2006): 7-14.
fuente original
//ailrouno.net/4/3422023