Saltar al contenido

¿Cuáles son las propiedades de la leche de avellana? -Todosalud

¿Cuáles son las propiedades de la leche de avellana?

¿Conoces los beneficios de la leche de avellana? Además de ser una bebida con un sabor muy agradable, la leche de avellana aporta nutrientes que contribuyen a la salud. Obtenga más información en este artículo.

Las propiedades de la leche de avellana son útiles nutricionalmente si eres vegano, vegetariano o intolerante a la lactosa. ¿Sabes cuáles son sus beneficios?

Aunque la mayoría de la gente la conoce por este nombre, podríamos decir que es en realidad, una bebida vegetal hecha con avellanas y agua., en el que encontramos los nutrientes contenidos en esta fruta. De ahí provienen sus cualidades.

Leche de avellana: ¿cuáles son sus propiedades?

Aunque su composición química no se parezca a la de la leche animal, la leche de avellana también aporta beneficios en el organismo. Esto es especialmente evidente si se incorpora a una dieta variada y adecuada.

De hecho, Las avellanas, como otros frutos secos, son enérgicas y completas. Aportan vitaminas, minerales, proteínas y ácidos grasos insaturados, así como fibra y sustancias antioxidantes. Por tanto, una bebida a base de avellanas permite ingerir estos nutrientes.

Ahora echemos un vistazo más de cerca a sus propiedades beneficiosas.

La leche de avellana contribuye al crecimiento y formación de tejidos.

Entre los minerales que aportan las avellanas, encontramos potasio, calcio, fósforo, magnesio, zinc y hierro. Todos son necesarios para formar tejido, llevar a cabo procesos vitales y ayudar al crecimiento. Los pequeños procesos metabólicos de las células necesitan estos elementos esenciales.

Cabe señalar aquí que el calcio no se absorbe al 100%, como ocurre con los productos lácteos. Sin embargo, en las personas que no la consumen, la leche de avellana puede ser una fuente importante. Si compra sus bebidas a base de plantas, se recomienda que elija aquellas que estén fortificadas con calcio.

La leche de avellana contribuye al crecimiento y formación de tejidos.

Ver también: Cómo no perder calcio en los huesos

Previene las enfermedades cardiovasculares.

Las grasas predominantes en los frutos secos son los ácidos grasos insaturados, especialmente los de la familia omega-9, también presentes en almendras y pistachos. El omega-3 también está presente, pero en menor medida.

Leer: 10 razones por las que debería comer pistachos

Estos lípidos son esenciales para el desarrollo y la función del sistema nervioso, y también para mantener bajo el colesterol malo (LDL), mantener el colesterol bueno (HDL) y reducir los triglicéridos. De acuerdo a estudios científicos disponible, La leche de avellana tendría la propiedad de contribuir a la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Retrasa el envejecimiento

Dado que contiene zinc, magnesio y vitamina E, La leche de avellana tiene, entre sus propiedades, efectos antioxidantes. Por tanto, es útil para prevenir daños en las células y retrasar el envejecimiento. Además, también mantiene la elasticidad de los vasos sanguíneos.

Previene el estreñimiento y mejora la función digestiva.

Las avellanas contienen fibra que contribuye al óptimo funcionamiento del tracto gastrointestinal, previniendo y mejorando los síntomas relacionados, como el estreñimiento y la formación de divertículos.

La fibra es un regulador natural de la peristalsis y, por tanto, es útil en personas que sufren de estreñimiento crónico. De cualquier manera, su consumo diario total debe establecerse en función de la funcionalidad de la microbiota intestinal, con la que interactúan.

La leche de avellana protege el sistema nervioso

Las avellanas contienen hierro, ácido fólico y otras vitaminas del complejo B, como B1, B2, B3 y B6. Por tanto, su ingestión es beneficiosa para el desarrollo neuronal. y promueve el cuidado del sistema nervioso. También podemos comer avellanas desde la infancia y durante toda la vida.

¿Cómo se elabora la leche de avellana para conservar sus propiedades?

Si quieres hacerlo tú mismo en casa, califica esta receta. Necesitarás un litro de agua potable y avellanas, pero si quieres también puedes añadir pasas, dátiles, vainilla u otros ingredientes para darle sabor. Estos son los diferentes pasos:

  • Primeramente, es necesario remojar las avellanas durante 8 horas para que se hidraten lo suficiente y dupliquen su volumen. Recuerde que deben estar crudos y no asados.
  • Después de estas pocas horas, deben gastarse y colocarse en un robot.
  • Y en principio puedes usar tres tazas de agua por cada taza de avellanas remojadas pero si desea que la leche esté más concentrada, puede variar las cantidades. Debes agregar el agua gradualmente para facilitar el proceso.
  • Una vez lista la preparación, simplemente pásala por un filtro de tela para separar el líquido y, una vez que hayas terminado, tendrás tu bebida vegetal
  • Finalmente, vierte la leche en un biberón con tapón y agrega los ingredientes que elijas para darle sabor.

En general, las presentaciones industriales tienen azúcar extra, algo que puede comprobar leyendo las etiquetas. En ocasiones se refuerzan con calcio para que tengan el mismo aporte que la leche de origen animal. Evidentemente, también añadimos conservantes y utilizamos métodos tecnológicos.

¿Cómo preparar leche de avellana casera?

¿Qué recordar sobre los beneficios de la leche de avellana?

Esta bebida es útil y complementaria a una dieta sana y variada. Sin embargo, recuerde que no tiene los mismos nutrientes que la leche de vaca.

Si no consume productos lácteos, necesita obtener nutrientes como el calcio y las proteínas de otras fuentes alimenticias. Es ideal buscar el consejo de un nutricionista para prevenir problemas futuros ya que la deficiencia de nutrientes tiene serias consecuencias a largo plazo.

De otra manera, si incorporas leche de avellana a tu dieta, contribuirás a tu salud cardiovascular y ralentizarás el proceso de envejecimiento. Sin embargo, prefiere las recetas naturales y caseras para no tener que consumir elementos añadidos por la industria. De cualquier manera, si lo compra en una tienda, lea atentamente la etiqueta para asegurarse de lo que está comprando.

  • Naranjo García, CM (2018). Análisis de las propiedades de la Avellana (Corylus Avellana L.) para la elaboración de una bebida alcohólica artesanal “Cafellana” y su comercialización en la ciudad de Guayaquil (Tesis de Licenciatura, Universidad de Guayaquil, Facultad de Ingeniería Química).
  • Dyner, Luis y col. «Contenido de calcio, fibra dietética y fitatos en diversas harinas de cereales, pseudocereales y otros». Informe bioquímico clínico latinoamericano 50.3 (2016): 435-443.
  • Nutricional, Centro de Salud. «Diferencias nutricionales de la gama de leches vegetales ALPRO-CAPSA». (2017).
  • de Campagnaro, Evila Dávila. «Bebidas vegetales y leche de otros mamíferos». Archivos venezolanos de puericultura y pediatría 80,3 (2017): 96-101.
  • López Uriarte, Patricia Josefina. Efecto del consumo de frutos secos sobre el estrés oxidativo. Diss. Universidad Rovira i Virgili.
  • HOJA DE NUTRICIÓN Y EDUCACIÓN ALIMENTARIA N ° 54 FRUTOS SECOS: Aliados para tus comidas. Disponible en: http://www.alimentosargentinos.gob.ar/HomeAlimentos/Nutricion/fichaspdf/Ficha_54_Frutos_Secos.pdf.
  • de Campagnaro, ED (2017). Bebidas vegetales y leche de otros mamíferos. Archivos venezolanos de puericultura y pediatría, 80(3), 96-101.
  • Herrera, Martha Coronado, et al. «Ácidos grasos omega-3 y omega-6: nutrición, bioquímica y salud». Revista de educación bioquímica 25,3 (2006): 72-79.
  • Arós, Fernando y Ramón Estruch. «Dieta mediterránea y prevención de enfermedades cardiovasculares». Revista Española de Cardiología 66.10 (2013): 771-774.
fuente original
//usounoul.com/4/3422023