Saltar al contenido

Lactancia materna y espirulina: ¿son compatibles? -Todosalud

Lactancia materna y espirulina: ¿son compatibles?

Muchas personas recomiendan consumir espirulina durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, no hay pruebas suficientes para respaldar su compatibilidad. Descubre más acerca de esto.

En realidad, No existe un acuerdo categórico sobre la compatibilidad entre la lactancia materna y la espirulina. Muchos profesionales consideran que esta combinación es positiva, pero no consideran los posibles efectos importantes. Para otros, sin embargo, puede haber alguna incompatibilidad.

Recuerda que la espirulina es un alga que pertenece al género Artrospira y quien, desde hace algún tiempo, se promociona como un complemento nutricional con propiedades excepcionales. De hecho, aporta una gran cantidad de nutrientes y sirve como complemento contra determinadas enfermedades.

La espirulina está disponible en el mercado en forma de píldoras o tabletas. También está disponible en forma líquida y en polvo. Suele venderse en tiendas naturistas. Sin embargo, ningún estudio publicado advierte sobre efectos secundarios o interacciones de riesgo con esta sustancia.

Espirulina y sus propiedades

Aunque buena parte de los médicos no percibe las excepcionales propiedades de la espirulina, lo cierto es que el consumo de esta sustancia se ha vuelto muy popular. Según sus partidarios, Se cree que presenta propiedades para las siguientes condiciones:

Vaso de espirulina.

“La espirulina fue una fuente de estudio ya que es muy rica en nutrientes y ha demostrado sus efectos positivos en la salud”.

Lea también: ¿Cuándo y cómo consumir espirulina para que sea más eficaz?

Lactancia materna y espirulina: los argumentos a favor

Algunas personas consideran que la lactancia materna y la espirulina son perfectamente compatibles. También recomiendan esta combinación durante el embarazo. Sus argumentos son que restaura las deficiencias nutricionales de la madre y contribuye al desarrollo normal del bebé.

La espirulina protege a la madre durante el embarazo porque contiene 10 veces más hierro que los alimentos comunes. Esto entonces permite prevenir la anemia. También tiene un alto contenido en calcio, un mineral esencial durante el embarazo.

Cuando se trata de la lactancia materna y la espirulina, algunas personas creen que son compatibles. De hecho, según la creencia popular, La espirulina ayuda a entregar más nutrientes al bebé a través de la leche materna. Contiene, entre otras cosas, ácido gamma-linoleico, fundamental para la desarrollo cerebral correcto del bebé.

Lactancia materna y espirulina: argumentos en contra

También hay un conjunto de personas que perciben una incompatibilidad entre la lactancia materna y la espirulina. Ciertas marcas de espirulina declarar expresamente que no debe ser consumido por mujeres durante el embarazo o la lactancia, ni por niños muy pequeños. También advierten de posibles efectos secundarios.

Además, su argumento se relaciona principalmente con la gran cantidad de yodo que contiene la espirulina que puede alterar, en mayor o menor medida, función tiroidea. Sin embargo, ningún estudio relevante prueba esta relación.

Lo que se informó en un artículo reciente, publicado en Medicina de la lactancia maternaes eso La suplementación con espirulina durante la lactancia cambia el color de la leche y le da un tono verde azulado. Sin embargo, no se encontraron anomalías en la composición de la leche y, después de suspender la espirulina, la leche volvió a su color normal durante los días siguientes.

Una mujer amamantando a su bebé.

“No se excluyen los posibles efectos negativos entre la lactancia materna y la espirulina. Por tanto, es un complemento que requiere supervisión médica. «

Descubra también: Medicamentos compatibles con la lactancia

Conclusión…

Los estudios científicos disponibles no apoyan las propiedades declaradas de la espirulina. Pero tampoco hay estudios formales que los excluyan. En este caso, como en otros, es mejor consultar a un médico antes de consumir regularmente esta sustancia. Especialmente durante el embarazo y la lactancia.

Además, hay muchas sustancias que se venden como espirulina, pero que en realidad no tienen la misma composición. Se ha descubierto que algunos suplementos dietéticos de espirulina contienen niveles más altos de arsénico.

Asimismo, no todas las presentaciones son fiables y están garantizadas. Finalmente, también es necesario verificar la calidad del producto y luego comprarlo en las tiendas de una fuente confiable.

  • Shamosh Halabe, S. (2009). Historia, nutrición, salud y ecología para generar estrategias de comunicación sobre la espirulina (A. maxima) (Tesis de maestría, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología).
  • Yousefi, R., Mottaghi, A. y Saidpour, A. (2018). Spirulina platensis mejora eficazmente las mediciones antropométricas y los trastornos metabólicos relacionados con la obesidad en individuos sanos obesos o con sobrepeso: un ensayo controlado aleatorio. Terapias complementarias en medicina, 40, 106-112. https://doi.org/10.1016/j.ctim.2018.08.003
  • Bashandy SA, El Awdan SA, Ebaid H, Alhazza IM. El potencial antioxidante de la Spirulina platensis mitiga el estrés oxidativo y la reprotoxicidad inducida por el arsenito de sodio en ratas macho. Oxid Med Cell Longev. 2016; 2016: 7174351. doi: 10.1155 / 2016/7174351
  • Wu, Q., Liu, L., Miron, A., Klímová, B., Wan, D. y Kuca, K. (2016, 1 de agosto). Las actividades antioxidantes, inmunomoduladoras y antiinflamatorias de la espirulina: una descripción general. Archivos de Toxicología. Springer Verlag. https://doi.org/10.1007/s00204-016-1744-5
  • Kapoor, R. y Mehta, U. (1993). Efecto de la suplementación con alga verde azulada (Spirulina) sobre el resultado del embarazo en ratas. Alimentos vegetales para la nutrición humana, 43(1), 29–35. https://doi.org/10.1007/BF01088093
  • Naor, N., Fridman, E., Kouadio, F., Merlob, P. y Linder, N. (2019). Leche materna verde tras la ingestión de algas verdiazules: informe de un caso. Medicina de la lactancia materna, 14 (3), 203–204. https://doi.org/10.1089/bfm.2018.0184
fuente original
//luvaihoo.com/afu.php?zoneid=3422023