Saltar al contenido

Nutri-Score: el nuevo etiquetado nutricional -Todosalud

Nutri-Score: el nuevo etiquetado nutricional

El Nutri-Score tiene una serie de limitaciones en la práctica. No obstante, esta es una gran iniciativa para comparar alimentos del mismo tipo.

Nutri-Score es un nuevo etiquetado nutricional que Califica los alimentos en función de su seguridad. Obtenga más información sobre este sistema.

La evolución del Nutri-Score

El algoritmo que sirve de base al Nutri-Score fue creado en 2005 por un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford. con el fin de regular la publicidad dirigida a niños.

Posteriormente, en 2015, al observar que su aplicación a determinados productos arroja resultados incompatibles con las recomendaciones nutricionales de salud pública, el Consejo Superior de Salud Pública de Francia estableció los criterios para lograr un algoritmo que dé resultados consistentes para cualquier producto.

La última modificación se produjo hace unos meses y es España la «culpable» de ella. El algoritmo Nutri-Score dio marcas negativas al aceite de oliva a pesar de que es un producto saludable. Por suerte, Francia tuvo en cuenta la petición española y eliminó el aceite de oliva de la lista de productos que deben enviar a Nutri-Score.

El sistema Nutri-Score.

¿Cómo funciona Nutri-Score?

El resultado final es un sistema de etiquetado nutricional simplificado que busca informar al consumidor de forma clara, sencilla y directa.

El etiquetado se muestra en el frente de cada producto, identificándolo con un color que pasa de verde (más saludable) a rojo (menos saludable), a través de tres opciones intermedias. Además, cada color está asociado con una letra (AE) para ayudar a las personas daltónicas.

La clasificación es el resultado de una operación matemática que establece que las calorías, el azúcar, la sal y las grasas saturadas penalizan, mientras que la fibra y la proteína suman puntos.

Las letras de Nutri-Score.

El sistema Nutri-Score utiliza letras y colores para clasificar los alimentos según su seguridad.

Nutri-Score: una buena medida inicial con limitaciones

A priori, el sistema es una muy buena opción para seleccionar alimentos saludables sin tener grandes conocimientos nutricionales. Sin embargo, el sistema todavía tiene algunas limitaciones lo cual, si no los tenemos en cuenta, puede llevarnos a elegir alimentos poco saludables pensando que lo son.

El Nutri-Score solo se aplica a alimentos con más de un ingrediente

Esto no significa que los alimentos que no contienen etiquetado sean peores. De lo contrario. Sin embargo, si no lo explicamos bien, fácilmente podríamos leerlo al revés: “si no tiene etiqueta, es peor que los demás”.

Más información: Entrevista a Carlos Ríos: el movimiento realfooding

La aplicación del nuevo etiquetado nutricional es voluntaria

Siendo por el momento, la aplicación de Nutri-Score es voluntaria y cada empresa tiene la opción de mostrarlo o no en cada uno de sus productos.

A priori, No es bueno ni malo que una empresa haya optado por no unirse al sistema. Sin embargo, se podría pensar erróneamente que la calidad de sus productos es idéntica a la de los alimentos que no tienen etiqueta porque no deberían tenerla (frutas, verduras, huevos, etc.).

Coca Cola, PepsiCo, Nestlé, Mars, Unilever y Mondelez, en 2017, rechazaron la aplicación de Nutri-Score y decidió crear elEtiqueta de nutrición evolucionada (ENL). Es un sistema tricolor que, tras un análisis cuantitativo, da una puntuación por ración y no por 100 g. Esto explica por qué sus productos, a pesar de su mala composición nutricional, obtienen buenas calificaciones.

Nutri-Score no penaliza la presencia de ningún edulcorante

Tal circunstancia hace un refresco ligero, incluso si no es saludable, está en la misma categoría que otros productos que lo son. Lo mismo sucede con los yogures diluidos que obtienen una puntuación tan alta como sus contrapartes naturales.

Cabe recordar que la presencia de edulcorantes artificiales es perjudicial para la microbiota intestinal porque altera su composición y su diversidad. Esto es lo que artículo publicado en la revista Toxicología alimentaria y química.

Esto reafirma la idea de que Nutri-Score solo es útil para comparar diferentes opciones de una misma familia (tipos de cereales), diferentes productos de la misma marca (cereales de chocolate de diferentes marcas) o diferentes productos que comparten una ocasión de consumo (cereales, galletas, magdalenas, etc.).

Lea también: Edulcorantes contra la obesidad: ¿mito o realidad?

No destaca la presencia de grasas saludables

Aunque se ha demostrado que las grasas monoinsaturadas tienen un potente efecto cardioprotector y los omega-3 un gran efecto antiinflamatorio, según un estudio publicado en la revista Transacciones de la sociedad bioquímica, su presencia no se evalúa positivamente en la fórmula.

Nutri-Score no tiene en cuenta la calidad de las proteínas

Parece que la calidad de las proteínas no importa. Nutri-Score no tiene en cuenta su valor biológico (estén o no compuestos por todos los aminoácidos esenciales) ni su digestibilidad (cantidad de proteína disponible para su uso por el organismo).

No todas las proteínas son iguales y Nutri-Score no tiene esto en cuenta.

El nuevo sistema de etiquetado nutricional podría dar resultados inconsistentes

En la práctica, parecería que Nutri-Score puede dar resultados inconsistentes. Esto ocurre cuando da una valoración positiva a determinados cereales que, a pesar de su enorme cantidad de azúcar, contienen gran cantidad de fibra.

Su alto contenido de fibra significa que el resultado final se inclina hacia el lado verde de la escala, cuando la realidad es bastante diferente. Por tanto, es nuevamente evidente que Nutri-Score no permite ningún tipo de comparación.

Una buena medida inicial que necesita mejorar

Nutri-Score es una buena medida inicial de acuerdo con Salud Pública y sus límites no son tan serios como para negarlo. De hecho, un estudio realizado en 2018, con 12.000 sujetos de diferentes países, concluyó que Nutri-Score era la mejor manera de identificar la opción más saludable dentro de una sola categoría. Aquí hay algunas recomendaciones de uso:

  • Los alimentos reales, incluso si no tienen etiqueta, siempre serán la mejor opción.
  • No utilice este sistema para cualquier comparación sino para comparar diferentes opciones a un mismo nivel de producto o familia (diferentes tipos de cereales o bebidas, por ejemplo) o para comparar diferentes productos atribuibles a la misma ocasión (pasteles, snacks para una fiesta de cumpleaños). , etc.).
  • Si tiene que elegir entre natural o endulzado, opte siempre por lo natural, sin importar lo que diga la etiqueta.

  • Lobach AR., Roberts A., Rowland IR., Evaluación de los datos in vivo sobre edulcorantes bajos en calorías o sin calorías y la microbiota intestinal. Food Chem Toxicol, 2019. 124: 385-399.
  • Calder PC., Ácidos grasos omega 3 y procesos inflamatorios: de las moléculas al hombre. Biochem Soc Trans, 2017. 45 (5): 1105-1115.
  • Engenll M., Talati Z., Hercberg S., Pettigrew S., Julio C., Comprensión objetiva de las etiquetas nutricionales del frente del paquete: un estudio experimental comparativo internacional en 12 países. Nutrientes, 2018.
fuente original
//dooloust.net/4/3422023