Saltar al contenido

¿Qué son las proteínas y para qué sirven? -Todosalud

¿Qué son las proteínas y para qué sirven?

La proteína es uno de los tres macronutrientes. Es necesario consumirlos a diario. Te explicamos por qué y cuáles son sus funciones en particular. No te pierdas esta oportunidad.

Es importante que sepa qué es la proteína. Estos nutrientes esenciales los proporciona la dieta. y realizar una multitud de funciones en el cuerpo.

Te contamos en detalle todo lo que necesitas saber sobre ellos. Una vez que comprenda las implicaciones para la salud de las proteínas, probablemente querrá concentrarse más en satisfacer las necesidades de este nutriente.

Macronutrientes

Hay 3 tipos de macronutrientes: proteínas, grasas y carbohidratos. Ellos reciben este nombre porque se encuentran en grandes cantidades en los alimentos, que permite satisfacer las necesidades energéticas del organismo.

Las funciones específicas de las proteínas son diversas. Se encuentran en alimentos de origen animal y vegetal y forman parte de estructuras y tejidos celulares. Por tanto, asegurar una correcta ingesta permite evitar la pérdida de masa muscular.

los literatura científica actual indica que Uno de los factores de riesgo para la aparición de sarcopenia es la falta de ingestión de las proteínas necesarias.. Esta enfermedad es causada por la destrucción gradual de los músculos y la pérdida de fuerza en todo el cuerpo.

Además, las proteínas tienen muchas otras implicaciones fisiológicas y anatómicas. Pueden actuar como enzimas, catalizando las reacciones internas de las células y el entorno interno.. Sería una aceleración de procesos que normalmente se ralentizan. Incluso es posible convertirlos en glucosa en el hígado para obtener energía.

Los músculos del brazo de un hombre.
Una de las principales funciones de las proteínas es construir tejido muscular.

También te puede interesar: ¿Son los carbohidratos importantes en la dieta?

Consume proteínas para una buena composición corporal.

Una deficiencia de proteínas puede provocar enfermedades. Hasta hace poco, se decía que un exceso también lo haría. Hoy, sin embargo, la preocupación se centra más en sufrir una deficiencia.

Aunque las proteínas del cuerpo son capaces de realizar una amplia gama de tareas, su función más importante es estructural. En el caso de los deportistas, es fundamental asegurar una buena ingesta que permita el crecimiento muscular.

Aunque se recomienda una ingesta de 1,2 gramos de nutrientes por kilogramo de peso al día para las personas sedentarias, para los deportistas esta ingesta se acerca a los 2 gramos. Una revisión reciente de estudios publicados en Revista de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva incluso recomienda aumentar el consumo a 3 gramos por kilogramo de peso por día en personas que sufren de atrofia muscular severa.

Pero no es solo en el contexto del deporte donde es necesario controlar su consumo. La proteína ayuda a prevenir y reducir los procesos de caquexia asociados con el cáncer, como dicen los expertos. Esta condición consiste en una pérdida gradual de peso y músculo que aumenta el riesgo de muerte en pacientes con cáncer.

Para más información: Dietas ricas en flavonoides

¿Su consumo afecta la función renal?

Uno de los argumentos utilizados para limitar la ingesta de proteínas fue que un consumo excesivo podría provocar daño hepático y renal a medio plazo. Es por esto que se ha recomendado no superar los 0,8 gramos de nutrientes por kilogramo de peso para personas muy sedentarias.

Sin embargo, un estudio publicado en 2017 analizaron los resultados de varios estudios en los que se administraron altas dosis de proteína dietética durante un largo período. Los resultados de la mayoría de estos estudios mostraron que no se encontró daño en la función renal. Es por eso que las dietas altas en proteínas ahora se consideran seguras.

No todas las proteínas son iguales

Ahora conoces la importancia de una buena ingesta de proteínas. Sin embargo, no todas las proteínas aportadas por la dieta son de la misma calidad. Hay dos clases básicas, según su origen: proteínas animales y vegetales.

Los primeros se caracterizan por presentar un valor biológico importante. Esto significa que contienen todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo humano (aquellos que el cuerpo no es capaz de producir) y disfrutan de un nivel aceptable de digestibilidad.

Por el contrario, las proteínas vegetales generalmente carecen de ciertos aminoácidos esenciales. Además, su digestibilidad es menor, lo que condiciona su absorción. También son necesarios en una dieta variada, pero conviene asegurarse de que al menos el 50% de las proteínas de la dieta sea de origen animal.

Para que entiendas la importancia de los aminoácidos esenciales, vamos a señalar que algunos de ellos están involucrados en el mantenimiento de la masa muscular. Este es el caso de la leucina. Es capaz de estimular las vías anabólicas del cuerpo, aumentando así la formación de tejido magro.

UNA encuesta reciente publicada en el Revista de nutrición asegura que la suplementación de este aminoácido de forma aislada sea capaz de prevenir la pérdida de masa muscular en los ancianos. De cualquier manera, esta siempre será la mejor forma de incorporarlo a la dieta.

Importancia de las proteínas vegetales en la dieta.
La proteína vegetal debe formar parte de la dieta, pero es menos digerible que la proteína animal.

Asegúrese de obtener suficientes proteínas en su dieta

Hemos visto la importancia de las proteínas en la dieta. Una ingesta insuficiente de este nutriente condicionará la salud de los músculos. Pueden verse afectadas otras reacciones fisiológicas, como la formación de determinadas hormonas.

Para asegurarse de obtener la cantidad de proteína que necesita, es fundamental analizar su dieta. Si aparece un alimento de origen animal en cada comida principal, es poco probable que tenga deficiencia. Sin embargo, trate de asegurarse de que también incluya proteína vegetal en su dieta.

Hasta hace unos años se creía que 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal era la cantidad correcta para consumir en un día. Hoy, sin embargo, la recomendación se ha incrementado. No descuides tu ingesta de proteínas y a la larga beneficiará tu salud.

  • Naseeb MA., Volpe SL., Proteína y ejercicio en la prevención de la sarcopenia y el envejecimiento. Nutr Res, 2017. 40: 1-20.
  • Jager R., Kerksick CM., Campbell BI., Cribb PJ., Et al., Posición de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva: proteína y ejercicio. J Int Soc Sports Nutr, 2017.
  • Teixeira FJ., Santos OH., Howell SL., Pimentel GD., Proteína de suero en la terapia del cáncer: una revisión narrativa. Pharmacol Res, 2019. 144: 245-256.
  • Borack MS., Volpi E., Eficacia y seguridad de la suplementación con leucina en ancianos. J Nutr, 2016. 146: 2625-2629.
  • Kamper AL., Strandgaard S., Efectos a largo plazo de las dietas ricas en proteínas sobre la función renal. Annu Rev Nutr, 2017. 37: 347-369.
  • Morales, Jean Paolo Zea, et al. «Aminoácidos en el cuerpo humano». RECIMUNDO: Revista científica de investigación y conocimiento 1.5 (2017): 379-391.
  • Azcona, Ángeles Carbajal. «Proteínas». ÁC Azcona, Manual de Nutrición y Dietética (2013): 45-48.
  • León-Latre, Montserrat, et al. «Estilo de vida sedentario y su relación con el perfil de riesgo cardiovascular, la resistencia a la insulina y la inflamación». Revista Española de Cardiología 67,6 (2014): 449-455.
  • Hernández Triana, Manuel. «Recomendaciones nutricionales para humanos: actualización». Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas 23.4 (2004): 266-292.
fuente original
//zuphaims.com/4/3422023