Saltar al contenido

¿Qué sucede en el cuerpo después del exceso de fibra? -Todosalud

¿Qué sucede en el cuerpo después del exceso de fibra?

Sabemos que el consumo de fibra es beneficioso para la salud. Sin embargo, si nuestra dieta es demasiado rica en fibra, pueden aparecer algunos efectos negativos. Descubra cuáles.

La ingesta excesiva de fibra puede provocar ciertas complicaciones en el organismo, aunque esta es una sustancia que casi siempre resulta beneficiosa. De cualquier manera, lo invitamos a descubrir los riesgos para la salud del exceso de fibra.

El consumo diario de alimentos que aportan fibra es necesario para la salud en general. Su contribución influye directamente en la regulación del tránsito intestinal e incluso en la mejora del estado de ánimo.

Fibra dietética para la salud

Este compuesto es un grupo de sustancias no digeribles que se clasifican, químicamente hablando, en solubles e insolubles. Se encuentran en alimentos vegetales: frutas, verduras, cereales y legumbres.

Diferentes estudios sugirió que tienen efectos positivos en la prevención del estreñimiento, la mejora de la calidad de la microbiota intestinal, la prevención de enfermedades como la diabetes tipo 2, la hipertensión y el cáncer, entre otras patologías.

En relación con esta idea, entidades como Organización Mundial de la Salud Recomiendo consumir suficiente fibra, lo que significa unos 25 gramos por día.

Una taza de cereal.

Las fibras de los cereales se ingieren mucho a la hora del desayuno, pero un consumo excesivo puede ser perjudicial.

¿Qué pasa cuando hay exceso de fibra?

Aparte del hecho de que este componente no se digiere, tiene la capacidad de llevar consigo sustancias como el colesterol, ciertas vitaminas y minerales. Las fibras se eliminan con las heces.

Aquí es donde surgen algunas de las complicaciones del exceso de fibra. Ahora te contamos más al respecto.

Problemas digestivos

Una de las complicaciones del exceso de fibra es la aparición de gases y distensión abdominal. Esto se ve con frecuencia en personas que no están acostumbradas a la fibra, como después de ingerir legumbres que no se han remojado.

Dependiendo de la cantidad de gas generado, pueden producirse molestias y dolores importantes por el meteorismo. Esto es causado por la acumulación excesiva de gases en el tracto gastrointestinal.

Según algunos estudios científicos, cuando la ingesta diaria supera los valores normales, podemos observar, además de los inconvenientes mencionados anteriormente:

  • Heces blandas y diarrea.
  • Deshidración.
  • Calambres musculares.
  • Obstrucción intestinal cuando no proporciona suficiente agua.

Siga leyendo: Las 7 causas más comunes de exceso de gas

Alteración en la absorción de ciertos minerales.

Ingestión excesiva y continua de fibra. puede tener un efecto anti-nutrientes y afectar la absorción de minerales como calcio, hierro, cobre y zinc.

Estos forman compuestos insolubles con elementos que integran fibra, como los fitatos de los cereales, los tanatos que se encuentran en las lentejas, frijoles, espinacas y plátanos, u oxalatos de la coliflor y las habas. Por tanto, su metabolismo se ve afectado.

Reducción de la absorción de fármacos.

Para complementar lo que dijimos en el párrafo anterior, la fibra también puede disminuir la efectividad de los medicamentos. Por tanto, podemos ver alterando tomar ciertos antidepresivos, suplementos de hierro y medicamentos para la diabetes o hipotiroidismo, como metformina y levotiroxina.

Si está consumiendo alguno de estos medicamentos, se recomienda que espere un período de 3 o 4 horas para consumir alimentos que contengan fibra. En cualquier caso, consulte a un médico o nutricionista para sugerir la forma más adecuada de tomarlos.

Recomendaciones para evitar el exceso de fibra

Estreñimiento en una mujer.

Uno de los efectos adversos de consumir demasiado es el meteorismo de las fibras.

En general, La fibra en la dieta debe ser de 3: 1. La porción que debería dominar es la insoluble. Algunos alimentos que lo contienen son los cereales integrales, los frijoles, los guisantes y la mayoría de las frutas maduras.

Además, productos como zanahorias, calabazas, cítricos, legumbres, ciruelas y avena son alimentos que contienen fibra soluble. Por eso se recomienda variar la ingesta de frutas y verduras.

En relación con este punto, los nutricionistas han desarrollado algunas reglas prácticas para asegurar un aporte de fibra en proporciones adecuadas, entre las que encontramos las siguientes:

  • 3 porciones diarias de verduras.
  • 2 porciones diarias de fruta (prefiéralas enteras y no en zumo).
  • 6 raciones diarias de cereales, ya sea en forma de pan, cereales para el desayuno, pasta o arroz. Idealmente, son productos completos.
  • 4 o 5 raciones de legumbres a la semana.

¿Qué recordar sobre el exceso de fibra?

Para hacer frente a los síntomas digestivos que puede provocar el exceso de fibra, Es recomendable evitar los productos fibrosos durante un tiempo. como legumbres, cereales integrales y frutas y verduras crudas.

También recuerda que, para prevenir la deshidratación, necesitas traer suficiente agua. En cualquier caso, si el malestar no cesa, consulte a un médico de inmediato.

  • Almeida-Alvarado, SL, Aguilar-López, T. y Hervert-Hernández, D. (2014, junio). Fibra y sus beneficios para la salud. En Anales venezolanos de nutrición (Vol. 27, núm. 1, págs. 73-76). Fundación Bengoa.
  • García, OE y Rodríguez, CC (2011). Educación nutricional: el caso de la fibra en la dieta. Revista de investigación, 35(73), 11-24.
  • Escudero Álvarez, E. y González Sánchez, P. (2006). Fibra dietética. Nutrición hospitalaria, 21, 61-72.
  • Comida sana. Organización Mundial de la Salud. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet.
  • Vilcanqui-Pérez, F. y Vílchez-Perales, C. (2017). Fibra dietética: nuevas definiciones, propiedades funcionales y beneficios para la salud. Revisión. Archivos Latinoamericanos de Nutrición, 67(2), 146-156.
  • Pak, Nelly. «Fibra dietética en la dieta humana, importancia en la salud». Anales de la Universidad de Chile. No. 11. 2000.
  • Villanueva-Flores, Rafael Mauricio. «Fibra dietética: una alternativa a la alimentación». Ingeniería Industrial 037 (2019): 229-242.
  • Urdampilleta, Aritz, JM Martínez-Sanz y Pedro González-Muniesa. «Intervención dietético-nutricional en la prevención de la deficiencia de hierro». (2010).
  • Duarte, Patricia Rayas y Ana Lourdes Romero Baranzini. «Fibra de frutas, verduras y cereales: función de la salud». Revista mexicana de agronegocios 23 (2008): 613-621.
fuente original
//phaurtuh.net/4/3422023