Saltar al contenido

Vitaminas del complejo B: características, beneficios y funciones -Todosalud

Vitaminas del complejo B: características, beneficios y funciones

En el pasado, solo hablábamos de una vitamina; hoy en día, se considera que el complejo B está formado por ocho sustancias diferentes. Todos ellos trabajan juntos para ayudar al cuerpo a desarrollar múltiples funciones.

Las vitaminas del complejo B son un gran grupo de sustancias. No es solo una vitamina pero de 8 micronutrientes diferentes que juegan un papel muy importante en la obtención de energía a través de los alimentos.

La mayoría de las personas sanas satisfacen sus necesidades diarias a través de la alimentación. Sin embargo, en algunas situaciones, consumir suplementos que los contengan todos puede ser necesario y beneficioso. Estos son los principales usos, recomendaciones y dosis de las vitaminas del grupo B.

¿Qué son las vitaminas del complejo B?

Las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse normalmente. A diferencia de los macronutrientes, no proporcionan energía y se requieren en cantidades muy pequeñas. Sin embargo, un déficit puede causar malestar e incluso provocar enfermedades.

Por el momento, hemos podido identificar 8 componentes dentro de este grupo del complejo B. Existe un gran número de sustancias a las que también se les ha dado el mismo nombre pero que hoy en día no se consideran vitaminas. Algunos son inositol, carnitina o amigdalina.

Todas las vitaminas B desarrollan funciones importantes en el metabolismo celular. Todos son solubles en agua, lo que provoca que el organismo elimine su exceso a través de la orina: no hay posibilidad de almacenamiento. Por tanto, esto significa que es necesario ingerir las cantidades adecuadas a diario.

Vitamina B6.

El complejo B tiene varias funciones orgánicas, desde la sangre hasta el sistema nervioso.

Descubra también: ¿Qué son las vitaminas hidrosolubles?

Vitaminas del complejo B y sus funciones.

Hasta ahora, se han identificado 8 vitaminas dentro de este grupo. Los alimentos en los que están muy presentes y los complementos que los contienen aportan cantidades específicas. Para resumir, aquí están sus principales funciones:

  • B1 o tiamina: es vital para el crecimiento y el correcto funcionamiento de órganos como el cerebro o el corazón.
  • B2 o riboflavina: destaca por su capacidad antioxidante y su participación en la eliminación de fármacos y toxinas del organismo.
  • B3 o niacina: colabora en el buen funcionamiento de las enzimas. Ayuda al cuerpo a reparar el ADN y tiene funciones importantes en los sistemas digestivo, nervioso y dérmico.
  • B5 o ácido pantoténico: juega un papel en la síntesis de hormonas y colesterol. Es fundamental para la salud del cerebro y el sistema nervioso.
  • B6 o piridoxina: ayuda al cuerpo a crear nuevos glóbulos rojos y a mantener el sistema inmunológico.
  • B7 o biotina: Promueve el crecimiento de ciertos tejidos como huesos, cabello y uñas.
  • B9 o ácido fólico: el cuerpo lo usa para crear material genético, como el ADN. Durante el embarazo, reduce el riesgo de defectos de nacimiento en el cerebro y la columna vertebral.
  • B12 o cobalamina: colabora en el buen mantenimiento del sistema nervioso y es necesario para la creación de glóbulos rojos.

Posología y presentación comercial

En los suplementos del complejo B, generalmente encontramos, juntas, las 8 sustancias que lo componen. También es posible encontrar suplementos de cada uno de ellos. La forma más común de consumirlos es en tabletas.

Las ingestas de vitaminas y minerales son establecidas por organizaciones especializadas y, en ocasiones, pueden diferir según las regiones o países consultados. La ingesta diaria recomendada (IDR) asegura esta cantidad necesaria que ayuda a prevenir enfermedades carenciales. losOficina de Suplementos Dietéticos establece las siguientes dosis de vitamina B:

Hombres Mujer El embarazo Alimentando con leche
B1 1,2 mg 1,1 magnesio 1,4 magnesio 1,4 magnesio
B2 1,3 magnesio 1,1 magnesio 1,4 magnesio 1,6 magnesio
B3 16 magnesio 14 magnesio 18 magnesio 17 magnesio
B5 5 mg 5 mg 6 mg 7 mg
B6 1,3 magnesio 1,5 mg 1,9 magnesio 2 mg
B7 30 mcg 30 mcg 30 mcg 35 mcg
B9 400 mcg 400 mcg 600 mcg 500 mcg
B12 2,4 mcg 2,4 mcg 2,6 mcg 2,8 mcg

Algunos suplementos ayudan a cubrir estas necesidades diarias. Otros, por otro lado, proporcionan dosis mucho más altas. Si bien es cierto que pueden ser útiles en determinadas condiciones, se recomienda consultar a su médico antes de tomarlos.

Usos y beneficios de las vitaminas del complejo B

Este grupo de micronutrientes desarrolla una gran cantidad de funciones esenciales en el organismo. Además, tomar suplementos del complejo vitamínico B aporta beneficios para la salud. Entonces, veamos cuáles son estos usos específicos que tienen respaldo científico.

Estado de ánimo, ansiedad y estrés

Existe un consenso creciente de que el estado nutricional de una persona es factor que juega un papel importante en las alteraciones neurológicas y psiquiátricas. De hecho, algunos nutrientes son muy positivos. Esto es lo que observamos en un revisión sistemática del efecto suplementario del complejo B en una situación animal.

Los estudios demuestran que las vitaminas enumeradas pueden beneficiar el estado de ánimo de las personas sanas y las que están en riesgo. Los efectos son más claros bajo estrés y depresión. Sin embargo, este vínculo no se observa con la ansiedad.

Aplicación tópica para heridas y lesiones.

Su efecto ha sido estudiado debido al papel que juega este grupo de vitaminas en el desarrollo de las células epiteliales. Ciertas combinaciones de vitaminas B muestran una influencia positiva y su aplicación local puede ser beneficiosa para el proceso fisiológico de curación lesiones.

Contraindicaciones y efectos secundarios.

Dado que las vitaminas del grupo B no se almacenan en el cuerpo, es difícil ingerir cantidades que puedan resultar tóxicas a través de los alimentos. Además, no hay nada peligroso en ingerir suplementos siempre que sigas las instrucciones y respetes la dosis. Sin embargo, antes de tomar cualquier suplemento dietético, es recomendable consultar a un especialista.

De hecho, a veces podemos ver efectos secundarios. Según datos facilitados por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, aquí están los posibles efectos nocivos de algunas de las vitaminas B:

  • El consumo de dosis muy altas de B6 durante un período de tiempo prolongado puede producir daño neuronal.
  • Debe tenerse en cuenta que los suplementos de folato pueden encubrir los síntomas de la deficiencia de B12. Por tanto, puede resultar más difícil hacer un diagnóstico correcto.
  • El ácido pantoténico tomado en dosis altas puede causar diarrea.
  • Algunas formas de presentación de B3 (nicotinamida y ácido nicotínico) aumentan los niveles de azúcar en sangre, provocan hipotensión, fatiga y daño hepático.

Vitamina B1.

Las vitaminas del complejo B son solubles en agua y, por lo tanto, se eliminan diariamente a través de la orina.

Más información: Los beneficios de la vitamina B6

El complejo B a veces es útil en suplementos.

Para mantener una buena salud, las vitaminas del complejo B se pueden obtener con ingestión de verduras de hoja verde, frutos secos, legumbres, carnes magras, huevos y setas. Si tiene una enfermedad o problemas de absorción, o si está embarazada, amamantando o en la vejez, pueden ser necesarios suplementos.

También se pueden prescribir para problemas de salud concretos. Sin embargo, es necesario consultar a un especialista antes de empezar a tomarlos para encontrar el más adecuado en cada caso. Un uso adecuado también requiere nunca exceder las dosis e indicaciones específicas de cada fabricante.

  • Rembe JD Efectos del complejo de vitamina B y la vitamina C en las células de la piel humana: ¿Se puede medir el efecto percibido? Avances en el cuidado de la piel y las heridas. Mayo de 2018. 31 (5): 225-233.
  • Comité Científico de Alimentación. Panel Científico de Productos Dietéticos, Nutrición y Alergias. Niveles máximos tolerables de ingesta de vitaminas y minerales.
  • Mayola, Rogelio Sánchez, Fernando A. Díaz Mizos y Venerando Sevilla Pérez. Anemia sideroblástica. Presentación de tres casos. » MediCiego 3.2 (2002).
  • Young LM y col. Una revisión sistemática y un metaanálisis de la suplementación con vitamina B sobre los síntomas depresivos, la ansiedad y el estrés: efectos en personas sanas y «en riesgo». Nutrientes. Septiembre de 2019.11 (9): 2232.
  • Ortigoza Escobar, Juan Darío. «Estudio de los defectos en el transporte y el metabolismo de tiamina asociados con encefalopatías recurrentes en la infancia». (2017).
  • Ríos-Flórez, Jorge Alexander y Claudia Rocío López-Gutiérrez. «Secuelas neurofuncionales debido a la deficiencia de cobalamina (vitamina B12) en un adulto joven: estudio de caso». Revista Chilena de Neuropsicología 12.1 (2017): 40-47.
  • María, Carlos Alberto Bastos de y Ricardo Felipe Alves Moreira. «La intrigante bioquímica de la niacina: una revisión crítica». Nueva química 34.10 (2011): 1739-1752.
fuente original
//stawhoph.com/afu.php?zoneid=3422023