Saltar al contenido

Colesterol en mariscos -Todosalud

Colesterol en mariscos

Los ácidos grasos omega 3 pueden modular positivamente el perfil lipídico y reducir los riesgos cardiovasculares.

Como ocurre con otros productos de origen animal, los mariscos contienen colesterol en su composición. Pero eso no es nada de qué preocuparse.

Hasta hace unos años, la ingesta de colesterol era limitada en la dieta porque se pensaba que afectaba los valores de lipoproteína LDL en suero. Sin embargo, ahora se demuestra que este no es el caso.

Es por eso que, las pautas dietéticas actuales son mucho más permisivas con respecto a los alimentos grasos. Si bien fomentan el consumo de grasas poliinsaturadas, con efectos beneficiosos sobre el perfil lipídico, no son tan restrictivos con grasas saturadas o alimentos ricos en colesterol.

Colesterol y enfermedad cardiovascular

Actualmente se cuestiona la influencia del colesterol sobre los riesgos cardiovasculares. De hecho, las probabilidades de desarrollar placas ateromatosas están relacionadas con la oxidación de una pequeña fracción del colesterol LDL. Esto es lo que artículo publicado en la revista Química medicinal actual.

Es por eso que los patrones alimentarios actuales se centran en prevenir este proceso oxidativo. Para ello, es fundamental consumir plantas ricas en fitonutrientes con potencial antioxidante.

Sin embargo, modular el perfil lipídico puede ser beneficioso para reducir los marcadores asociados con la salud metabólica. Sin embargo, esto no significa que debamos abandonar el colesterol de la dieta como tal. Pero más bien modera la ingesta de ciertos grupos de alimentos.

Lea también: Come grasas saludables con estos 6 alimentos

Evite las grasas trans para modular el colesterol

Al intentar aumentar el colesterol HDL, que tiene propiedades cardioprotectoras, es fundamental controlar la ingesta de lípidos de tipo trans en la dieta. Por tanto, es necesario reducir el consumo de productos elaborados, fritos y empanados.

Además, el hecho de someter los aceites vegetales a altas temperaturas favorece la génesis de este tipo de compuestos de carácter inflamatorio, nocivos para la salud. De hecho, su ingestión regular está relacionada no solo con un deterioro del perfil lipídico, sino también con un mayor riesgo de desarrollar patologías complejas, como lo indica un artículo publicado en la revista Cardiología.

Evite las grasas trans para modular el colesterol.

Alimentos que mejoran el perfil lipídico

De la misma forma que algunos productos pueden empeorar la salud cardiovascular y el perfil lipídico, hay otros alimentos capaces de mejorar estos dos parámetros. Un ejemplo son los ácidos grasos omega 3, responsables de reducir la inflamación sistémica.

Esta clase de nutrientes se encuentra principalmente en el pescado azul y los frutos secos. Se recomienda encarecidamente su consumo habitual para gozar de un buen estado de salud.

Por otro lado, como mencionamos antes, El consumo regular de alimentos ricos en antioxidantes es fundamental. Estas sustancias son las encargadas de prevenir la oxidación de las lipoproteínas LDL, que pueden tener un impacto positivo en la salud. Los frutos rojos y los frutos del bosque en particular, como los arándanos, son ricos en antioxidantes.

El consumo de pescado azul ayuda a combatir el colesterol.

Para descubrir mas: Los efectos del omega 3 en el cerebro

No se preocupe demasiado por el colesterol de la dieta

El colesterol dietético no es una gran preocupación si se busca reducir los riesgos cardiovasculares. Tampoco lo es si el objetivo es modular el perfil lipídico. Es por eso que los huevos y los mariscos son alimentos permitidos como parte de una dieta saludable.

Si existe propensión a desarrollar patologías relacionadas con el ácido úrico, es necesario prestar atención a los mariscos en este caso.

En condiciones normales, los mariscos se consideran saludables. También son fuente de proteínas de alta calidad. Esta característica los hace necesarios tanto para personas sedentarias como para deportistas.

Una dieta saludable para mejorar el perfil lipídico

Si bien la importancia del colesterol para establecer el riesgo de enfermedad cardiovascular sigue siendo incierta, sin embargo, el perfil de lípidos debe mejorarse tanto como sea posible. Para ello es necesario asegurar la ingesta de alimentos ricos en antioxidantes, así como productos con carácter antiinflamatorio.

Finalmente, reducir o limitar el consumo de productos procesados ​​es una gran opción. En cuanto a los alimentos frescos, deben ser los protagonistas indiscutibles de la dieta. Los mariscos, junto con otros alimentos del reino animal, pueden formar parte de la dieta habitual. Su contenido de colesterol no influirá negativamente en los riesgos cardiovasculares.

  • John Kattoor A., ​​Kanuri SH., Mehta JL., Papel del LDL LOX1 de buey en la aterogénesis. Curr Med Chem, 2019. 26 (9): 1693-1700.
  • Wilczek MM., Olszewski R., Krupienicz A., Ácidos grasos trans y enfermedad cardiovascular: necesidad urgente de legislación. Cardiología, 2017. 138 (4): 254-258.
  • Cachofeiro, V. (2009). Trastornos del colesterol y enfermedades cardiovasculares. Lopez Farré A., Macaya Miguel C. et al Libro de salud cardiovascular. 1ª ed. Bilbao: Fundación BBVA131-139.
fuente original
//soaheeme.net/4/3422023