Saltar al contenido

Dietas ricas en flavonoides -Todosalud

Dietas ricas en flavonoides

Una dieta rica en flavonoides puede mejorar el estado antioxidante de nuestro organismo. Café, té, frutas, verduras y especias son nuestros aliados en esta tarea.

Las dietas ricas en flavonoides tienen una propiedad antioxidante que puede ser beneficiosa para la salud. Estos nutrientes se concentran en frutas y verduras.

Diariamente ocurren múltiples procesos de oxidación a nivel celular y conducen a la aparición de radicales libres. Si no se controla la génesis de este desperdicio metabólico, se acelera el envejecimiento celular.

La oxidación está ligada a un mayor riesgo de enfermedades degenerativas, por lo que asegurar la ingesta de antioxidantes a través de la dieta neutraliza el efecto negativo. Las dietas ricas en flavonoides ayudan a realizar esta función y te mostramos cuáles son.

Los frutos rojos son ricos en flavonoides.

Un estudio reciente publicado en la revista Medicina oxidativa y longevidad celular, encontró un vínculo entre el consumo regular de arándanos y un estado de inflamación general más bajo. Esta propiedad se debe a la presencia de flavonoides en su composición.

Específicamente, las antocianinas son los nutrientes que son útiles para combatir el estrés oxidativo y reducir la formación de radicales libres. Sin embargo, sería necesario consumir demasiados arándanos para beneficiarse de este efecto. Por eso es fundamental combinar estos alimentos con otros del reino vegetal, como las cerezas.

El zumo de estas frutas, también rico en antocianinas, consigue reducir los marcadores asociados a la inflamación. Pero también inducen una mejora en el perfil lipídico. Esto es lo que surge de una investigación publicada en la revista Nutrientes en 2019.

zumo de arándano.
Las antocianinas de los arándanos son antioxidantes que regulan el proceso de envejecimiento de las células.

Lea también: zumo antioxidante y rejuvenecedor elaborado a base de uva, granada y moringa

Este tipo de dieta rica se basa en verduras.

Otros alimentos que contienen flavonoides en su composición son las verduras.. Es necesario incluirlos de forma habitual en la dieta, porque aportan micronutrientes y fibras, imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo.

En este grupo de productos, el brócoli es el que más flavonoides contiene en su composición, tal y como indica un estudio publicado en la revista Moléculas. El consumo regular de este alimento está vinculado a un menor estado de inflamación sistémica.

También puede ser útil para reducir la gravedad de las infecciones pulmonares. Durante más de una década, las investigaciones han demostrado que los asmáticos mejoran sus síntomas y la intensidad de los ataques agudos con su consumo.

Más información: ¿Qué dice la OMS sobre la relación entre la carne y el cáncer?

Especias y flavonoides

Las especias culinarias deben incluirse en las dietas que afirman tener un alto contenido de flavonoides. Estos ingredientes contienen multitud de fitoquímicos que realizan funciones beneficiosas para el organismo.

Entre ellos, la cúrcuma se distingue por su capacidad antioxidante y antiinflamatoria. El compuesto responsable de sus propiedades es la curcumina.

Las dosis altas de esta sustancia pueden ser un tratamiento adyuvante eficaz para las enfermedades crónicas, incluso en apoyo de la quimioterapia, según una investigación realizada en 2019. Sin embargo, se necesitan más estudios y un protocolo de aplicación clínica para estandarizarla.

Otra sustancia que debe estar presente en una dieta rica en flavonoides es el café. Desde hace tiempo se desaconseja el consumo de esta bebida por su contenido en cafeína.

Se sospechaba que el consumo regular de este alcaloide podría resultar perjudicial a largo plazo. Sin embargo, se ha demostrado que es seguro para la salud en cantidades limitadas. Además, el consumo habitual de café se asocia a un aumento de la esperanza de vida, como se indica en un artículo publicado en la Revista europea de epidemiología.

Una taza de café.
El café es un alcaloide flavonoide y su consumo regular y limitado es beneficioso para la salud.

Frutas y verduras para dietas ricas en flavonoides

Las dietas ricas en flavonoides deben dejar un lugar importante a las verduras. Estos alimentos contienen micronutrientes que aseguran una buena salud a medio y largo plazo. Además, modulan los niveles de oxidación e inflamación sistémica.

Esta dieta no puede basarse en adiciones esporádicas. Es necesario incluir estos alimentos con regularidad. El uso de especias en la preparación de comidas también es una estrategia eficaz para aumentar el estado antioxidante. Especialmente en personas con actividad física intensa, la ingesta de estos ingredientes es diferencial en cuanto a recuperación se refiere.

Por último, cabe destacar que el consumo de café y té complementa la ingesta de flavonoides. Están asociados con un menor riesgo de mortalidad por todas las causas y una mayor esperanza de vida.

  • Huang W., Yan Z., Li D., Ma Y., et al., Efectos antioxidantes y antiinflamatorios de las antocianinas de arándano en las células endoteliales capilares de la retina humana inducidas por glucosa. Oxid Med Cell Longev, 2018.
  • Chai SC., Davis K., Zhang Z., Zha L., et al., Efectos del zumo de cereza ácida sobre los biomarcadores de inflamación y estrés oxidativo en adultos mayores. Nutrientes, 2019.
  • Mageney V., Neugart S., Albach DC., Una guía para la variabilidad de flavonoides en Brassica oleracea. Moléculas, 2017.
  • Giordano A., Tommonaro G., Curcumina y cáncer. Nutrientes, 2019.
  • Kim Y., Je Y., Giovannucci E., Consumo de café y todas las causas y causas específicas de mortalidad: un metaanálisis por modificadores potenciales. Eur J Epidemiol, 2019. 34 (8): 731-752.
  • Saavedra, Octavio Maldonado, et al. «Los radicales libres y su papel en las enfermedades crónico degenerativas». (2010).
  • Olivares-Corichi, Ivonne María, et al. «Perspectivas en el uso de antioxidantes para el tratamiento del asma». Revista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias 18.2 (2005): 154-161.
  • Medina, Jaime Bonilla. «Los beneficios del consumo de café». Revista de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Cauca 19.2 (2017): 47-48.
fuente original
//ugroocuw.net/4/3422023