Saltar al contenido

4 técnicas para calmar la ira: ¡efecto garantizado!

4 técnicas para calmar la ira: ¡efecto garantizado!

Los ataques de ira en los niños son un paso difícil para los padres, pero no imposible de superar. En este artículo, compartimos 4 técnicas para calmar el exceso de ira, con efectos garantizados.

Sus hijos crecerán y llegarán inevitablemente a un punto en el que mostrarán su frustración o enojo por berrinches. Por esta razón, en este artículo, compartiremos 4 técnicas para calmar estas crisis.

¿Qué es exactamente sobre las rabietas?

La ira es una forma inmadura en la que los niños expresan enojo o desacuerdo. Ocurre porque aparece su deseo de independencia.

Sin embargo, debido a su edad, esta búsqueda de autonomía se encuentra con los límites de su corta edad y la intervención de los padres. Por esta razón, se sienten frustrados y se expresan en berrinches.

Cómo calmar la ira.

Esto generalmente ocurre cuando las necesidades básicas como dormir, hambre, sed, entre otras, no se pueden satisfacer en este momento. O cuando el niño necesita liberar tensiones, miedo o frustración.

Sin embargo, son una parte normal del desarrollo de un niño.

Es importante: educar no es crear, sino ayudar a los niños a crearse

Técnicas infalibles para calmar las rabietas

Según un sitio especializado, los niños necesitan adquirir ciertas habilidades para manejar emociones fuertes, principalmente los relacionados con la comunicación y el manejo emocional.

  • Tener impulsos de control
  • Resolver problemas
  • Retrasar la gratificación
  • Negociar
  • Comunicar deseos y necesidades.
  • Sepa lo que se espera en una determinada situación.

Si presta atención a estos puntos y se esfuerza por mostrárselos a sus hijos, es muy probable que disminuyan los ataques de berrinches.

Por otra parte, Muchas de las técnicas para calmar los berrinches que le presentamos a continuación incluyen estas habilidades. Esperamos que les sean de utilidad.

1. Desvíe la atención

Es una de las primeras técnicas para calmar los berrinches sugeridos por especialistas. Puedes usarlo Si nota que el niño comienza a llorar por un objeto en particular, solicite otros objetos o juguetes.

También puede hacer una actividad frente al niño que observa que aprecia y se divierte con usted. Esto servirá como un centro de distracción.

Desvíe la atención a los berrinches tranquilos.

Poco a poco, su pequeño fijará su atención en la novedad y perderá su atención en lo que fue un desencadenante de su enojo o frustración.

Esto puede interesarle: La importancia de la familia en el desarrollo de los niños.

2. Ignorar

Para aplicar esta técnica para calmar efectivamente los ataques de ira, Debe eliminar todo contacto con el niño: visual, físico o verbal. Debe aplicarlo tan pronto como el niño comience este episodio, hasta el final.

Cuando el pequeño se calmó, se resiste a la reprimenda o vuelve al tema por el que estaba teniendo una crisis. Restablezca el contacto con una actividad o tema diferente.

Es necesario aclarar que durante los primeros días cuando aplique esta técnica, probablemente habrá un aumento en la intensidad, la duración o el número de ataques, pero no se preocupe.

La respuesta negativa del niño está relacionada con el hecho de que percibe un cambio en el entorno y resiste

Por esta razón, debes mantener la calma y no ceder. El niño no debe detectar ansiedad o miedo en los padres, de lo contrario, identificará cómo se siente al manejarlo.

3. Marcar un tiempo de inactividad

Marque una parada para calmar las rabietas.

Según un artículo de revista Pediatría Atención Primaria, el tiempo de espera es una técnica aplicada cuando el niño no puede ser ignorado por su comportamiento intolerable.

Consiste en separar al niño de la situación o del entorno que refuerza su comportamiento hacia otro lugar neutral, en el que no recibe ningún estímulo.

Para esto, el niño permanecerá aislado durante unos minutos. Se recomienda hacerlo durante al menos 1 minuto, con un máximo de 20 minutos en total, para que luego pueda volver a su actividad.

Es suficiente para explicar las condiciones: que estará aislado por un tiempo debido a su comportamiento o porque su actitud no es correcta y que después de este tiempo podrá reanudar sus actividades.

Al igual que con otras técnicas, debe evitar regañar o razonar sobre el tema en este momento. Si lo haces, reforzarás su comportamiento.

El lugar debe estar libre de cualquier estímulo o distracción que pueda permitirle jugar. El propósito de esta técnica para calmar las crisis es hacer que los niños sientan que sus acciones no fueron apropiadas y que deben aprender a controlar sus emociones.

«El aprendizaje es un cambio de comportamiento. Care Santos – Fragmento de Supemami: mil maneras de ser una madre feliz

4. Tome a su hijo en sus brazos

Sostenga a su hijo para calmar las rabietas.

También llamada restricción física, es una técnica para calmar los ataques de ira. que es besar al niño intensamente por más de 20 segundos.

Aunque parezca extraño, esta acción funciona como un castigo porque impide la libertad de movimiento del niño, lo que parece desagradable.

Sin embargo, el abrazo intenso genera sustancias como la dopamina y serotonina que permiten que el niño se calme y disminuye la severidad del berrinche.

Por otro lado, te ayuda a expresar tus emociones sin realizar las manifestaciones clásicas de un berrinche. El poder de un abrazo es increíble, ¿no te parece?

Recomendaciones

Para los padres, puede ser difícil criar a sus hijos. Especialmente cuando los pequeños oscilan entre 2 y 5 años y comienzan a querer su autonomía. Pero no te preocupes, ¡llegarás allí!

Es importante que resista la tentación de darle a su hijo lo que pide cuando tiene una rabieta. De lo contrario, necesita reforzar positivamente los comportamientos que desea fomentar.

Pueden ser actos espontáneos de afecto o frases que le hacen saber que se está portando bien.

¡No abandones! Tienes que pararte e intentar comprender el origen de este comportamiento y lo que lo desencadena. De esta manera, puede ayudar a su hijo a desarrollar la habilidad que le falta y superar esta etapa difícil.

Esperamos que encuentre útiles estos consejos y técnicas para calmar las crisis. ¿Has utilizado alguna de estas técnicas con tus hijos? En caso afirmativo, ¿fue útil? ¡Comparte tu respuesta o tu técnica con nosotros!

  • Erro, R. A. F., Ives, C. A. V y Scanio, Y. L. O. A. (2010). APLICACIÓN DE LA TERAPIA DE INTERACCIÓN PADRES-HIJOS. Revista de Psicopatologia y Psicologia Clinica. https://doi.org/10.5944/rppc.vol.15.num.3.2010.4098
  • Vite Sierra, A. y Vásquez Ramírez, C. (2014). El Papel Medicinal del Estrés Parental en la Relación Estilos de Crianza y Frecuencia de Problemas de Comportamiento Infantil. Ansiedad y Estrés. https://doi.org/10.1080/10459889709603274
  • Padres, E. D. E., Revisión, U. N. a, y Principales, D. E. S. U. S. (2006). Revista Infancia Adolescencia y Familia. Revista Infancia Adolescencia Y Familia.
  • Pérez, E. y Capilla, A. (2008). Neuropsicología infantil. En Manual de Neuropsicología.
//luvaihoo.com/afu.php?zoneid=3422023