Saltar al contenido

5 claves que te ayudarán a ganar cualquier pelea

TodoSALUD

5 claves que te ayudarán a ganar cualquier pelea

Cuando estamos en medio de una discusión, debemos cuidar nuestras palabras y elegirlas cuidadosamente para no empeorar la situación y poder llegar a un acuerdo con la otra parte.

Una disputa se caracteriza por un diálogo donde hay desacuerdos, diferencias de opinión y la clara necesidad de imponer una verdad sobre los argumentos de la otra persona.

A pesar de que nadie nos ha enseñado cómo hablar de manera saludable para llegar a un acuerdo mutuo, existen varios factores clave que pueden ayudarlo.

Lo que tienes que entender, en primer lugar, es que Los principales enemigos de la discusión constructiva y respetuosa son las emociones negativas.

Un desacuerdo en la pareja, un malentendido con un compañero de trabajo o con un líder a menudo causa una sensación de incomodidad, nerviosismo o incluso enojo.

Controlar estas emociones nos permitirá lograr esto calma mental gracias a la cual es mucho más efectivo cuando se trata de discutir y salir triunfante de cualquier discusión

Le sugerimos que descubra 5 claves fáciles para llegar allí.

No ataque: discutir también es escuchar y tener en cuenta al otro

Un argumento no se gana atacando. Se gana con buenos argumentos y con el carisma de alguien que se siente seguro de sí mismo para influir en la otra persona guiándolo hacia un buen acuerdo.

  • Es necesario comprender, en primer lugar, que Los ataques, el desprecio, los gritos y las acusaciones son inútiles en una discusión.
    Más aún si estos comportamientos se intensifican hasta alcanzar un punto de no retorno. Son inútiles
  • Incluso si este tipo de diálogo intenso surge de un desacuerdo o algo que nos molesta o perjudica, es importante no convertirlo en algo personal.
  • Trate de mantener la cabeza fría, un corazón cálido y una voz firme.

Nunca dejes de prestarle atención a la persona que tienes delante. Si las emociones negativas lo controlan, dejará de escuchar y si no escucha, no ofrecerá argumentos lógicos o válidos.

2. En un argumento, en lugar de un «por qué», use un «cómo»

Gana una discusión.

Puede sonar tonto, pero cuando estamos en medio de una discusión, hay ciertas palabras eso puede ayudarnos a «mover» a la otra persona al «forzarla» a darse cuenta de algo más profundo.

Pongamos un ejemplo. Imagine que está en medio de una discusión con su cónyuge y le dice lo siguiente:

  • ¿Por qué me dejas afuera cuando tomas una decisión? ¿Por qué hiciste esto sin decirme nada?

Es muy probable que, ante este tipo de preguntas, la otra persona dé respuestas clásicas que ya están listas.

Sin embargo, imagine lo que podría pasar si le dijera lo siguiente:

  • ¿Cómo crees que me siento cuando actúas independientemente de mí?

Lea también: 11 frases tóxicas que nunca deberían aparecer en nuestro diálogo interno

3. No pienses en «tener razón», piensa en encontrar un acuerdo común

Acuerdo para ganar una discusión.

El propósito de una discusión no es forzar nuestra verdad en la mente de la otra persona. Lo que estamos buscando es lo siguiente:

  • Deje que la otra persona se dé cuenta de nuestro punto de vista.
  • No queremos empeorarlo.
  • Deje que las dos personas salgan fortalecidas de la discusión después de haber llegado a un acuerdo.

4. Controla el tono de tu voz, evita los tics del habla

Oraciones como «No me entiendes», «No sabes a qué me refiero» o incluso comenzar oraciones con «No» implica levantar un muro en la fluidez del diálogo.

Y una emoción negativa ya se impone en la conversación.

  • Habla asertivamente, sé firme pero empático hacia la otra persona.
  • En lugar de comenzar oraciones con la palabra «no», es importante decir «Sé lo que quieres decirme y te entiendo». «
  • Es importante que su tono sea relajado, para no perder la compostura y estar siempre cerca y amable.
  • Incluso si no debe descuidar el aspecto emocional en todo momento, también se recomienda utilizar su lógica.
  • A menudo, la otra persona presenta un argumento que carece de lógica. Tenga cuidado de detectarlo y mostrarle su error.

Descubre también: Aprende a meditar mientras caminas y elimina las emociones negativas

5. Discutir y aportar ideas que despierten la empatía del otro.

Ideas para ganar una pelea.

Uno de los problemas más comunes que tenemos en una discusión es que no podemos discutir.

  • Las ideas, emociones y pensamientos en la mente se acumulan pero No logramos poner un orden claro para debatir con asertividad, calma y seguridad.
  • Tenemos que aprender a organizar nuestras ideas para poder presentarlas de manera clara, concisa y segura.

Otra propuesta muy adecuada es para introducir oraciones que «necesariamente» despiertan la empatía del otro.

Aquí hay algunos ejemplos simples:

  • Me entiendes, sabes a lo que me refiero
  • Eres una persona inteligente y sabes entender mi posición

Para concluir, aprender a discutir sabiamente requiere tiempo y buena inteligencia emocional.

Hacerlo con calma, respeto y buenos argumentos lo ayudará a salir victorioso con un buen trato para ambas partes.

fuente original
//graizoah.com/afu.php?zoneid=3422023