Saltar al contenido

Mi pareja me habla mal: ¿qué puedo hacer? – Todosalud

Mi pareja me habla mal: ¿qué puedo hacer?

Una palabra de desprecio, un insulto o una frase que busque humillarnos duele tanto como un puñetazo. ¿Qué podemos hacer cuando nuestra pareja comienza a comunicarse de manera agresiva?

Cuanto más cercanos y apegados estamos a alguien, más efecto tienen sus palabras en nosotros. Tanto es así que determinadas expresiones o comentarios a veces pueden herirnos. De hecho, mucha gente dice “mi pareja me habla mal y no sé qué hacer” o “todos los días me habla con menos respeto y no sé cómo manejarlo”.

¿Cómo debemos actuar en tales situaciones? Lo primero y más importante es no dejar que este tipo de dinámica se convierta en un hábito. No podemos ignorar que la comunicación violenta o agresiva es una forma de abuso. Las consecuencias de vivir meses (o años) en un contexto donde los insultos o abusos son frecuentes tiene un impacto psicológico grave.

La progresión del abuso

Por otra parte, este tipo de comportamiento en el que se utilizan palabras dañinas o agresivas en la relación aparece gradualmente. A menudo comienza con aparentes bromas, comentarios sarcásticos que degradan al otro y frases duras camufladas de ironía. Los acompañan risas y un “no lo decía en serio, cariño”.

Sin embargo, estos comportamientos se fortalecen con el tiempo, erosionándonos silenciosamente, hasta que de repente nos damos cuenta de que las palabras ya son como verdaderos golpes para la autoestima y la dignidad.

El argumento de una pareja.
El comportamiento del abuso verbal es progresivo, hasta el punto de que luego evoluciona hacia formas más violentas.

El abuso que apenas reconozco cuando mi pareja me habla mal

Si hay algo que recordar, es que en una relación, no es suficiente amarse mucho a uno mismo. Porque hay amores que duelen y personas que, aunque aman, aman mal.

Entonces, para que un compromiso con alguien sea satisfactorio, feliz y duradero, necesitamos, sobre todo, una buena comunicación. La capacidad de llegar a acuerdos y tener una conexión emocional es, en muchos casos, garantía de éxito.

Sin embargo, dado que no siempre encontramos la opción adecuada, en cualquier caso es importante saber quién merece el tiempo, esfuerzo y cariño y quien no se lo merece. Muchas personas no son del todo conscientes, por ejemplo, de que este desprecio cotidiano es una forma de abuso.

Además, son muchos los que no quieren aceptar que si su pareja les habla mal, es muy probable que estén en una relación abusiva. Echemos un vistazo más de cerca a las características.

¿Cuáles son los signos de una comunicación abusiva?

Tal como lo revelan estudios científicos, como el realizado en Case Western University en Cleveland, EE. UU., 50 a 80 por ciento de las personas han experimentado abuso emocional en un momento u otro. La comunicación abusiva y el lenguaje inapropiado son características recurrentes. Se manifiesta por los siguientes signos:

  • Burlarse de ti.
  • Juzgándote sin comprenderte a ti mismo.
  • Reaccionar mal, responder sin provocación con insultos y agresividad.
  • Toda conversación termina con discusión y gritos.
  • Usa ironía, sarcasmo hiriente. Tu pareja no duda en ridiculizarte frente a los demás.
  • Comunícate sin empatía.

  • Despierta un sentimiento de culpa.
  • Búsqueda de dominación, subestimación permanente.

¿Cómo debo actuar cuando mi pareja me habla mal?

De trabajo de investigación, como las realizadas en la Facultad de Psicología de la Universidad de Georgia (Estados Unidos), nos muestran que una buena comunicación garantiza satisfacción en la relación. Sin embargo, como ya hemos señalado, además del cariño y el buen diálogo, hay otros factores que debemos tener en cuenta, especialmente los emocionales.

Por eso, cuando mi pareja me habla mal, es fundamental no dejarlo ir y entrar en contacto con la autoestima y el equilibrio emocional. Cualquier pequeña perturbación tiene su efecto; surgen dolor, malestar e infelicidad. Entonces, ¿cómo debemos actuar en estos casos?

¿Qué hay detrás de esta agresiva comunicación?

Siempre es bueno saber qué impulsa la forma de comunicarse de nuestro socio. ¿Está pasando por un momento difícil? ¿No sabe cómo lidiar con la ansiedad o el estrés?

Algunas veces, factores como problemas en el trabajo o traumas personales no resueltos son la causa de la agresión. Es importante saber siempre qué hay detrás del comportamiento. A veces, sin embargo, puede que no sea algo específico. A veces estamos tratando con un estilo de personalidad acostumbrado a este tipo de comportamiento.

Una pareja discutiendo.
Es importante rastrear qué hay detrás de esta agresiva comunicación. ¿Qué pasa con el otro que les hace levantar la voz y comportarse así?

Actitud asertiva: lo que espero de ti y lo que no puedo permitir

Cuando mi pareja me habla de forma negativa, No puedo dejarlo ir. Si no respondo, el abuso continuará e incluso aumentará. Por tanto, es necesario actuar con confianza y aclarar estos aspectos.

Necesitamos aclarar qué palabra, frase, comentario o conversación nos perjudicó. Pediremos que tales comportamientos no vuelvan a ocurrir, dando ejemplos de lo que esperamos: respeto, comprensión, empatía, complicidad, escucha, capacidad para llegar a acuerdos.

Tomar una decisión si mi pareja me habla mal

Las malas palabras duelen tanto como un golpe o una herida. La comunicación agresiva es abuso psicológico y por lo tanto no podemos ni debemos tolerarlo.. Si nuestra pareja no cambia de actitud y nos sigue hablando mal, tenemos que tomar una decisión.

Una liberación oportuna de un vínculo doloroso salva la autoestima y la dignidad. No toleres lo intolerable. El amor genuino no duele y, lo más importante, se comunica con respeto mediante el uso de una buena conexión emocional. Tengamos esto en cuenta.

  • Crane, CA y Testa, M. (2014). Asociaciones diarias entre la experiencia de ira y la agresión de la pareja íntima dentro de parejas comunitarias agresivas y no agresivas Emoción (Washington, DC), 14(5), 985–994. https://doi.org/10.1037/a0036884
  • Francesca Righetti, Mariko Visserman. Di demasiado. Ciencias de la psicología social y de la personalidad, 2017; 194855061770701 DOI: 10.1177 / 1948550617707019
  • Lavner, JA, Karney, BR y Bradbury, TN (2016). ¿La comunicación de las parejas predice la satisfacción marital o la satisfacción matrimonial predice la comunicación? Diario de matrimonio y familia, 78(3), 680–694. https://doi.org/10.1111/jomf.12301
  • Inda-Caro, M. y col. «Dimensiones de los trastornos de la personalidad y correlatos neurofisiológicos». Actas españolas de psiquiatría 34,3 (2006).
fuente original
//stawhoph.com/afu.php?zoneid=3422023