Saltar al contenido

5 formas útiles para controlar la depresión -Todosalud

TodoSALUD

5 formas útiles para controlar la depresión

La depresión no controlada puede afectar significativamente la calidad de vida. Por lo tanto, es útil conocer ciertos hábitos y estrategias que lo ayudan a controlar mejor sus síntomas.

Hay una amplia variedad de tratamientos para controlar la depresión. Sin embargo, La terapia elegida puede variar según la gravedad del trastorno y los problemas subyacentes. ¿Qué puedes hacer para que sea más fácil de controlar?

Hoy en día, es posible tratar sus síntomas mediante una combinación de medicamentos, terapias psicológicas y cambios en el estilo de vida. Adicionalmente, Existen terapias complementarias que tienen efectos positivos.

¿Qué es la depresión?

La depresión se clasifica como un trastorno del estado de ánimo cuyas características principales son un sentimiento prolongado de tristeza, acompañado de pérdida de apetito y pérdida de esperanza, entre otros.

Según la Asociación Americana de Ansiedad y Depresión, esta enfermedad mental afecta aproximadamente 15 millones de estadounidenses cada año. Lo más inquietante es que muchos la subestiman y no buscan la ayuda necesaria. En consecuencia, algunos casos tienen un desenlace fatal.

La enfermedad puede desarrollarse de manera diferente en cada persona. Sin embargo, en general, tiende a interferir con el trabajo y las relaciones sociales. Incluso afecta problemas de concentración, trastornos del sueño y ciertas patologías crónicas.

Lea también: 3 formas de equilibrar la química del cerebro para lidiar con la depresión

Cómo manejar la depresión: algunas estrategias que ayudan

Una de las claves para controlar la depresión es obtener un diagnóstico. Cuanto antes se detecte, mayores serán las posibilidades de un tratamiento exitoso. Después de recibir las pruebas apropiadas y confirmar la depresión, se pueden aplicar las siguientes estrategias para manejarla:

1. Haz ejercicio físico regularmente

Ejercicio para controlar la depresión.

El ejercicio físico es uno de los mejores hábitos para promover la salud mental. De hecho, los datos de la Clínica Mayo sugieren que Estas actividades pueden contribuir significativamente al tratamiento y la prevención de la depresión.

En efecto, Su práctica promueve la liberación de endorfinas, sustancias químicas asociadas con el bienestar. También tiene un efecto calmante y minimiza la presencia de productos químicos en el sistema inmunitario que tienen un efecto perjudicial sobre la depresión.

Se recomiendan algunas actividades:

  • Yoga ou Tai Chi
  • Ejercicios de pilates
  • Rutinas de gimnasio
  • Kickboxing
  • Paseos en bicicleta
  • Nadando

2. Manejar la depresión: construir relaciones sólidas

Los pacientes con este trastorno necesitan apoyo constante. Entonces, Parte del plan de manejo de la depresión es construir relaciones interpersonales fuertes. Los momentos de calidad con un ser querido o un amigo cercano pueden ayudar a aclarar los pensamientos y reducir la tristeza.

3. buen sueño

Controlar la depresión es dormir bien

Los síntomas de depresión pueden afectar la calidad del sueño. Sin embargo, dormir mal puede dificultar el tratamiento de esta afección. En realidad, las personas con insomnio tienen hasta diez veces más probabilidades de sufrir depresión que los que duermen bien

Por lo tanto, incluso si cuesta un poco, es mejor tomar medidas para alentar al cuerpo a descansar bien. Esto incluye :

  • Asegúrese de que la temperatura ambiente sea buena.
  • Manténgase alejado de elementos que distraigan, incluidos teléfonos celulares, computadoras y televisores.
  • Medita antes de acostarte.
  • Asegúrese de que la cama esté limpia y cómoda.
  • Evite el consumo de bebidas alcohólicas y fuentes de cafeína.

También te pueden interesar: 5 factores que influyen en la depresión

4. Manejar la depresión: mantener una dieta saludable

No existe evidencia sólida sobre la relación entre ciertos alimentos y la incidencia de depresión. Sin embargo, mucha investigación han establecido Un vínculo entre la nutrición y los procesos cerebrales que ayudan a controlar este trastorno

Por lo tanto, parte de su tratamiento implica mejorar sus hábitos alimenticios, tales como:

  • Coma una dieta equilibrada, con proteínas magras, frutas y verduras y grasas saludables.
  • Limite el consumo de azúcares, grasas saturadas y grasas procesadas.
  • Aumente el consumo de ácidos grasos omega-3 que se encuentran en alimentos como el pescado azul, las nueces y ciertas semillas.
  • Beba mucha agua y líquidos saludables. Incluso algunas infusiones de hierbas y especias pueden ayudar.

5. Usa masajes terapéuticos

Entre las muchas terapias alternativas para controlar la depresión, encontramos una muy popular: el masaje terapéutico.

Si bien este no es un método para curar adecuadamente este problema mental, Puede ayudar a aliviar muchos síntomas físicos asociados.

La aplicación del masaje terapéutico ayuda a combatir la rigidez, el dolor muscular y la fatiga. En muchos pacientes, incluso tiene ventajas en términos de calidad del sueño. Para mejores efectos, el terapeuta puede usar ciertos aceites esenciales con propiedades antidepresivas.

¿Usted o alguien cercano a usted sufre de depresión? No dude en prestar atención a los consejos dados. Por supuesto, dada la complejidad de este trastorno, asegúrese de buscar ayuda profesional para manejarlo.

  • Ströhle, A. (2009). Actividad física, ejercicio, depresión y trastornos de ansiedad. Revista de Transmisión Neural. https://doi.org/10.1007/s00702-008-0092-x
  • Ann het Rot, M., Collins, KA y Fitterling, HL (2009). Ejercicio físico y depresión. Mount Sinai Journal of Medicine. https://doi.org/10.1002/msj.20094
  • Burcusa, SL, y Iacono, WG (2007). Riesgo de recurrencia en la depresión. Revisión de psicología clínica. https://doi.org/10.1016/j.cpr.2007.02.005
  • Tsuno, N., Besset, A. y Ritchie, K. (2005). Sueño y depresión. Revista de Psiquiatría Clínica. https://doi.org/10.4088/JCP.v66n1008
  • Benca, RM y Peterson, MJ (2008). Insomnio y depresión. Medicina del sueño https://doi.org/10.1016/S1389-9457(08)70010-8
  • Bodnar, LM y Wisner, KL (2005). Nutrición y depresión: implicaciones para mejorar la salud mental en mujeres en edad fértil. Psiquiatría biológica. https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2005.05.009
  • Kohatsu, W. (2005). Nutrición y Depresión. Explore: The Journal of Science and Healing. https://doi.org/10.1016/j.explore.2005.08.017
  • Lang, UE, Beglinger, C., Schweinfurth, N., Walter, M. y Borgwardt, S. (2015). Aspectos nutricionales de la depresión. Fisiología Celular y Bioquímica. https://doi.org/10.1159/000430229
  • Field, T. (2016). Revisión de investigación de terapia de masaje. Terapias complementarias en la práctica clínica. https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2016.04.005
fuente original
//graizoah.com/afu.php?zoneid=3422023