Saltar al contenido

Ansiedad al despertar: ¿por qué ocurre y cómo se puede aliviar? -Todosalud

Ansiedad al despertar: ¿por qué ocurre y cómo se puede aliviar?

Todos hemos experimentado ansiedad en algún momento de nuestras vidas; es una respuesta normal y adaptativa. Sin embargo, si los síntomas de ansiedad se presentan al despertar, puede ser un problema más grave.

Ansiedad al despertar Consiste en experimentar una serie de síntomas físicos y mentales desagradables inmediatamente después de levantarse. Ocurre particularmente por la mañana.

Si estas reacciones se prolongan en el tiempo, terminan afectando negativamente el bienestar de la persona. Por tanto, es importante conocer sus causas y saber cómo tratarlo.

¿Qué es la ansiedad?

De acuerdo a Asociacion Americana de Psicologia, La ansiedad es una emoción caracterizada por síntomas somáticos de tensión. Estos se sienten cuando la persona anticipa un peligro, desastre o desgracia inminente.

Este es uno de los estados emocionales más comunes: se utiliza para activar las acciones defensivas del cuerpo. Incluso es deseable cierto grado de ansiedad para hacer frente de manera óptima a las exigencias de la vida diaria. Sería como un estímulo necesario para progresar y resolver problemas.

Sin embargo, esta emoción se vuelve patológica cuando supera una cierta intensidad o pierde su función adaptativa. En estos casos, trae como consecuencia un malestar importante en la persona, cuyos síntomas afectan el bienestar físico y mental.

Ansiedad al despertar en una mujer.

El despertar de la ansiedad comienza tan pronto como la persona se levanta.

Ansiedad y miedo

La ansiedad y el miedo tienen manifestaciones similares: en ambos encontramos pensamientos de peligro, sentimientos de aprensión, reacciones fisiológicas y respuestas motoras. Por eso estamos acostumbrados a confundirlos.

Sin embargo, la diferencia entre estas dos reacciones es que el miedo se desencadena en presencia de estímulos peligrosos, como estar frente a un animal salvaje. La ansiedad aparece con la anticipación de amenazas futuras, indefinibles e impredecibles.

Lea también: 15 formas de lidiar con la ansiedad

Síntomas de ansiedad al despertar

No todas las personas tienen los mismos síntomas de ansiedad cuando se despiertan. La cantidad y la intensidad dependerán de las predisposiciones biológicas y psicológicas de la persona. Podemos categorizarlos según signos físicos, psicológicos, conductuales y cognitivos.

Manifestaciones físicas de ansiedad al despertar

Aquí podemos mencionar los signos cardíacos como taquicardia, palpitaciones y opresión en el pecho. Esta suele ir acompañado de una sensación de asfixia y sudoración intensa. Al mismo tiempo, hay una combinación de temblores y hormigueo en las extremidades.

Las molestias digestivas son bastante comunes. Puede haber náuseas y vómitos, así como dolor puntual en la entrada del estómago o el epigastrio que está relacionado con la acidez de estómago y la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Manifestaciones psicologicas

Entre los síntomas psicológicos de la ansiedad al despertar, podemos mencionar los siguientes:

  • Sensación de peligro o una amenaza a algo que no se puede describir.
  • Sensación de extrañeza también conocido como despersonalización.
  • Miedo a morir: en sus formas más ligeras, es un miedo a perder el control de la situación y de la vida.
  • Dificultades para tomar decisiones.

Manifestaciones conductuales

La ansiedad motora y la dificultad para mantener la calma son síntomas comunes de ansiedad al despertar. que aparecen tan pronto como la persona se pone de pie. Esto puede ir acompañado de expresión facial con una postura rígida y tensión en la mandíbula, lo que resulta en bruxismo.

Manifestaciones cognitivas

Entre las manifestaciones cognitivas de la ansiedad al despertar, encontramos dificultad para enfocar la atención y concentrarse durante las primeras horas de la mañana. Esto está relacionado con la intensidad de la preocupación con la que se comienza el día, así como con el flujo de pensamientos negativos.

Las personas ansiosas aumentan sus dudas y su sentimiento de confusión. Tan pronto como se levantan, malinterpretan lo que está pasando, ya sea en su entorno íntimo o a través de las noticias que conocen.

Las causas de la ansiedad al despertar

El despertar de la ansiedad puede deberse a múltiples factores, entre los que podemos destacar los aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Es importante tener en cuenta que las razones que llevan a sentir ansiedad varían de persona a persona. Sin embargo, las causas más comunes son:

  • Orgánico: la genética juega un papel importante en la ansiedad. Cuantas más predisposiciones genéticas tengamos, más probabilidades tenemos de sufrir ataques de ansiedad. Por lo general, estas personas tienen antecedentes familiares de esta afección.
  • Factores psicosociales: la vivencia de situaciones estresantes (problemas profesionales, interpersonales, socioeconómicos) es generalmente el elemento que desencadena estas vivencias ansiosas. En estos casos, las herramientas de confrontación de la persona no son suficientes para manejar las circunstancias.
  • Experiencias traumáticas: Experimentar eventos traumáticos, como accidentes graves, desastres naturales, ataques o actos de tortura provoca alteraciones biológicas en el cerebro que se vinculan con síntomas graves de ansiedad.
  • Actividad de ensueño: otra razón que causa ansiedad al despertar es la de los sueños con contenido angustioso o pesadillas. En estos casos, la persona que sueña siente que los peligros son reales y, cuando se despierta, tiene dificultades para distinguir el sueño de la realidad. Después de un sueño, y no necesariamente de una pesadilla, la persona puede preguntarse durante mucho tiempo si todavía está dormida o despierta.

Descubre también: Reduce la ansiedad con 5 remedios calmantes

¿Cómo aliviar la ansiedad al despertar?

Dependiendo de la intensidad y frecuencia de los episodios de ansiedad al despertar, La intervención psicoterapéutica puede ser relevante. Es probable que la persona padezca un trastorno cuyo tratamiento la más eficaz no es otra que la psicoterapia y, en los casos más graves, la medicación.

Técnicas de relajación muscular al despertar

Practica ejercicios musculares relajantes ayudará a disminuir la incidencia de sensaciones físicas perturbadoras lo que, a su vez, reforzará los pensamientos negativos. Con la práctica, los efectos físicos de la ansiedad se pueden prevenir con estas técnicas.

Reemplazar la respiración torácica con respiración abdominal

La respiración superficial y torácica puede producir hiperventilación, lo que provoca síntomas físicos relacionados con la ansiedad. Aquí podemos mencionar mareos, palpitaciones y sensación de asfixia.

Por otro lado, cuando la persona está relajada, respira más profundamente y desde el abdomen. Si cambiamos la forma en que lo hacemos (de pecho a abdomen), podemos utilizar la respiración como un instrumento para controlar la ansiedad.

Una mujer ansiosa.

Las pesadillas pueden desencadenar ansiedad al despertar en personas que las padecen con frecuencia.

Practica yoga y meditación

El yoga es una de las actividades más relajantes. De otra manera, proporciona herramientas para establecer la unidad entre la mente y el cuerpo. Esto implicará un mayor control de las manifestaciones físicas de la ansiedad.

Una buena forma de practicar la relajación muscular es mantener el cuerpo en ciertas posiciones flexionadas durante un rato y luego soltarlo.

Por su parte, la meditación es una actividad que permite liberar los pensamientos relacionados con el pasado y el futuro, lo que lleva a la persona a centrarse en el aquí y ahora. Por tanto, contribuye a un mayor control de la mente y ayuda a evitar pensamientos negativos.

Evitar el consumo de alcohol y café.

Existen diferentes sustancias que favorecen la aparición de síntomas de ansiedad, como el alcohol y la cafeína. Disminuir su ingesta aliviará la ansiedad al despertar.

El problema de la ansiedad al despertar puede tratarse

Aunque es abrumador para quienes lo padecen, La ansiedad al despertar puede tratarse, ya sea con un enfoque psicoterapéutico o con medidas «caseras». Puedes adaptar tu rutina para tener tiempo de meditar y regular tus horarios nocturnos para promover un descanso tranquilo.

Si tienes dudas, consulta con un profesional. A medio plazo, la ansiedad daña órganos y complica las relaciones sociales, lo que repercute en distintos ámbitos, desde el ámbito laboral hasta el familiar. Sus efectos serán menores si aplicamos rápidamente métodos de control.

  • Bourne E, Garano L. ENFRENTAR LA ANSIEDAD: 10 formas sencillas de aliviar la ansiedad, los miedos y las preocupaciones. [Internet]. Barcelona: Muy Editorial. 2006
  • González Ceinos Martha. Reflexión sobre los trastornos de ansiedad en la sociedad occidental. Rev Cubana Med Gen Integr [Internet]. 2007 mar [citado  2020  Oct  10] ; 23 (1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252007000100013&lng=es.
  • Fernández LOI, Jiménez HB, Alfonso ARB, et al. Manual para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos de ansiedad. Medisur. 2012; 10 (5): 466-479.
  • Navas OW, Vargas BMJ. Trastornos de ansiedad: una revisión dirigida a la atención primaria. Rev Med Cos Cen. 2012; 69 (604): 497-507.
  • Sierra, Juan Carlos, Ortega, Virgilio, Zubeidat, Ihab, Ansiedad, angustia y estrés: tres conceptos para diferenciar. Revista Malestar y subjetividad [Internet]. 2003; 3 (1): 10 – 59. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27130102
  • Licenciada Saez-Uribarri. EVALUACIÓN DE LA ANSIEDAD AL DESPERTAR CON ACTIVIDAD ONÍRICA 2006.
  • Galiano Ramírez, María de la Concepción, Teresa Castellanos Luna y Teresa Moreno Mora. «Manifestaciones somáticas en un grupo de adolescentes con ansiedad». Revista Cubana de Pediatría 88,2 (2016): 0-0.
  • Cruz-Fierro, Norma y col. «Síntomas de ansiedad, manejo inadecuado de las emociones negativas y su asociación con el bruxismo autoinformado». Ansiedad y estrés 22.2-3 (2016): 62-67.
  • Rodríguez Alonso, Lenay. Características de ansiedad, depresión e ira en jóvenes hospitalizados con traumatismo craneoencefálico. Diss. Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. Facultad de Ciencias Sociales. Departamento de Psicología, 2016.
  • Romaguera, María Nieves Lago y Miguel Perelló del Rio. “Cuando las pesadillas son un problema. Un caso de estudio. » INFORMACION PSICOLOGICA 119 (2020): 78-90.
  • Martínez-González, Lidia, Georgina Olvera-Villanueva y Enrique Villarreal-Ríos. «Efecto de la técnica de respiración profunda sobre el nivel de ansiedad en adultos mayores». Revista de enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social 26.2 (2018): 99-104.
  • García Gómez, Lydia. «Programa para la prevención de la ansiedad en adolescentes mediante la autorregulación emocional mediante la práctica del yoga». (2019).
  • Amaya, Laura Juliana Dueñas. «Factores predisponentes genéticos y epigenéticos para los trastornos de ansiedad». Revista Iberoamericana de Psicología: Ciencia y Tecnología 12.2 (2019): 61-68.
fuente original
//stawhoph.com/4/3422023