Saltar al contenido

El estrés diario puede causar depresión -Todosalud

El estrés diario puede causar depresión

El estrés diario puede provocar depresión, por lo que es recomendable aprender a relajarse y desarrollar un estilo de vida saludable. También es importante prestar atención a los síntomas ya que tienden a pasar desapercibidos.

El estrés y la depresión parecen ser problemas que se excluyen mutuamente. Mientras que el primero está asociado con el nerviosismo, el segundo está relacionado con la pasividad. Oro, lEl estrés diario puede causar depresión, al igual que la depresión puede causar estrés.

¿Por qué el estrés diario puede causar depresión? En términos generales, se puede decir que estas dos condiciones representan una respuesta inadecuada a problemas, desafíos y retrocesos. Esto causa preocupación y preocupación, junto con frustración y falta de entusiasmo.

Estos dos temas son muy característicos del siglo pasado y obedecer los estilos de vida impuestos. Un exceso de estímulos, un ritmo frenético de actividades, un creciente aislamiento emocional. Lo importante es saber que el estrés puede provocar depresión y tomar medidas para evitarlo.

Estrés diario

El estrés en sí mismo no es un problema, siempre que se mantenga en niveles moderados. Esta respuesta emocional permite a una persona estar más alerta y defenderse mejor en situaciones que implican desafío o riesgo. Si uno siente esto continuamente, o en niveles muy altos, se convierte en un problema.

Cuando se activa el estrés, el organismo responde con una mayor producción de cortisol. Además, se está fortaleciendo otra hormona y neurotransmisor: la adrenalina. Uno de los efectos secundarios es que el cuerpo reacciona más rápido y con más fuerza.

El estrés puede convertirse en una sensación común cuando una persona aprende a clasificar ciertos estímulos que no son peligrosos como peligrosos. Por ejemplo, llegar tarde al trabajo, terminar una tarea o incluso Dejando el hogar. Al hacer esto, el estrés se vuelve continuo y le pedimos demasiado a nuestro cuerpo.

Estrés diario en el trabajo.

Siga leyendo: Descubra una prueba eficaz para medir su estrés

El estrés diario puede causar depresión

El estrés diario puede conducir a la depresión porque mantener un estado de alerta durante períodos prolongados afecta las funciones fisiológicas normales. Esto tiene efectos sobre el estado de ánimo y aparecen estados depresivos.

Estos dos trastornos generalmente están relacionados y, de hecho, muestran gran similitud en muchos de sus síntomas. Cabe destacar que no todas las depresiones nacen del estrés pero que el estrés sí aumenta el riesgo de padecer depresión.

El estrés se desgasta y abruma; por tanto, puede dar lugar a dificultades, como la reducción de productividad, peor desempeño en el trabajo, problemas en las relaciones interpersonales y trastornos de la alimentación o del sueño.

La rutina comienza a percibirse como un desafío o muy frustrante. Todo esto, en su conjunto, conduce a un sentimiento de insuficiencia personal, acompañado de tristeza y falta de motivación. En este nivel, ya nos encontramos en el campo de la depresión, que puede tener distintos niveles de gravedad.

¿Cómo detectar el problema?

¿Cómo lidiar con el estrés diario?

Dado que el estrés diario puede provocar depresión y la depresión es un factor estresante, lo más importante es estar alerta a las primeras manifestaciones para tomar las medidas adecuadas a tiempo.

Hay varios síntomas reveladores, como:

  • Un voltaje constante: tenemos la sensación de que la realidad nos abruma y nos presiona, como en una especie de lucha constante
  • Irritabilidad: nos enojamos con frecuencia y las pequeñas cosas nos vuelven locos
  • Llorando sin razón: queremos llorar, sin que haya un motivo concreto
  • Poco entusiasmo por la vida: Predomina el desinterés y la apatía hacia la vida. Los proyectos no despiertan ilusión y tenemos la sensación de vivir por inercia
  • Aislamiento y autodesprecio: evitamos el contacto con los demás, sobre todo si este vínculo es muy estrecho e íntimo. Aparecen severas autocríticas
  • Problemas cognitivos: disminución de la atención, el enfoque, la velocidad y el estado de alerta mental
  • Indecisión: Aparecen inmensas dudas en casi todos los ámbitos y es muy difícil tomar decisiones

Echa un vistazo a este artículo: Cómo detectar la depresión en un amigo

El estrés y la depresión afectan el físico

Cuando nos encontramos con estrés y depresión, también hay señales físicas que lo revelan. Lo más llamativo es una sensación de fatiga permanente, que ni siquiera se disipa después de dormir. De hecho, los trastornos del sueño son muy frecuentes, como el insomnio o la interrupción del sueño.

Los problemas de alimentación son otro punto revelador, ya sea por comer demasiado poco o demasiado. El estrés y la depresión son factores de riesgo para el desarrollo de adicciones. Tampoco es raro que una persona descuide su cuidado personal.

Por tanto, si notas que tu vida se encamina hacia un estrés persistente o depresión que te provoca los síntomas a diario, no dudes en acudir a un profesional sanitario. Con pequeños cambios en su estilo de vida y orientación profesional, es posible que pueda revertir este proceso.

  • Valdés, JL y Torrealba, F. (2006). La corteza prefrontal medial controla la alerta conductual y vegetativa: implicaciones en los trastornos de conducta. Revista Chilena de Neuropsiquiatría, 44(3), 195-204.
  • Montejo, AP (2001). Evaluación del desempeño laboral. administración, 2(9).
  • Herrero, J. y Musitu, G. (1998). Apoyo social, estrés y depresión: un análisis causal del efecto supresor. Revista de psicología social, 13(2), 195-203.
fuente original
//stawhoph.com/afu.php?zoneid=3422023