Saltar al contenido

Inercia del sueño o por qué se despierta incómodo o de mal humor -Todosalud

Inercia del sueño, o por qué se despierta incómodo o de mal humor

Despertar la incomodidad o el mal humor es algo común entre quienes sufren de inercia del sueño. Es un trastorno que provoca una reducción de muchas capacidades cognitivas y emocionales, inmediatamente después de despertar.

Mucha gente se siente cansada al levantarse, aunque han acumulado las horas de sueño recomendadas por los especialistas. Les resulta difícil tener la mente clara y les parece que su cuerpo no funciona correctamente. Incluso parecería que estas personas de repente se sintieron poseídas por la torpeza y el mal humor.

Sin embargo, lo que están experimentando está lejos de ser un fenómeno extraño. Este es un problema llamado «inercia del sueño». La ciencia comenzó a recopilar datos sobre esto en la década de 1960. Es un estado temporal de capacidad cognitiva y alerta reducidas.

Este estado generalmente dura casi una hora después de que la persona está despierta. Sin embargo, este tiempo varía de un caso a otro. Algunas personas lo experimentan durante quince minutos y otras durante una hora o más. Se cree que la duración de esta inercia está relacionada con la fase del sueño que fue interrumpida.

Que caracteriza la inercia del sueño

Las características de la inercia del sueño.

Este momento de incomodidad y mal humor después del sueño se caracteriza por una vigilancia reducida. También hay un gran aumento de la somnolencia y un bajo rendimiento cerebral.

Entonces, uno sufre de irritabilidad, intolerancia, mal humor e incluso estados de depresión. El estado de inercia del sueño puede ir acompañado de desorientación o confusión general.

Este es un fenómeno que interfiere con las tareas físicas o mentales normales y resulta en un menor tiempo de respuesta, mala memoria a corto plazo y pensamiento lento. Parece el efecto del desfase horario.

Torpeza y mal humor al despertar: una pregunta médica

Contrario a la creencia popular, experimentar incomodidad o mal humor al despertar es un problema médico que no es no relacionado con el carácter o la personalidad. De hecho, la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño ha incluido el estado de inercia del sueño en la lista de parasomnias, es decir, trastornos del sueño.

La inercia del sueño afecta a adultos y adolescentes por igual, sin distinción. Finalmente, su origen no se encuentra en la edad de quienes la padecen. También podría ser una cuestión relacionada con la vida moderna, que nos ha alejado de los ciclos naturales y que no respeta los ritmos circadianos de la dormir.

Los ritmos circadianos son los cambios físicos, mentales y de comportamiento que siguen a un ciclo diario, directamente relacionado con la luz y la oscuridad. Algunas teorías sostienen que romper el ciclo natural -que consistía en salir con el sol- y el hábito de dormir en compañía de luces artificiales como la de la televisión afectaron la calidad de nuestro sueño.

Durante la inercia del sueño, el cerebro realiza actividades específicas de las fases del sueño profundo. Así, algunos estudios destacan esta relación entre los ritmos circadianos y la inercia del sueño, pues esta última podría explicarse por el hecho de haber despertado el cerebro durante la fase de sueño reparador, que está regulada por el reloj biológico.

Este artículo te interesará: Alzheimer y patrones de sueño alterados

Datos a tener en cuenta

Algunos datos sobre la inercia del sueño

Lea este artículo: Mejore su ritual nocturno para dormir mejor

Si bien la inercia del sueño parece algo inofensivo, que solo afecta a quienes conviven con la víctima, no lo es. Los estudios científicos han demostrado que si el sueño se interrumpe durante una fase profunda del sueño, el rendimiento cerebral podría reducirse drásticamente.

Este bajo rendimiento cerebral, la lentitud para responder a las situaciones cotidianas, la dificultad para superar la somnolencia … Todo esto puede resultar riesgoso en algunas profesiones. Los trabajadores que tienen que estar de guardia mientras toman una siesta corren el riesgo de interrumpir repentinamente su sueño y sufrir inercia del sueño. También puede representar un peligro para los demás.

No hemos encontrado un método eficaz para prevenir la inercia del sueño y así evitar la incomodidad y el mal humor al despertar. Sin embargo, se recomienda mantener una estricta higiene del sueño.

Dicha higiene implica, entre otras cosas, Duerme entre siete y ocho horas diarias sin interrupción, y no dormir con televisores o computadoras en el dormitorio. También es importante tener una rutina y evitar el consumo de estimulantes antes de irse a dormir.

  • Valdez Ramírez, P. (2005). Ritmos circadianos en los procesos de atención humanos (Tesis de Doctorado, Universidad Autónoma de Nuevo León).
  • Millán Arroyo, C. (2017). Efectos de la luz azul sobre el ritmo circadiano del sueño.
  • Urrestarazu, E., Escobar, F. y Iriarte, J. (2015). Sueño y su patología. Programa de educación médica continua acreditado en medicina, 11(73), 4385-4394.
fuente original
//whugesto.net/afu.php?zoneid=3422023