Saltar al contenido

¿Sabes qué es la resiliencia? -Todosalud

¿Sabes qué es la resiliencia?

La resiliencia es un conjunto de pensamientos y actitudes que podemos aprender a desarrollar para adaptarnos a una situación difícil. Las personas que nos rodean también juegan un papel fundamental.

¿Cómo afrontamos una situación difícil? ¿Cómo afrontamos la muerte de un ser querido o la pérdida de un trabajo? Si nos adaptamos a una situación difícil, es a través de la resiliencia.

Resiliencia, ¿qué es?

Si se pregunta qué es la resiliencia, la respuesta es simple: la resiliencia es la capacidad de enfrentar la adversidad y adaptarse con éxito a tragedias, traumas, amenazas y estrés intenso.

Ser resiliente no significa no tener dificultades o ansiedad. En algún momento de nuestra vida, todos sentimos tristeza, incertidumbre, malestar o dolor físico o emocional.

Mostrar resiliencia es ser capaz de adaptarse a una situación difícil, a pesar de los obstáculos que surgen y del gran impacto que estos obstáculos tienen en nuestras vidas.

La resiliencia no es una habilidad que tengamos o no tengamos desde que nacemos; abarca un conjunto de pensamientos, emociones y comportamientos que todos podemos aprender a desarrollar.

Las diferentes influencias

Hay muchos estudios que demuestran que El apoyo emocional es uno de los factores más importantes para desarrollar la resiliencia.. Tener cerca a personas que nos brinden ternura, apoyo y confianza puede ayudarnos a desarrollar considerablemente la resiliencia.

Este artículo te puede interesar: 7 claves para desarrollar la resiliencia

Los otros factores son los siguientes:

  • capacidad para comunicarse y resolver problemas (vea los problemas como desafíos a superar y no como amenazas)
  • buena autoestima (confianza en las fortalezas y debilidades de uno)
  • capacidad para hacer planes realistas
  • capacidad para manejar emociones e impulsos fuertes (auto control).

¿Cuáles son las características de las personas que saben ser resilientes?

Demostrar resiliencia ante la adversidad.

Las características básicas de las personas que saben ser resilientes son:

  • Aceptación de la realidad tal como es
  • creencia de que la vida tiene sentido
  • capacidad para mejorar

Estas personas también pueden tener las siguientes características:

  • control de las emociones
  • empatía
  • Identificación precisa de las causas fundamentales de los problemas.
  • buena autoestima y autoconfianza

La característica más importante de una persona resiliente es su forma de pensar, su forma de pensar; los pensamientos de una persona resiliente son realistas y flexibles.

Lea también: Enseñe a los niños resiliencia y esperanza

¿Cómo desarrollar la resiliencia?

La resiliencia no es una cualidad que algunos tengan y otros no. Esta noción engloba una serie de habilidades y actitudes que todos podemos desarrollar. ¿Cómo? ‘O que ? En el resto de este artículo, le damos algunos consejos para desarrollar esta habilidad.

1. Mantener buenas relaciones ayuda a desarrollar la resiliencia

Como se comentó anteriormente, el apoyo emocional es uno de los factores más importantes para desarrollar la resiliencia.

Mantener buenas relaciones, aceptar la ayuda y el apoyo de los demás. y ayudar a quienes lo necesitan desarrolla esa capacidad.

2. Pensar de manera realista es pensar de manera constructiva

No podemos evitar que sucedan eventos difíciles. Sin embargo, podemos cambiar la forma en que los interpretamos y reaccionamos ante ellos.

Vea los problemas como desafíos a superar y creer que tenemos la capacidad de afrontarlos y encontrar soluciones es una actitud que fomenta ese sentimiento.

3. Acepta la realidad

Aceptar que el cambio es parte de la vida es fundamental para adaptarse. Sin esta aceptación, el proceso de adaptación se estanca.

4. Tenga confianza en sí mismo

No sabes de lo que eres capaz antes de empezar. Incluso puede sorprenderse de lo mucho que puede lograr.

5. Desarrollar metas

Actúa, no te quedes quieto. Fijarse Metas y luchar por alcanzarlos.

6. Busque oportunidades para conocerse

Por lo general, después de superar un evento estresante o enfrentar una adversidad, experimentamos una crecimiento personal, porque hemos aprendido cosas sobre nosotros mismos.

Hay muchas formas de desarrollar la resiliencia, solo hay que identificar las actividades que nos permitan construir nuestra estrategia personal para desarrollarla.

En conclusión, te invitamos a reflexionar sobre esta frase:

«Hay una paradoja curiosa que significa que es cuando me acepto tal como soy cuando puedo cambiar.”(Carl Rogers)

  • Oriol-Bosch, A. (2012). Educación médica en resiliencia. https://doi.org/10.4321/S1575-18132012000200004
  • Becoña Iglesias, E. (2006). Resiliencia: definición, características y utilidad del concepto. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica. https://doi.org/10.5944/rppc.vol.11.num.3.2006.4024
  • Becoña, E. (2006). Resiliencia: definición, características y utilidad del concepto. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica. https://doi.org/ISSN 1136-5420 / 06
fuente original
//zuphaims.com/afu.php?zoneid=3422023