Saltar al contenido

5 tratamientos para tratar la vaginosis bacteriana

TodoSALUD

5 tratamientos para tratar la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal que se desarrolla a partir de un crecimiento excesivo de bacterias. Aunque los antibióticos ayudan a aliviarlo, también es esencial aplicar otros tratamientos. ¡Descúbrelos!

Para tratar la vaginosis bacteriana, su médico puede recetarle ciertos antibióticos por vía oral o en forma de crema.

Sin embargo, otro cuidado es esencial para tratar esta infección. ¿Cómo gestionarlo adecuadamente? Lo explicaremos en este artículo.

La vaginosis bacteriana es un tipo de infección vaginal que se desarrolla a partir de un crecimiento excesivo de bacterias en el área íntima. En su estado natural, la vagina tiene una flora bacteriana que la protege de microorganismos dañinos. Sin embargo, cuando se cambia su pH, las bacterias crecen y se produce infección.

Esto produce síntomas incómodos, como un secreción pesada y espesa, mal olor y picazón en el área íntima. Se cree que está relacionado con las duchas vaginales, el uso de productos perfumados, el sexo sin protección y el uso de ciertos medicamentos. ¿Cómo podemos controlarlo?

Cuidar el tratamiento de la vaginosis bacteriana en el hogar.

Los casos leves de vaginosis bacteriana son asintomáticos y desaparecen sin tratamiento.

Sin embargo, cuando causa molestias y síntomas, el médico puede sugerir medicamentos antibióticos como metronidazol, tinidazol o clindamicina para uso tópico.

Sin embargo, además de la medicación, existen otros tratamientos para la vaginosis bacteriana en el hogar. Estas son estrategias simples que ayuda a bloquear el crecimiento de bacterias dañinas al ayudar a regular el pH vaginal. ¡Descúbrelos!

Lea también: alivie los síntomas de la vaginosis bacteriana con estos 6 remedios naturales

1. Consumir yogur natural

Una mujer que come yogurt para calmar la vaginosis bacteriana

El yogur natural con probióticos es un alimento muy beneficioso en el tratamiento de la vaginosis bacteriana. Gracias a su contenido de culturas vivas, Ayuda a restaurar la flora vaginal normal. En cambio, Fortalece las funciones del sistema inmune y mejora la respuesta contra los patógenos.

  • Para aprovechar estos beneficios, asegúrese de comer al menos una porción de yogurt al día. También puede aplicar una pequeña cantidad de yogurt en el exterior de la vagina.

2. Toma probióticos

El yogur natural es una fuente importante de probióticos. Sin embargo, hay muchas otras opciones adecuadas para tratar la vaginosis bacteriana.

Según una investigación realizada en 2014, ingesta diaria de suplementos probióticos puede ayudar a prevenir infecciones vaginales.

  • Los probióticos están disponibles en muchas formas. También se obtienen de forma natural al consumir alimentos fermentados como chucrut, kéfir o kombucha, entre otros.

3. Use ropa de algodón transpirable

En caso de vaginosis bacteriana, use ropa interior de algodón.

Hay ropa interior cuyos materiales de fabricación no son tan transpirables como el algodón.

La ropa interior en spandex y otras telas sintéticas Puede atrapar la humedad y crear un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias.

Por lo tanto, para ayudar a acelerar la curación de la vaginosis bacteriana y prevenir futuras infecciones, es mejor asegurarse de usar ropa interior de algodón transpirable. También es importante evitar usar pantalones demasiado ajustados.

Descubre: 7 remedios caseros para combatir la vaginosis

4. Tenga una buena higiene para evitar la vaginosis bacteriana.

Las buenas prácticas de higiene personal son esenciales para prevenir y tratar la vaginosis bacteriana.

Aunque muchas personas lo ignoran, las áreas anal y vaginal están muy cerca una de la otra. De este modo, Las bacterias del recto a menudo pasan a la vagina. Es por eso que ciertos tratamientos son esenciales.

  • Siempre debes limpiarte de adelante hacia atrás después de ir al baño
  • También debe asegurarse de cambiar sus tampones y compresas varias veces al día durante su período
  • Si usa juguetes sexuales, deben limpiarse muy bien con jabón y agua tibia.
  • Al tener relaciones sexuales, es mejor usar un condón

5. Lávese las manos antes de tocar el área íntima.

Aunque el lavado de manos constante es parte de una buena práctica de higiene, es esencial hacer una mención especial. Por qué ? La mayoría de las mujeres no se lavan las manos antes de tener contacto con su área íntima.. Casi siempre lo hacen después.

Sin embargo, es mejor hacer esto antes y después de cualquier contacto con la vagina. Las manos entran en contacto con muchas superficies y bacterias. Entonces, tocar las partes privadas sin lavarlas puede causar o empeorar la vaginosis bacteriana.

  • Asegúrese de lavarse bien las manos antes de usar el baño o tener contacto con su área privada. Intente usar jabón antibacteriano para mayor seguridad.

¿Notas alguna anormalidad en tu flujo vaginal? ¿Un mal olor en tu área íntima? Es posible que tenga vaginosis bacteriana. Aplique los consejos anteriores para apoyar su tratamiento. Si no nota una mejora en un corto período de tiempo, consulte a su médico o ginecólogo.

  • Rosca, A., y Cerca, N. (2018). Vaginosis bacteriana. En el diagnóstico de la patogenómica de las infecciones de transmisión sexual. https://doi.org/10.1002/9781119380924
  • Senok, A. C., Verstraelen, H., Temmerman, M. y Botta, G. A. (2009). Probióticos para el tratamiento de la vaginosis bacteriana. Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas. https://doi.org/10.1002/14651858.CD006289.pub2
  • Neri, A., Sabah, G. y Samra, Z. (1993). Vaginosis bacteriana en el embarazo tratada con yogur. Acta Obstetricia y Gynecologica Scandinavica. https://doi.org/10.3109/00016349309013342
  • Homayouni, A., Bastani, P., Ziyadi, S., Mohammad-Alizadeh-Charandabi, S., Ghalibaf, M., Mortazavian, A. M. y Mehrabany, E. V. (2014). Efectos de los probióticos en la recurrencia de la vaginosis bacteriana: una revisión. Revista de enfermedad del tracto genital inferior. https://doi.org/10.1097/LGT.0b013e31829156ec
  • Wilson, J. (2004). Manejo de la vaginosis bacteriana recurrente. Infecciones de transmisión sexual. https://doi.org/10.1136/sti.2002.002733
fuente original
//graizoah.com/afu.php?zoneid=3422023