Saltar al contenido

Algunos consejos para cuidar tu salud articular

Algunos consejos para cuidar tu salud articular

Las enfermedades inflamatorias que afectan la salud de las articulaciones son muy comunes. La prevalencia de estas enfermedades aumenta con la edad, pero podemos controlar ciertos factores de riesgo.

Si es importante cuidar la salud de sus articulaciones, es porque el sistema que nos permite realizar movimientos, el sistema musculoesquelético, es un sistema muy complejo. Este sistema incluye huesos, articulaciones, músculos, tendones y ligamentos. La función del sistema musculoesquelético es permitir que el cuerpo se mueva, y esto es posible gracias a las articulaciones.

Cuando el cerebro ordena que los músculos se contraigan, voluntariamente o no, los músculos tiran de los huesos. Por lo tanto, el mecanismo comienza y el funcionamiento articular nos permitirá realizar movimientos.

Hay muchos diagnósticos de enfermedades inflamatorias en la población general. La prevalencia de estas enfermedades aumenta con la edad., osteoartritis y osteoporosis son los trastornos más comunes.

Salud articular: síntomas y diagnóstico de enfermedades articulares

El síntoma principal de la enfermedad articular es el dolor articular, que generalmente se acompaña de inflamación y deformación. En otros casos, se presentan otros síntomas: limitación del movimiento de las articulaciones afectadas, rigidez y pérdida de capacidad funcional.

Los profesionales de la salud hacen el diagnóstico en función del cuadro clínico. Si lo consideran necesario, este análisis puede complementarse con ciertos exámenes, como un análisis de sangre, un análisis de orina, una radiografía y una ecografía articular. Con un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado, ciertas enfermedades articulares pueden controlarse perfectamente. Sin embargo, algunos trastornos son crónicos y difíciles de controlar. Este es el caso de la osteoartritis, por ejemplo.

Factores de riesgo que predisponen a una mala salud de las articulaciones.

Ciertos factores que pueden controlarse predisponen a padecer una enfermedad articular. Otros, sin embargo, no son controlables.

Desde la perspectiva genética, las mujeres de mediana edad tienen más probabilidades que los hombres de tener una enfermedad articular. Sin embargo, aún no se sabe si el vínculo es solo genético o si hay un componente hormonal:

  • La obesidad es uno de los factores de riesgo que podemos controlar. El sobrepeso es, en algunos casos, la causa del dolor articular, y en otros casos, la consecuencia: la obesidad conduce a una sobrecarga en las articulaciones y por lo tanto causa daño, pero la obesidad también puede ser la consecuencia del dolor en las articulaciones, ya que si la persona tiene dolor en las articulaciones, tiene movimientos limitados
  • Ciertas profesiones que implican un esfuerzo excesivo también pueden causar enfermedad articular. Algunos Deportes Por lo tanto, la competencia puede, por ejemplo, estar asociada con diferentes afecciones, incluidas enfermedades articulares
Es importante cuidar su salud articular.

Este artículo también puede interesarte: Alimentos y articulaciones: lo que se recomienda y lo que no

¿Cómo cuidar tu salud articular?

La prevención de enfermedades articulares implica adoptar ciertos hábitos de vida saludables. De esta manera, podemos controlar los factores de riesgo que son modificables. Te damos algunos consejos a continuación.

1. comida

Una dieta que proporciona una cantidad de calcio apropiado es fundamental La ingesta diaria adecuada de calcio y la actividad física suave pueden ayudar a prevenir la osteoporosis y mejorar el movimiento.

2. Ejercicio físico, una de las medidas preventivas para cuidar su salud articular.

Además de una buena nutrición, es importante evitar un estilo de vida sedentario y por lo tanto hacer ejercicio. El ejercicio puede aliviar el dolor si ya tiene una enfermedad articular, mejorar la movilidad articular, fortalecer los músculos, estimular la formación de hueso nuevo y mejorar el sueño.

3. Hábitos posturales

Es esencial evitar los malos hábitos posturales, que incluyen los siguientes hábitos:

  • Permanecer demasiado tiempo, que se llama bipedalismo extendido
  • Siéntate o recuéstate demasiado tiempo
  • Sentado con la espalda doblada y sin ser respaldado
  • Tener sillas y colchones reclinables.
  • No distribuya los pesos de manera uniforme.
  • Doblar la columna vertebral al recoger objetos del suelo.
  • Actividades que causan sobrecarga, como caminando sobre terreno irregular durante mucho tiempo

4. Usar zapatos apropiados

Es recomendable llevar calzado suficientemente grande y cómodo.e incluso suelas.

Por lo tanto, es preferible evitar los talones que promueven cambios articulares degenerativos en el pie y la rodilla. Del mismo modo, no se recomienda usar zapatos demasiado planos.

El esqueleto de una persona que necesita cuidar su salud articular.

¿Cómo aliviar los problemas articulares?

Para aliviar el dolor y la inflamación que se ha desarrollado en una articulación, ciertos medicamentos serán necesarios, como analgésicos y antiinflamatorios. En casos más graves, siguiendo el consejo de su médico, las infiltraciones de corticosteroides pueden ser útiles.

La aplicación de frío también es útil durante las fases de inflamación aguda. La aplicación de calor puede ser útil en caso de rigidez muscular. Estas técnicas no invasivas alivian el dolor y promueven la movilidad.

Este artículo también puede interesarte: Cómo cuidar las articulaciones a través de la dieta: todo lo que necesitas saber

En breve …

Las enfermedades articulares son comunes. En un momento en que la humanidad tiene una mejor esperanza de vida y los hábitos de vida favorecen el sobrepeso y la obesidad, estas enfermedades se están volviendo evidentes.

Es importante adoptar estilos de vida saludables, como actividad física, comer mejor, usar zapatos adecuados y adoptar buenas posturas. Podemos modificar estos factores de riesgo para mejorar nuestra calidad de vida y extender la vida de nuestras articulaciones.

  • SINAVE, y Secretaría de Salud. (2016) Artritis reumatoide su impacto social y económico. Boletín Epidemiológico.

  • Caudill, A. (2007). Articulaciones, ay que DOLOR! LA REVISTA AMERICAN TRIMESTRE DE CABALLOS ANDREA CAUDILL.

  • Jaime, J., Arabia, M. y Henry, W. (2014). Artrosis y actividad física Artrosis y actividad física Artrosis y actividad física. Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología.

fuente original
//oagnatch.com/4/3422023