Saltar al contenido

Mantenga el patrón de sueño correcto durante el parto

Mantenga el patrón de sueño correcto durante el parto

El encierro y el estrés involucrados en la situación actual pueden tener un impacto negativo en el sueño.

A algunos les resultó difícil mantener el patrón de sueño adecuado durante el parto. Los temores acerca de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), asociada con limitaciones de movilidad y cambios repentinos de rutina, Han aumentado el estrés y la ansiedad en una gran proporción de la población.

Como resultado, los trastornos del sueño se hicieron presentes y, a su vez, los problemas de salud física, cognitiva y mental se dispararon. ¿Qué podemos hacer al respecto? ¿Cómo podemos asegurar un buen descanso? Dado que el sueño es crucial para nuestros procesos de vida, es aconsejable adoptar ciertas estrategias para promoverlo.

Una mujer que tiene un buen patrón de sueño.

Recomendaciones para mantener el patrón de sueño correcto durante el parto

UNA artículo reciente publicado en el Journal of Sleep Research advierte contra Los efectos del confinamiento en los patrones de sueño de miles de personas en todo el mundo.. Factores como las emociones, el aislamiento, el trabajo desde casa y la falta de exposición al sol dificultan el descanso, reduciendo las horas necesarias para una buena noche de sueño.

Sin embargo, según esta misma publicación, hay ciertos «ajustes» en la rutina que ayudan a inducir el sueño para garantizar un buen descanso nocturno. Es importante implementarlos, ya que la falta de sueño afecta las funciones del sistema inmunitario, provoca problemas de salud mental y, en general, compromete el bienestar.

Para ver: Adicciones durante el encierro

1. Asegúrese de estar en un ambiente cómodo y tranquilo

Que el dormitorio tenga las características necesarias para un buen descanso es el primer paso para mantener el ritmo del sueño. Es importante que el colchón, elalmohada y los accesorios de cama brindan total comodidad. Además, debemos asegurarnos, en la medida de lo posible, de que estén limpios y libres de ácaros. Recuerde que los ácaros causan alergias.

Por otro lado, debemos tratar de mantener un ambiente tranquilo, ya que el ruido y los elementos que distraen perturban el resto. Los dispositivos móviles, así como las computadoras y los televisores, deben mantenerse alejados del dormitorio. Incluso es recomendable evitarlos en los momentos previos al descanso, ya que el exceso de información que circula en las redes es uno de los factores asociados con los problemas de sueño durante el confinamiento.

2. Respeta los horarios regulares

Debido al confinamiento, los ritmos circadianos se han alterado, ya que la exposición al sol, el nivel de actividad física y los horarios de muchas tareas diarias se han reducido. Para remediar esto y evitar perturbar el sueño, Es mejor tratar de cumplir con los horarios regulares que tenemos para descansar y otras actividades diarias.

Esto significa que, siempre que sea posible, debemos acostarnos y levantarnos al mismo tiempo que de costumbre. Asimismo, debemos mantener nuestras horas regulares para el desayuno, el almuerzo y la cena. Además, si trabajamos en casa, debemos tratar de pasar la misma cantidad de tiempo que en la oficina.

3. Tomar el sol

Como se explica Expertos de la Fundación Nacional del Sueño, la luz solar juega un papel importante en la estructura del sueño. En este momento, la contención obliga a las personas a permanecer en el interior y muchas ya no tienen acceso al sol. Es por eso que, de acuerdo con las recomendaciones de esta organización, es ideal abrir las persianas y cortinas por la mañana para traer luz a la habitación.

Así que lee: 5 consejos cuando te expongas al sol

También es bueno pasar tiempo a la luz, ya sea junto a una ventana o en el jardín. Tomar el sol en la mañana siempre es bueno para su salud en general, siempre que tome las precauciones adecuadas, como usar protector solar.

4. Ejercicio

El ejercicio regular se ha vuelto importante en este período de confinamiento. No solo es esencial para reducir los riesgos asociados con un estilo de vida sedentario, sino También se recomienda abrir la mente, reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño.

Una revisión sistemática publicada por la revista científica PeerJ Llegó a la conclusión de que, aunque se necesitan más estudios, el ejercicio puede ayudar a mejorar el sueño de los pacientes con insomnio. Y no tiene que ser agotador; son efectivos alrededor de 20 a 30 minutos de ejercicio moderado en el hogar.

5. Use una técnica de relajación

Es difícil estar totalmente relajado en la situación en la que estamos; sin embargo, algunas técnicas puede ayudarnos a manejar mejor el estrés y la ansiedad, especialmente en los momentos antes de dormir.

La meditación, el yoga, los ejercicios de respiración o escuchar música suave pueden ayudarnos a cambiar de opinión para que los pensamientos invasivos no interfieran con nuestro descanso.

Una mujer estresada por el encierro que no puede mantener un buen ritmo de sueño.

Dormir bien es sinónimo de bienestar

Las alteraciones del sueño pueden tener consecuencias negativas para la salud. Por eso, cuando tenemos insomnio u otros problemas para dormir correctamente, es mejor intervenir a tiempo.

Seguir estas recomendaciones puede ayudarnos; sin embargo, si el problema persiste, también es recomendable consultar a un profesional. Actualmente, los médicos y psicólogos ofrecen asistencia en línea a quienes les resulta difícil estar confinados.

Referencias bibliográficas

  • Altena, E., Baglioni, C., Espie, C. A., Ellis, J., Gavriloff, D., Holzinger, B., … Riemann, D. (2020). Manejo de problemas de sueño durante el parto en el hogar debido al brote de COVID-19: recomendaciones prácticas de un grupo de trabajo de la Academia Europea CBT-I. Revista de investigación del sueño. https://doi.org/10.1111/jsr.13052
  • Fundación Nacional del Sueño. (Dakota del Norte.). La luz del sol y el sueño. Disponible en https://www.sleepfoundation.org/bedroom-environment/see/sunlight-and-sleep
  • Banno M, Harada Y, Taniguchi M, et al. El ejercicio puede mejorar la calidad del sueño: una revisión sistemática y un metanálisis. PeerJ. 2018; 6: e5172. Publicado el 11 de julio de 2018 doi: 10.7717 / peerj.5172

//thaudray.com/4/3422023