Saltar al contenido

¿Por qué las herraduras se consideran amuletos de la buena suerte?

¿Por qué las herraduras se consideran amuletos de la buena suerte?

Desde la antigüedad, las herraduras se han considerado amuletos de la suerte.

Las herraduras son los amuletos de la suerte más antiguos de la historia.. Los efectos que se le atribuyen van desde la suerte hasta la disipación de dudas, incluso conflictos. Las herraduras, sin embargo, no son más que piezas de metal, cuya peculiaridad es su forma de U. Se utilizan principalmente en caballos para reducir el desgaste de sus cascos.

A esto hay que agregar los efectos de la posición de la herradura. Esta posición producirá diferentes efectos:

  • Dirigida hacia abajo, proporcionará protección
  • Si apunta hacia arriba, llevará suerte

El origen de la herradura como amuleto de la suerte.

herradura de la suerte

La herradura comenzó a convertirse en un amuleto de la suerte cuando nuestros antepasados ​​se dieron cuenta de que su forma de U u ovalada se parecía a la de la luna creciente. Por lo tanto, ya en las primeras civilizaciones, se consideraba que estrellas como el Sol o la Luna traían suerte y se pensaba que hacían que las mujeres fértiles.

Como resultado, se ha extendido la idea de que los hierros pueden traer buena suerte. Lo que significa fueron los antiguos griegos quienes introdujeron la herradura en la civilización occidental. Desde entonces, la herradura ha sido considerada un amuleto de la suerte. Pero fue en el siglo X, a través de la figura de Saint-Dunstan, que la gente comenzó a colgar herraduras en las puertas para proteger las casas.

La leyenda de Saint-Dunstan.

Dunstan era un herrero que, gracias a su fe, se convirtió en arzobispo de Canterbury.. Pero ¿por qué herraduras y no otro objeto hecho por este herrero? La leyenda dice que el Arzobispo fue visitado una vez por un hombre que le rogó por herraduras. Estas herraduras no eran para sus propios pies. Estos habrían parecido extrañamente los cascos de un animal.

Fue entonces cuando Dunstan entendió la realidad: era el Diablo. Saint Dunstan, astutamente, accedió a cumplir con la solicitud de Satanás, sin decirle que sabía quién era.

Para esto, él le dijo que la única forma de poner tales herraduras era colgándolas en la pared. Satanás, sorprendido, aceptó. Esto es cuando comenzó la penitencia. San Dunstan comenzó a clavar herraduras con clavos, por lo que el diablo exigió su piedad.

Saint Dunstan aprovechó la solicitud de gracia del diablo para exigir algo a cambio. Luego le pidió que no entrara en la casa de personas que tenían una herradura colgada en la puerta. Satanás, herido, aceptó.

Esta historia se extendió rápidamente entre la comunidad católica. El boca a boca ha cambiado la historia con el tiempo, pero la idea de protección, incluso la suerte, ha perdurado.

Descubrir: Detrás de cada persona se esconde una historia que los hizo fuertes

Historia de la herradura

la historia de la herradura como amuleto de la suerte

Como ya hemos mencionado, la herradura ya se usaba como amuleto de la suerte mucho antes del siglo X. Con respecto a los no cristianos, ¿por qué usaron herraduras para atraer la suerte?

Parece que los griegos creían que el metal era un material que asustaba al mal. Esto puede deberse a su uso en combate, estaban acostumbrados a ganar con armas hechas de metal. Además, como se indicó anteriormente, su forma de media luna nos invitó a reflexionar sobre las civilizaciones antiguas que esta estrella, a través de este objeto, trajo fertilidad y buena suerte.

A todo esto, debemos agregar el número mágico: 7. Y es una coincidencia que solo sean necesarios 7 clavos para conducir la herradura hasta las patas de un caballo.

Finalmente, las herraduras se usaron como objetos para protegerse de la magia de las brujas en la Edad Media. De hecho, la sabiduría popular creía que las brujas se subían a una escoba porque los caballos les tenían miedo. Por lo tanto, en Rusia, los herreros eran considerados hombres de magia blanca. Habrían tenido el poder de asustar a las brujas.

Esto también puede interesarle: Actitudes que te mantienen apegado a los pensamientos negativos.

En conclusión

Esta leyenda estaba tan extendida que los herreros incluso comenzaron a celebrar matrimonios y a usar planchas como símbolo de unión. Además, los yunques se convirtieron en los únicos lugares donde se podían forjar anillos ; porque estos recibieron parte de la «magia» que luego fue transferida a otros objetos.

Por último, La historia de las herraduras es larga, antigua y a veces confusa; lo que es seguro es que muchas civilizaciones, por una razón u otra, han considerado este objeto como un amuleto de la suerte. Lo interesante es notar este mismo simbolismo que encontramos en varios pueblos, a veces muy distantes entre sí.

//luvaihoo.com/afu.php?zoneid=3422023