Saltar al contenido

Abuso y abuso en parejas adolescentes

Abuso y abuso en parejas adolescentes

Abuso y abuso en parejas adolescentes

Aunque puede ser más difícil identificar ciertos comportamientos cercanos al abuso o maltrato, tanto físicos como fisiológicos, en parejas adolescentes, es fundamental que tengamos cuidado para evitar que la relación salga mal.

¿El maltrato y el abuso en la pareja de adolescentes son menos importantes que en los adultos? Estas actitudes devastadoras no solo están reservadas para parejas mayores Y tenemos que darnos cuenta.

La violencia adolescente puede ser el punto de partida para una serie de relaciones atormentadas y tóxicas.

Debemos a toda costa darnos cuenta de que el abuso no tiene edad, género o cultura. Ponerlo en una caja es un grave error.

Es por eso que debemos estar particularmente atentos a este fenómeno para poder erradicar el mal en la raíz.

Especialmente si se manifiesta como un adolescente. Esta es una etapa difícil para todos los jóvenes, que están pasando por una fase de desarrollo personal. Además, no siempre es fácil de administrar.

El impacto de las experiencias negativas y el maltrato infantil

Lo que experimentamos y experimentamos durante nuestra infancia nos afecta enormemente en la edad adulta.

El hecho de que nuestros padres hayan sido violentos con nosotros, que hayan tenido discusiones agresivas con ellos o que nos hayan abusado físicamente, puede llevarnos a reproducir los mismos comportamientos.

Las personas afectadas por este fenómeno no quieren reproducir este comportamiento. Pero simplemente están repitiendo el único modelo que se les inculcó. Están sufriendo internamente y no conocen otras formas de expresarse.

El maltrato infantil, el abuso sexual y la inseguridad son experiencias que pueden provocar en el adolescente reflejos poco saludables que infligirá a su pareja.

Descubra también: 3 claves para educar a su hijo adolescente

Imitamos lo que observamos

Abuso entre adolescentes

Aquí hay otro factor muy importante que puede explicar la ocurrencia de violencia en una pareja de adolescentes. Todos imitamos lo que vemos, y el acceso a fuentes incontrolables, como Internet, es un factor de riesgo.

Las nuevas tecnologías nos han permitido acceder a información que no teníamos en el pasado. Pero también nos han hecho vulnerables a patrones de conducta que nunca deberían ser tan accesibles.

Un adolescente que ve comentarios en Internet sobre prácticas sexuales, como el sadomasoquismo, o que mira videos de parejas practicando, puede querer reproducir lo que ve sin pensar en el concepto de consentimiento, esencial para todo tipo de relaciones sexuales.

No debemos olvidar que los jóvenes no siempre pueden distinguir efectivamente la ficción de la realidad.

Los comentarios que alientan a humillar, someter o controlar a una pareja pueden llevar a una idea errónea de lo que realmente es una relación.

Por todas estas razones, es importante que los padres o tutores legales revisen las páginas en las que los niños van en línea. Sin embargo, sabemos que es imposible establecer un filtro 100% efectivo, incluso con la ayuda de herramientas tecnológicas.

La base del respeto

Todos buscamos educar a nuestros hijos con respeto, estableciendo una relación saludable con ellos.. Pero es perfectamente imposible educar a nuestros hijos exactamente como nos gustaría.

Nuestros padres son nuestros principales ejemplos. Desafortunadamente, muchas parejas adultas viven en relaciones destructivas. De hecho, la relación es tóxica si una persona busca sobre todo lastimar a la otra.

Los niños son los primeros espectadores de estas disputas y pueden modelar inconscientemente estos comportamientos. ¿Qué pasará cuando tengan la edad suficiente para estar en una relación también?

La pareja adolescente debe basarse en el amor y el descubrimiento inocentes, nunca en el abuso y el maltrato.

La educación sexual en las escuelas públicas a menudo solo se centra en la salud sexual. Como condones, enfermedades de transmisión sexual, etc. También debe abordar el tema de las relaciones saludables y el respeto en la pareja. Pero también, tolerancia hacia las orientaciones sexuales de cada uno.

Las relaciones amorosas son complicadas a cualquier edad, pero más aún cuando estás en una etapa tan difícil de tu vida.

En 2013, según datos de Instituto Nacional de Estadística (INE) de España499 menores de 18 años fueron víctimas de maltrato por parte de su pareja.

Una figura que nos pone la piel de gallina.

Si se desata tal violencia en las parejas en la adolescencia, no es sorprendente que las cifras sean aún más aterradoras entre los adultos. A pesar de todos los programas de prevención y todas las medidas destinadas a crear conciencia colectiva, la violencia sigue siendo muy presente entre los adolescentes.

Antes de ir, lea: Día del abuso infantil: proteger a los niños es responsabilidad de todos

Día contra el abuso

Tomar conciencia del abuso

Debemos tener en cuenta los factores que pueden influir en una situación de abuso en la pareja de adolescentes. Además, es fundamental no respaldar la realidad que tenemos ante nosotros.

Los adolescentes deben aprender a identificar si son víctimas de violencia o si son los perpetradores. Tenga en cuenta que la violencia no siempre es física y que puede ser difícil de identificar.

La prevención del abuso en la pareja de adolescentes es fundamental para que nuestros hijos puedan tener relaciones saludables con las personas que aman en el futuro.

//graizoah.com/afu.php?zoneid=3422023