Saltar al contenido

Directrices para la introducción de la alimentación complementaria – Todosalud

Directrices para la introducción de la alimentación complementaria

Las directrices para la introducción de la alimentación complementaria son y han sido objeto de nuevas aportaciones y recomendaciones fruto de los avances científicos en esta área. ¿Qué necesitas saber?

La alimentación infantil es un acto de amor y la alimentación complementaria forma parte de él. Al mismo tiempo, es relevante incorporar nutrientes esenciales para el crecimiento del niño.

Si bien existen problemas universales basados ​​en la mejor evidencia científica y la seguridad del bebé, cada familia debería disfrutar el momento y tener en cuenta las diversas recomendaciones. ¿Cómo introducir la alimentación complementaria en los lactantes?

Directrices para la introducción de la alimentación complementaria

Se ha derramado mucha tinta sobre este tema. Efectivamente, la alimentación complementaria estuvo sujeta a variaciones, especialmente en lo que respecta al momento adecuado.

Se ha revisado la administración temprana de alimentos complementarios a la lactancia materna. Anteriormente, existía la posibilidad de generar alergias. Además, esta revisión permitió resaltar la importancia de la madurez del bebé.

Alimentación complementaria en el bebé.
La alimentación complementaria no debe administrarse demasiado pronto, ya que es posible que el bebé no sea lo suficientemente maduro para esto.

El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría señala que:

“La alimentación complementaria (AC) se considera un proceso mediante el cual se ofrecen al lactante alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o la fórmula infantil como complemento y no como reemplazo. En los últimos años, las pautas para introducir la alimentación complementaria han cambiado muchas veces, diferenciándose significativamente de los consejos recibidos por la generación anterior ”.

Según la misma fuente, los autores recomiendan mantener la lactancia materna exclusiva (AME) durante los primeros 6 meses. A partir de este momento, el resto de la comida se puede agregar gradualmente, manteniendo el MEA a pedido durante el tiempo que la madre y el niño lo deseen.

Descubra también: Lactancia materna mixta: ¿Podemos dar leche materna y fórmula en el mismo biberón?

Recomendaciones adicionales

Es importante tener en cuenta que no todos los bebés están listos para la alimentación complementaria al mismo tiempo. Asimismo, es relevante que los padres y profesionales de la salud permanezcan atentos al desarrollo de las capacidades requeridas.

Por otro lado, la Sociedad Valenciana de Pediatría (Por favor) recomienda no retrasar la introducción de alimentos sólidos más allá de los 8 o 10 meses. El objetivo es evitar problemas alimentarios en el futuro. Esto se refleja en un documento de orientación sobre la alimentación de lactantes y niños en edad preescolar. Este documento fue presentado en la jornada inaugural del curso académico 2018-2019 organizado en el Colegio de Médicos de Valence.

Algunos comentarios y contribuciones adicionales

Existe nueva información sobre la inclusión de la alimentación complementaria en los bebés. Si eres madre, aquí tienes estas recomendaciones:

“La comida que se le proporcione al niño debe estar completa en nutrientes, vitaminas, micronutrientes. Pero también rico en energía, hierro, calcio, proteínas, calorías, minerales. Todo esto ayuda en el crecimiento del bebé. «

En cuanto a las cantidades, el mismo material enfatiza que, “ aunque durante el período exclusivo de lactancia el niño come cada tres o cuatro horas, con la incorporación de sólidos, estos tiempos deben extenderse »

Sin embargo, aunque no hay una cantidad fija o una frecuencia de servicio que el bebé deba comer, todavía no se recomiendan algunos alimentos.

Además, se sugiere incorporar la nutrición complementaria de forma natural y gradual para que el bebé descubra texturas, temperaturas y sabores.

Te puede interesar este artículo: 3 recetas de leches vegetales para degustarlo

Un bebé que come.
La comida que se le dé al bebé debe ser completa en términos de nutrientes esenciales. Necesitas asegurar un aporte adecuado de vitaminas, minerales, proteínas, entre otros.

Resumiendo sobre la alimentación complementaria

  • Es fundamental no apresurarse ni anticipar los retrasos necesarios para la introducción de la alimentación complementaria.
  • Busque el apoyo de profesionales con licencia para que lo guíen a través de este problema. Sin emabargo, no descuide la opinión de la familia inmediata que puede aportar su experiencia.
  • Tenga cuidado con algunos modos presentados en este tema, como en otros. Por ejemplo, actualmente existe el método Baby-led Weaning (BLW) en inglés, o alimentación complementaria guiada por el lactante. Una de las principales preocupaciones de este método es el problema de la asfixia, que no es un problema menor.
  • En este sentido y en relación con el punto anterior, la Academia Estadounidense de Pediatría en una publicación en inglés de 2016 determina entre algunos de sus hallazgos que «se necesita más investigación para asegurar que los padres y cuidadores sepan cómo proporcionar alimentos seguros y un ambiente nutritivo adecuado».

  • Asociación Española de Pediatría
  • Sociedad Valenciana de Pediatría
  • Fangupo LJ, Heath AM, Williams SM, et al. Un enfoque dirigido por un bebé para comer sólidos y el riesgo de asfixia.
    Pediatría. 2016; 138 (4): e20160772
fuente original
//usounoul.com/4/3422023