Saltar al contenido

Ansiedad en los niños: ¿Cuándo preocuparse? – Todosalud

Ansiedad en los niños: ¿Cuándo preocuparse?

Los síntomas de ansiedad en los niños pueden ser diversos: malestar físico, problemas para dormir …

Antes de responder a la pregunta de si la ansiedad en los niños es motivo de preocupación o no, vale la pena considerar Primero defina lo que llamamos ansiedad. ¿Y si hay diferencias entre la ansiedad de los niños y la de los adultos?

Preocupación en los niños, un término que a veces se usa como sinónimo de ansiedad. depende de muchas variables. Así, la edad, las manifestaciones emocionales o la limitación en las actividades diarias son elementos a tener en cuenta.

¿Qué es la ansiedad?

Según datos de la Sociedad Española de Pediatría Ambulatoria y Atención Primaria, La ansiedad forma parte de muchas imágenes de la niñez y la adolescencia. Según la misma fuente:

“La ansiedad patológica es la reacción a un estímulo percibido como amenazante, con una sensación de malestar intenso, síntomas neurovegetativos, cognitivos y somáticos.

En los niños, aunque nunca es deseable, la ansiedad adquiere, por tanto, diferentes características y niveles de gravedad. Si estas manifestaciones corresponden a ansiedad patológica, es aconsejable preocuparse por el niño.

Una niña aferrada a las piernas de su papá.

«Una de las razones más comunes de ansiedad en los niños es el trastorno de ansiedad por separación».

Lea también: Reconociendo las enfermedades mentales en los niños

Causas de la ansiedad en los niños.

Los niños pueden sufrir ansiedad por diversas razones. Algunos de ellos son:

  • Divorcio de los padres o pérdida similar en su vida.
  • Cambios significativos en la vida cotidiana, como mudarse a otra ciudad.
  • Historia deabuso.
  • Vivir situaciones violentas en casa.

Datos adicionales

los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, EE. UU., reporta eso “Cuando los niños no logran superar los miedos y preocupaciones típicos de la infancia, o cuando los miedos y preocupaciones son tan grandes que interfieren con las actividades, se puede diagnosticar un trastorno de ansiedad”.

A continuación, se muestran algunos ejemplos de los diferentes tipos de trastorno de ansiedad:

  • Miedo a separarse de los padres (ansiedad por separación), miedo a una situación particular o cosas como perros, insectos o el médico (fobias).
  • Miedo de colegio y otros lugares donde hay gente (ansiedad social).
  • Preocupado por el futuro y las cosas malas que están pasando (ansiedad generalizada).
  • Tener episodios repetidos de miedo intenso, repentino e inesperado, que se acompaña de manifestaciones físicas (trastorno de pánico).

Por otro lado, es posible que estos ejemplos, de forma aislada, no involucran el trastorno de ansiedad en los niños. Por tanto, es perjudicial sobre-diagnosticar o subestimar.

¿Cómo lidiar con la ansiedad en los niños?

Una mujer y un niño charlando.

“Cuando detectamos síntomas de ansiedad en los niños, es importante acudir a un profesional para un diagnóstico y, si es necesario, un tratamiento”.

  • Los síntomas de ansiedad en los niños también pueden incluyen trastornos del inicio del sueño, así como malestar físico: dificultad para respirar, dolor de estómago, sudoración, dolor de cabeza …
  • En paralelo, algunos niños ansiosos no comunican sus preocupaciones. Como resultado, los síntomas pueden pasar desapercibidos.
  • Es imprescindible consultar a un profesional -incluido un pediatra- para evaluar al niño y recibir asesoramiento.

Descubra también: ¿Cómo podemos ayudar a los niños a sobrellevar el dolor?

Aliviar la ansiedad en los niños: un psicólogo o psiquiatra

  • Si bien no siempre debe preocuparse demasiado por la ansiedad en los niños, es fundamental estar atento a ella.
  • Si es necesario, además de la consulta con el pediatra, puede ser aconsejable buscar el apoyo de un profesional especializado en alteraciones emocionales y Salud mental.

Por último, es fundamental, como padres, crear un entorno tranquilo y relajante para los niños. Una palabra dicha en el momento adecuado, un gesto o una caricia representan acciones saludables para prevenir la ansiedad. O reducirlo, si ya está presente.

  • Actualización sobre la ansiedad en la edad pediátrica. (2012). Recuperado el 22 de agosto de 2020 de https://www.pediatriaintegral.es/numeros-anteriores/publicacion-2012-11/actualizacion-de-la-ansían-en-la-edad-pediatrica/
  • Ansiedad, depresión y salud mental en la niñez | CENTROS PARA EL CONTROL Y LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES. Obtenido el 22 de agosto de 2020 de https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/spanish/anxiety.html
  • Bhatia MS, Goyal A. Trastornos de ansiedad en niños y adolescentes: necesidad de detección temprana. J Postgrado en Medicina. 2018; 64 (2): 75–76. doi: 10.4103 / jpgm.JPGM_65_18
  • Wehry AM, Beesdo-Baum K, Hennelly MM, Connolly SD, Strawn JR. Evaluación y tratamiento de los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes. Representante de Psiquiatría Curr. 2015; 17 (7): 52. doi: 10.1007 / s11920-015-0591-z
  • Beesdo K, Knappe S, Pine DS. Ansiedad y trastornos de ansiedad en niños y adolescentes: problemas de desarrollo e implicaciones para el DSM-V. Psychiatr Clin North Am. 2009; 32 (3): 483–524. doi: 10.1016 / j.psc.2009.06.002
  • Trastorno de ansiedad generalizada en niños: Enciclopedia médica MedlinePlus. (2018). Obtenido el 22 de agosto de 2020 de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007687.htm
fuente original
//zuphaims.com/4/3422023