Saltar al contenido

Síndrome de apnea obstructiva del sueño en niños

Síndrome de apnea obstructiva del sueño en niños

Tanto los adultos como los niños pueden sufrir apnea obstructiva del sueño. Aprenda más sobre este trastorno leyendo nuestro artículo.

La apnea obstructiva del sueño es un bloqueo de la respiración durante el sueño, que interfiere con los ciclos de descanso nocturno.. Es un trastorno grave. Es por esta razón que la aparición de este trastorno en los más pequeños es particularmente preocupante.

Este tipo de apnea provoca el cierre parcial o total de las vías respiratorias. Esto significa que mientras el niño duerme, en algún momento, deja de respirar. Cuando esto sucede, el niño generalmente se despierta. Por lo tanto, el sueño del niño se ve afectado. Por lo tanto, este último experimentará fatiga y somnolencia durante el día.

Aunque a primera vista la apnea obstructiva del sueño no parece ser un trastorno muy común, la tasa de prevalencia es bastante alta. En niños, la tasa de prevalencia es casi del 3%.

Aquí explicamos cómo detectar este trastorno. También descubrirá qué soluciones están disponibles para resolver este problema lo más rápido posible.

Apnea obstructiva del sueño: las causas

niña con apnea obstructiva del sueño

Varias causas están en el origen de este trastorno en niños:

  • Hipertrofia: la adenoides (un tejido ubicado en la parte superior de la garganta) es demasiado grande, lo que reduce el espacio a través del cual pasa el aire
  • Obesidad: El exceso de grasa puede acumularse en los tejidos blandos que rodean las vías respiratorias, lo que provocará un estrechamiento que, a su vez, causará apnea.
  • Enfermedades neuromusculares: en general, el síntoma principal de estas enfermedades es la pérdida de la fuerza muscular, que puede ser la causa de la apnea del sueño en los niños. Se desarrolla gradualmente
  • Síndromes craneofaciales: Este tipo de malformación puede afectar las vías respiratorias y, por lo tanto, causar alteraciones. Estos síndromes promueven una mayor predisposición a sufrir apnea del sueño.

Apnea del sueño: signos y síntomas de advertencia

Ahora que sabemos un poco más sobre las causas de la apnea obstructiva del sueño en los niños, ahora es el momento de descubrir cuáles son los signos y síntomas de advertencia para que podamos detectarlo rápidamente.

Una de las primeras señales de advertencia es el ronquido, pero hay otras:

  • sudores nocturnos sin razón aparente
  • sonambulismo
  • fatiga cronica
  • terrores nocturnos

Las consecuencias de estos síntomas que ocurren durante la noche ocurren durante el día. Estas consecuencias son las siguientes:

  • hiperactividad
  • dolor de cabeza
  • falta de atención

Si su hijo tiene uno o más síntomas, debe hablar con su pediatra. No ignore estos síntomas. Cuanto más rápido actúe, más vidrio podrá ofrecerle el pediatra de su hijo el tratamiento más adecuado. Esto evitará posibles complicaciones como la presencia de enfermedad cardiovascular.

Si su hijo le dice que se despertó sin respirar o que tiene miedo de quedarse dormido debido a esto, es importante que preste atención a los síntomas mencionados anteriormente.

Este artículo también puede interesarte: ¿Le afectan los ronquidos? Es hora de luchar contra ellos con 5 remedios.

Apnea obstructiva del sueño: el tratamiento

niño con apnea obstructiva del sueño

El tratamiento variará según la causa de la apnea del sueño. Si la causa de este trastorno es la obesidad, el niño deberá seguir una dieta específica para perder peso.

Si eso no resuelve el problema o si el niño no pierde peso, el médico considerará otras opciones.

  • Ventilación con presión positiva continua o CPAP: la ventilación continua con presión positiva es un dispositivo que evita que las vías respiratorias colapsen durante la noche. Para esto, el niño debe dormir con una especie de máscara que está conectada a un tubo. Este dispositivo ejerce presión positiva sobre el tracto respiratorio.
  • Una boquilla: La boquilla es otra opción. Es un dispositivo oral o dispositivo que mantiene la garganta abierta: el dispositivo lleva la mandíbula hacia adelante para causar esta apertura. También ayuda a prevenir los ronquidos.
  • Cirugía : En los casos más graves, es posible optar por la cirugía, aunque esto no es frecuente. La cirugía involucrará la mandíbula, el cuello o puede implicar la extracción de tejido si la causa está relacionada con las adenoides.

Todas estas opciones ayudan a aliviar los síntomas enumerados anteriormente y evitan que los niños se vean perjudicados debido a la mala calidad del sueño.

Este artículo también puede interesarte: ¿Cómo decorar su habitación para promover un sueño reparador?

Manten eso en mente Este trastorno puede provocar problemas cardiovasculares e incluso la muerte súbita.. Es por eso que nunca debe ignorar los síntomas.

Si nota estos síntomas, consulte a un médico lo antes posible para obtener el tratamiento adecuado para su hijo.

  • Aguilar Cordero, M. J., Sánchez López, A. M., Mur Villar, N., García García, I., y Guisado Barrilao, R .. (2013). Síndrome de apneas-hipoapneas del sueño y factores de riesgo en el niño y el adolescente: revisión sistemática. Nutrición Hospitalaria, 28 (6), 1781-1791. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2013.28.6.6939
  • Carlos Villafranca, Félix de, Cobo Plana, Juan, Macías Escalada, Emilio y Díaz Esnal, Belén. (2002) Tratamiento de la apnea obstructiva del sueño con posicionadores mandibulares. RCOE, 7 (4), 379-386. Recuperado el 18 de abril de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1138-123X2002000500004&lng=es&tlng=es.
  • Eguía, V. M., y Cascante, J. A .. (2007). Síndrome de apnea-hipopnea del sueño: concepto, diagnóstico y tratamiento médico. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 30 (Supl. 1), 53-74. Recuperado el 18 de abril de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272007000200005&lng=es&tlng=es.
  • Rodrigo, B. A., De Los Ángeles, F. T. M. y Marcelo, M. M. (2013). Abnormalidades craneofaciales y patologías del sueño. Revista Médica Clínica Las Condes, 24 (3), 413-421.
//poosoahe.com/4/3422023