Saltar al contenido

5 remedios naturales para dar luminosidad a la piel del rostro –Todosalud

5 remedios naturales para dar luminosidad a la piel del rostro

La piel puede volverse opaca debido a varios factores. Afortunadamente, existen remedios naturales para restaurar el brillo y revitalizarlo. Descúbrelo en este artículo.

Son muchos los factores que pueden afectar la luminosidad de la piel: la exposición constante al sol, la contaminación, el estrés y la falta de descanso son solo una pequeña parte.

Por suerte, Existen muchos tratamientos que pueden ayudar a restaurar la luminosidad de la piel del rostro. para que luzca más bella.

Aun mejor, hay opciones económicas que se pueden hacer con ingredientes naturales. Aunque estamos acostumbrados a la cosmética convencional, este tipo de opciones también es una buena alternativa. ¿Estás listo para probarlos?

Remedios naturales para devolver la luminosidad a la piel del rostro

Para devolver la luminosidad a la piel del rostro, es necesario eliminar todas las impurezas que se acumulan día a día en su superficie. Es por eso que los remedios naturales que te ofrecemos a continuación cumplen varias funciones : eliminan el exceso de sebo de los poros, al mismo tiempo que eliminan los puntos negros y actúan como exfoliantes, eliminando las células muertas.

También tienen propiedades reafirmantes y acondicionadoras que ayudan a minimizar el impacto negativo de los radicales libres. para prevenir la flacidez y mantener los tejidos flexibles y libres de signos prematuros de envejecimiento. Aquí tienes 5 opciones que puedes incluir en tu rutina de belleza habitual: ¡toma nota!

1. Yogur y aceite de almendras para devolver la luminosidad a la piel del rostro

Los beneficios del yogur para dar luminosidad a la piel del rostro.

El yogur natural es uno de los mejores ingredientes naturales para tratar los problemas de la piel. Gracias a su contenido en ácido láctico, regula el pH de la piel y reduce la presencia de acné y puntos negros.. Te sugerimos combinarlo con aceite de almendras para beneficiarte de un tratamiento que aporta luminosidad a la piel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g)
  • 1/2 cucharadita de aceite de almendras dulces (5 ml)
  • 2 gotas de aceite esencial de sándalo

Preparación

  • Comience agregando el yogur natural a un bol y mézclelo con el aceite de almendras.
  • Luego agregue unas gotas de aceite esencial de sándalo.

Solicitud

  • Elimina cualquier residuo de maquillaje de tu piel y aplica el tratamiento frotando.
  • Déjelo actuar de 15 a 20 minutos y enjuague con agua tibia.
  • Repetir la aplicación 2-3 veces por semana.

Lea también: Máscara para eliminar puntos negros

2. Aceite de limón y aceite de rosa

Una loción hecha con aceite esencial de limón y aceite de rosa puede ayudar a restaurar la luminosidad de la piel del rostro mientras la tonifica. Estos ingredientes estimulan la producción de colágeno, fundamental para evitar los signos prematuros del envejecimiento.

Ingredientes

  • 6 gotas de aceite esencial de limón
  • 20 gotas de aceite esencial de rosa

Preparación

  • Mezcle los aceites esenciales en un recipiente.

Solicitud

  • Frote el tratamiento sobre la piel limpia, preferiblemente antes de acostarse.
  • Úselo al menos 3 veces por semana.

3. Avena y lavanda para devolver el brillo a la piel de tu rostro

La avena ayuda a reavivar la luminosidad de la piel.

La avena tiene propiedades hidratantes y exfoliantes que ayudan a revitalizar la piel. Combinado con un poco de aceite esencial de lavanda, obtenemos un tratamiento muy completo para dar un impulso al rostro y reducir las imperfecciones como los puntos negros y el exceso de sebo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de avena (20 g)
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 3 cucharadas de leche (45 ml)

Preparación

  • Para empezar, vierte la avena en un bol.
  • Luego mézclalos con el aceite esencial de lavanda y las cucharadas de leche, asegurándote de obtener una pasta espesa.

Solicitud

  • Limpia la superficie de tu rostro y aplica el tratamiento.
  • Déjelo actuar durante 20 minutos y enjuague.
  • Repite esto dos veces por semana.

Descubre también: Cuida tu rostro con estos consejos

4. Manzanilla y miel

Combinando infusión de manzanilla con miel orgánica, podemos conseguir una loción reafirmante y reparadora, ideal para pieles cansadas y apagadas. Su aplicación regular tonifica los tejidos, cierra los poros y ayuda a mantener la piel tersa y luminosa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla seca (15 g)
  • 1/2 taza de agua (125 ml)
  • 2 cucharadas de miel (30 g)

Preparación

  • Empiece por verter la manzanilla en media taza de agua hirviendo.
  • Luego deja reposar la bebida hasta que esté caliente.
  • Pasar todo por un colador y agregar la miel.

Solicitud

  • Sumerja un algodón en la preparación y frótelo sobre la piel del rostro dándole palmaditas suaves.
  • Déjalo en remojo y retira los residuos con un paño húmedo.
  • Úselo todas las noches antes de acostarse.

5. Leche, naranja y miel para devolver la luminosidad a la piel del rostro

La vitamina C es esencial para mantén tu rostro brillante y tónico. Sus propiedades antioxidantes ayudan a reducir el impacto negativo de los radicales libres. Por eso te ofrecemos este sencillo tratamiento a base de leche, naranja y miel. Aplicar solo por la noche.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de leche (45 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de naranja (30 ml)
  • 1 cucharadita de miel (15 g)

Preparación

  • Pon todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos.

Solicitud

  • Por la noche, después de desmaquillar, esparce el producto por todo el rostro.
  • Déjelo actuar durante 20 minutos y enjuague.
  • Repite esto dos veces por semana.

¿Tu piel está apagada y seca? No dudes en preparar estos tratamientos de origen natural. Como puede ver, son económicos y fáciles de hacer en casa. También respetan el pH de tu rostro y ayudan a mantenerlo hidratado.

  • Vaughn, AR y Sivamani, RK (2015). Efectos de los productos lácteos fermentados en la piel: una revisión sistemática. La Revista de Medicina Alternativa y Complementaria. https://doi.org/10.1089/acm.2014.0261
  • Kober, MM y Bowe, WP (2015). El efecto de los probióticos sobre la regulación inmunológica, el acné y el fotoenvejecimiento. Revista Internacional de Dermatología de la Mujer. https://doi.org/10.1016/j.ijwd.2015.02.001
  • Calabrese, V., Randazzo, SD, Catalano, C. y Rizza, V. (1999). Estudios bioquímicos sobre un nuevo antioxidante del aceite de limón y su aplicación biotecnológica en dermatología cosmética. Medicamentos en Investigación Clínica y Experimental.
  • Lin, TK, Zhong, L. y Santiago, JL (2018). Efectos antiinflamatorios y reparadores de la barrera cutánea de la aplicación tópica de algunos aceites vegetales. Revista Internacional de Ciencias Moleculares. https://doi.org/10.3390/ijms19010070
  • Pazyar, N., Yaghoobi, R., Kazerouni, A. y Feily, A. (2012). Avena en dermatología: una breve reseña. Revista India de Dermatología, Venereología y Leprología. https://doi.org/10.4103/0378-6323.93629
  • Srivastava, JK, Shankar, E. y Gupta, S. (2010). Manzanilla: una medicina herbal del pasado con un futuro brillante (revisión). Informes de Medicina Molecular. https://doi.org/10.3892/mmr.2010.377
  • Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. Las funciones de la vitamina C en la salud de la piel. Nutrientes. 2017; 9 (8): 866. Publicado el 12 de agosto de 2017. Doi: 10.3390 / nu9080866
fuente original
//zuphaims.com/afu.php?zoneid=3422023