Saltar al contenido

3 recomendaciones para bajar tu nivel de cortisol -Todosalud

3 recomendaciones para bajar tu nivel de cortisol

Existen formas naturales de reducir los niveles de cortisol y todas están vinculadas a un estilo de vida saludable. El cuerpo y la mente están estrechamente vinculados, por eso debemos buscar un bienestar integral.

El estrés se ha convertido en el acompañante habitual de muchas personas en todo el mundo. Por tanto, muchos buscan métodos para reducir sus niveles de cortisol y, si es posible, de forma natural. Este es el famoso hormona del estrés y su excesiva presencia en el organismo tiene consecuencias negativas.

Hay formas de reducir los niveles de cortisol que van desde el tratamiento psiquiátrico hasta productos comerciales sin ningún apoyo científico. De hecho, un estilo de vida saludable es la mejor manera de prevenir el estrés. Descubramos más sobre esto.

Algunos datos sobre el cortisol

El cortisol es una hormona secretada por glándulas suprarrenales y su función es preparar al organismo para situaciones de peligro o amenaza. Es parte del instinto de supervivencia, por lo que, en principio, el cortisol debería tener efectos positivos y saludables.

Gracias a esta sustancia, una persona se activa y se concentra, física y mentalmente, para ocuparse de todas sus tareas diarias. El cortisol ayuda a adaptarse a los cambios y ayuda a regular la presión arterial y los niveles de adrenalina. También estimula la buena digestión, el control de la insulina y es un antiinflamatorio natural.

Entonces, el problema no está en la hormona en sí, sino en su secreción excesiva durante un largo período de tiempo. El estrés es el responsable de esto, que pone a la persona en un estado de ansiedad continua, con múltiples consecuencias para el organismo. Entonces, ¿cómo puede reducir sus niveles de cortisol?

Las glándulas suprarrenales.

Las glándulas suprarrenales son las responsables de producir cortisol.

3 recomendaciones para bajar tu nivel de cortisol

Aquí tienes 3 recomendaciones para bajar tus niveles de cortisol basadas en hábitos diarios saludables que no cuestan nada, excepto organización. Estas son las formas más naturales de reducir los efectos nocivos de esta hormona. ¡Descúbrelos!

1. Una dieta adecuada para reducir su nivel de cortisol

La dieta es una de las formas más eficaces de reducir los niveles de cortisol. Así como hay algunos alimentos que aumentan el nerviosismo o el estrés, hay algunos que provocan el efecto contrario. Las recomendaciones más comunes son las siguientes:

  • Elimina o minimiza la cafeína: este último no solo se encuentra en el café sino también en bebidas como el té o el chocolate amargo. Esta sustancia eleva los niveles de cortisol.
  • Evite el azúcar y los carbohidratos refinados : algunos evidencia científica muéstranos que estos productos están asociados a diferentes trastornos mentales.
  • Buena hidratación: la deshidratación aumenta la tensión en el cuerpo, lo que a su vez conduce al estrés y, como resultado, aumenta los niveles de cortisol.
  • Come alimentos ricos en fenilalanina : esta sustancia está presente en diversos alimentos proteicos como carnes rojas, pescado, huevos, productos lácteos y algunos cereales integrales. Promueven la secreción de dopamina, lo que disminuye el ansia de azúcar y carbohidratos.
  • Incrementar el consumo de otros alimentos favorables: Para reducir su nivel de cortisol, es recomendable consumir con frecuencia alimentos ricos en vitamina C y ácidos grasos omega 3. El uso de suplementos artificiales debe realizarse con el consejo de un médico.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las consecuencias de un exceso de cortisol?

2. Sueño, relajación y ejercicio

La actividad física y el descanso también son formas de reducir el cortisol. Un estilo de vida saludable implica un buen equilibrio entre movimiento y descanso. Las recomendaciones son muy sencillas y llenas de sentido común:

  • Buena higiene del sueño: dormir mal afecta la salud física y mental. Entre los efectos negativos, encontramos el aumento de cortisol.
  • Haga ejercicio de forma regular: la actividad física libera dopamina y serotonina en el cerebro. Esto ayuda a reducir los niveles de cortisol. Las rutinas exigentes no son necesarias: simplemente sal a caminar media hora todos los días.
  • Técnicas de relajación: Las prácticas de relajación son formas perfectas de reducir los niveles de estrés. La respiración profunda, el tai chi y la meditación trascendental son algunas de estas técnicas.

3. Organizar y regular las actividades y la mente.

Una de las principales causas del estrés es la mala gestión del tiempo. Lo ideal es que una persona pueda realizar sus actividades diarias sin tener que apurarse y con tiempo para descansos y un buen descanso.

Otra fuente común de estrés son las malas relaciones con los demás. Los conflictos frecuentes o los enfrentamientos continuos provocan tensiones que afectan el estado de ánimo. Su mejor apuesta es buscar y encontrar formas de resolver estos problemas o alejarse de su origen.

El estrés no siempre parece tener una causa definida. Puede aparecer ante pequeñas dificultades o problemas menores. En este caso, es posible que la causa sea más profunda y que provenga de una experiencia que no hemos logrado asimilar. Entonces sería necesario buscar ayuda psicológica.

Una mujer estresada.

El estrés diario de una rutina mal administrada puede provocar un aumento de los niveles de cortisol.

El estrés elevado no es bueno para la salud

Un alto nivel de cortisol afecta la calidad de vida. Esta sustancia tiene un impacto negativo en el buen descanso, el estado de ánimo y el rendimiento personal. Por eso es tan importante bajarlo y la mejor forma de hacerlo y prevenir su aumento es adoptando hábitos saludables, que incluyen la dieta y la rutina.

Puedes poner en práctica las recomendaciones que te hicimos. Sin embargo, deben seguirse de forma paulatina, para no generar expectativas que no se puedan cumplir. Cada paso cuenta y nos acerca al equilibrio.

  • González-Albarrán, O., Fraile, J. y Robles, RG (2000). Fisiología de las glándulas suprarrenales. Programa de educación médica continua acreditado en medicina, 8 (21), 1097-1101.
  • Knüppel, A. (2017, 27 de julio). Ingesta de azúcar de alimentos y bebidas dulces, trastorno mental común y depresión: hallazgos prospectivos del estudio Whitehall II. Informes científicos. https://www.nature.com/articles/s41598-017-05649-7?error=cookies_not_supported&code=358bdb70-78d9-46f8-8407-cc1f1c5b1dd2
  • Magnusson, J., Werner, O., Carlsson, C., Norden, N. y Pettersson, KI (1983). RESPUESTAS DE METOPROLOL, FENTANILO Y ESTRÉS A LA MICROLARINGOSCOPIA: Efectos sobre la presión arterial, frecuencia cardíaca y concentraciones plasmáticas de catecolaminas, ACTH y cortisol. Revista británica de anestesia, 55 (5), 405-414.
  • Celaya, Sergio Matito. Efecto de la ingesta de cereales enriquecidos con triptófano sobre el sueño, melatonina, serotonina, cortisol y estado antioxidante en personas mayores. Diss. Universidad de Extremadura, 2015.
  • Morán, Grégory Alfonso García, et al. «Aspectos bioclínicos y patobiológicos de la vitamina C en la especie humana». CES Medicina 20.2 (2006): 53-72.
  • Acosta, José María. «Uso eficaz del tiempo cómo tener éxito sin estrés». (2001).
  • Román, Pedro Ángel Latorre, et al. «Dependencia del ejercicio físico e insatisfacción corporal en diferentes deportes de resistencia y su relación con la motivación por el deporte». Revista de psicología del deporte 25,1 (2016): 113-120.
  • Sandín, Bonifacio. «Estrés: un análisis basado en el papel de los factores sociales». Revista internacional de psicología clínica y de la salud 3.1 (2003): 141-157.
fuente original
//ugroocuw.net/4/3422023