Saltar al contenido

¿Cuál es la función del zinc en el cuerpo? -Todosalud

¿Cuál es la función del zinc en el cuerpo?

El zinc es un mineral esencial para diversos procesos metabólicos, pero ¿conoces sus funciones? Te los detallaremos en este artículo.

¿Sabes cuál es la función del zinc en el organismo? Este mineral es esencial y extremadamente importante para el organismo, por lo que debe incluirse en cantidades adecuadas en la dieta.

Dado que este nutriente juega un papel específico en más de 300 enzimas, participa en todas las reacciones bioquímicas del cuerpo humano. Por tanto, los valores de zinc tienen un efecto directo sobre el crecimiento, el desarrollo, el comportamiento neurológico y el sistema inmunológico.

¿Cuál es la función del zinc?

El zinc, como el cobre y el selenio, participa en los procesos necesarios para el desarrollo de la vida. De hecho, este elemento está presente en todos los órganos, tejidos, fluidos y secreciones del cuerpo humano.

Tiene funciones catalíticas, aumentando la velocidad de las reacciones químicas. Asimismo, desempeña roles estructurales y regulatorios. Según el estudio Zinc: oligoelemento esencial, actúa a nivel de función cerebral, donde ejerce un efecto modulador en la comunicación neuronal.

También mantiene la integridad de la membrana celular y el equilibrio de los tejidos. En l’os, en particular, es uno de los componentes de la matriz ósea, contribuyendo así a la formación de nuevos osteoblastos.

El zinc tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y previene el daño celular. Es un agente regulador en varios mediadores de la inmunidad porque participa en la activación, crecimiento y función de las células inmunes. Todo esto explica por qué promueve la cicatrización de heridas.

En el sistema cardiovascular, regula la presión arterial. Actúa sobre la función cardiorrespiratoria y sobre la promoción de la fuerza en personas sanas y deportistas. En estos casos, la suplementación con zinc también tiene efectos positivos para el entrenamiento.

Además, el zinc es esencial para operar el sentido de gusto, que estimula el apetito. En la recuperación de pacientes con anorexia nerviosa, la suplementación con zinc promueve el aumento de peso y mejora los síntomas de ansiedad y depresión.

Alimentos con zinc.

Las funciones del zinc en el cuerpo son variadas: van desde regular el gusto hasta mantener la presión arterial.

Ver también: acciones y funciones de las proteínas en el cuerpo

¿Cuánto zinc necesita?

Normalmente, el 83% del zinc que tenemos en nuestro cuerpo se encuentra en las células que forman los músculos y los huesos. Dado que no existe un lugar específico que funcione como almacén de este nutriente, no hay forma de compensar las deficiencias dietéticas.

De acuerdo a varios estudios, la cantidad diaria necesaria depende de la edad. En el caso de un adulto, este valor se encuentra entre 8 y 11 miligramos por día. para mujeres y para hombres, respectivamente. Además, hay etapas como el embarazo y la lactancia donde las necesidades aumentan hasta 13 miligramos diarios.

Además, los bebés alimentados con biberón tienen mayores necesidades debido a la menor biodisponibilidad de este mineral en la fórmula infantil.

¿Cuáles son las fuentes dietéticas?

Afortunadamente, este nutriente está muy distribuido en diferentes alimentos pero, como ocurre con otros elementos, su contenido varía. Así, las principales fuentes dietéticas son las siguientes:

  • Productos de origen marino, y especialmente mariscos (ostras y mariscos).
  • Carnes, en particular órganos y músculos de bovinos, porcinos, aves y pescados.
  • Derivados lácteos y huevos.
  • Alimentos de origen vegetal, como cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas.

Este mineral está unido a proteínas y ácidos nucleicos: por tanto, su biodisponibilidad estará condicionada por estos últimos. Así, el zinc que proviene de las plantas se absorbe menos por la presencia de ácido fítico, sustancia que forma complejos insolubles que complican su absorción intestinal.

Más información: 7 alimentos ricos en zinc y sus beneficios

¿Qué sucede si no obtiene suficiente zinc?

Dado que es un nutriente que se encuentra en diferentes fuentes dietéticas, su deficiencia es rara. Sin embargo, eso no significa que esto no pueda suceder. Según datos tomados de Instituto Nacional de Salud, su déficit provoca alteraciones en todas las acciones en las que interviene. Puede tener repercusiones como:

  • Disminución de la tasa de crecimiento de bebés y niños.
  • Retraso en el desarrollo sexual en adolescentes e impotencia en hombres.
  • Caída del cabello, lesiones en ojos y piel.
  • Pérdida de apetito, diarrea y disminución del peso corporal.
  • Reducción del sentido del gusto y niveles de concentración.
  • Depresión de la función inmunológica.
Alimentos que contienen zinc.

El zinc se obtiene de los alimentos y su deficiencia, incluso rara, causa diversos tipos de trastornos.

La función del zinc: ¿que debemos tener en cuenta?

Este mineral tiene diversas acciones en el organismo y, por tanto, su aporte debe ser adecuado en todas las etapas de la vida. Para asegurarte de que estás siguiendo la recomendación diaria, es recomendable que consultes a un profesional de la nutrición que te dará valiosos consejos sobre este tema.

Ya sea el sentido del gusto o la actividad del sistema inmunológico, la gama de procesos que dependen de los niveles de zinc es amplia. Una dieta variada debería ser suficiente para cubrir estas necesidades.

  • López de Romaña, D., Castillo, C. y Diazgranados, D. (2010). Zinc en la salud humana-1. Revista Chilena de nutrición, 37(2), 234-239.
  • Rubio, C., González Weller, D., Martín-Izquierdo, RE, Revert, C., Rodríguez, I. y Hardisson, A. (2007). Zinc: oligoelemento esencial. Nutrición Hospitalaria, 22(1), 101-107.
  • Hechos sobre el zinc. Instituto Nacional de Heatlh. Disponible en https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/Zinc-DatosEnEspanol.pdf
  • Torres Acosta, R. y Bahr Valcarcel, P. (2004). Zinc: la chispa de la vida. Revista Cubana de Pediatría, 76(4), 0-0.
  • de Burguera, Oscar Alarcón Marcela, et al. «Evaluación de los niveles séricos y óseos de calcio, cobre, estroncio, hierro, magnesio y zinc en pacientes con osteoporosis». Vitae: Academia Biomédica Digital 23 (2005): 5.
  • Llavero-Valero, M. y M. Currás Freixes. «Protocolo diagnóstico y terapéutico de los trastornos del magnesio y el zinc». Programa de educación médica continua acreditado en medicina 13.14 (2020): 816-818.
  • Jiménez, Rafael, Mayder Martínez y Ronoel Peñalver. «Efecto del zinc sobre el crecimiento y desarrollo del niño con bajo peso al nacer». Colomb Med 38.1 (2007): 6 a 13.
  • King, Janet C., David M. Shames y Leslie R. Woodhouse. «Homeostasis del zinc en humanos». El diario de la nutrición 130,5 (2000): 1360S-1366S.
fuente original
//oackoubs.com/4/3422023