Saltar al contenido

¿Qué es el equilibrio de líquidos y electrolitos? -Todosalud

¿Qué es el equilibrio de líquidos y electrolitos?

Los minerales son nutrientes que se ingieren en pequeñas cantidades y que realizan funciones esenciales en nuestro organismo. Descubra la importancia de asegurar su equilibrio hidroelectrolítico.

El equilibrio de hidroelectrolitos es un concepto que se refiere a mantener un adecuado estado de hidratación y aporte de minerales. Una deficiencia en uno de estos dos componentes puede provocar efectos nocivos en el organismo. De hecho, ciertas deficiencias minerales, como el sodio (hiponatremia), pueden ser fatales.

Por tanto, en este artículo explicamos las funciones fundamentales de los principales electrolitos del organismo. También ofrecemos un conjunto de recomendaciones para asegurar una ingesta suficiente y así prevenir desequilibrios.

¿Qué son los electrolitos?

Los electrolitos son minerales ionizados que realizan diversas funciones en el cuerpo humano. Muchos de ellos están asociados con el mantenimiento del equilibrio osmótico o la transmisión de impulsos nerviosos. Veamos los más importantes.

Una niña bebiendo agua.

«La hidratación es complementaria a los electrolitos que son minerales esenciales para las funciones fisiológicas del cuerpo».

Saber más: Minerales en la dieta y la salud del corazón

Sodio

El sodio es uno de los minerales más abundantes. Su déficit, como ya hemos señalado, provoca un trastorno conocido comohiponatremia. Es un nutriente que interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos, por lo tanto esencial para la vida.

Además, participa en el mantenimiento de la presión arterial, como lo demuestra un investigación publicada en la revista Nutrientes. El sodio es un componente que necesita agua. Por lo tanto, se une a él y luego aumenta los valores de presión arterial cuando se consume en exceso.

Afortunadamente, casi todos los alimentos contienen sodio. Por lo tanto, es difícil padecer deficiencia de sodio. De hecho, esta situación solo es probable en caso de sudoración excesiva, en ambientes cálidos y húmedos.

Los atletas de resistencia que compiten en ambientes muy calurosos deben vigilar su consumo de sodio. Para ello ingieren bebidas diseñadas precisamente en relación a su contenido mineral.

Calcio

El calcio es un mineral más abundante en el cuerpo humano. Forma parte de los huesos, aumentando su densidad y reduciendo el riesgo de fracturas. La ingestión de este mineral se vuelve fundamental cuando el objetivo es prevenir la desmineralización ósea provocada por la menopausia. Esto es lo que evidencia científica actual.

Por otro lado, este nutriente tiene funciones en la transmisión de los impulsos nerviosos y en la contractilidad del músculo, tanto cardíaco como esquelético. Por tanto, es fundamental asegurar unos niveles adecuados de calcio en el organismo.

Lea también: 9 señales que nos alertan sobre la deficiencia de calcio

Potasio

El potasio también participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, pero también se encarga de regular la presión arterial a través de un efecto hipotensor, a diferencia del sodio. Según uno estudio publicado en la revista Revista de hipertensión clínica, la ingestión regular de este mineral puede reducir la presión arterial. Por tanto, sería recomendable para personas que padecen esta patología.

¿Cómo mantener el equilibrio hidroelectrolítico?

Para mantener el equilibrio hidroelectrolítico, es fundamental asegurar, ante todo, un suministro suficiente de agua. No es necesario esperar hasta tener sed para consumir agua. De hecho, este mecanismo fisiológico se activa cuando ya se ha producido una pérdida significativa de líquido.

Es recomendable beber regularmente pequeñas cantidades de agua fresca, evitando bebidas carbonatadas o azucaradas. Ciertamente así es demostrado que el consumo regular de azúcares es perjudicial para la salud.

Equilibrio hidroelectrolítico: garantizar un suministro de minerales

Para mejorar la ingesta de minerales, es beneficioso salar los alimentos un poco más de lo habitual cuando se practica deporte en condiciones de calor. Esto reduce así el riesgo de hiponatremia. En el caso de personas sedentarias, La ingesta de sodio debe ajustarse a sus necesidades nutricionales y limitarse en casos de hipertensión arterial.

Lo mejor es considerar un menú variado y equilibrado, particularmente rico en plantas. De hecho, las frutas y verduras se distinguen por su contenido de micronutrientes. Por ello, aportan un notable aporte de minerales que previenen carencias.

Finalmente, es necesario asegurar un aporte diario de calcio para prevenir problemas de densidad ósea. Para ello, el consumo de productos lácteos, se pueden incrementar los frutos secos o el pescado azul.

Por ejemplo, sardinas Los alimentos enlatados son uno de los alimentos más recomendados para prevenir la osteoporosis en la mujer.

Una mujer que bebe agua.

«Las bebidas deportivas están diseñadas para satisfacer las necesidades específicas de los atletas».

Asegurar el equilibrio hidroelectrolítico para una buena salud.

Como mencionamos, mantener un buen equilibrio hidroelectrolítico es fundamental para mejorar el estado de salud y prevenir la disminución del rendimiento durante una competición deportiva.

Afortunadamente, obtener los minerales que su cuerpo necesita es muy fácil. Simplemente siga los consejos descritos en este artículo. Si consume regularmente plantas, junto con productos lácteos y pescado azul, será difícil sufrir una deficiencia de minerales.

En todos los casos, si padece alguna patología, le aconsejamos que consulte a un profesional. Recuerde que las personas con presión arterial alta, por ejemplo, no pueden consumir demasiada sal.

  • Grillo A., Salvi L., Coruzzi P., Salvi P., et al., Ingesta de sodio e hipertensión. Nutrientes, 2019.
  • Weaver CM., Alexander DD., Boushey CJ., Dawson Hughes B., et al., Calcio más vitamina D y riesgo de fracturas: un metaanálisis actualizado de la fundación nacional de osteoporosis. Osteoporos Int, 2016. 27 (1): 367-76.
  • Chmielewski J., Carmody JB., Sodio dietético, protasio dietético y presión arterial sistólica en adolescentes estadounidenses. J Clin Hypertens, 2017. 19 (9): 904-909.
  • Malik VS., Li Y., Pan A., Koning LD., Et al., Consumo a largo plazo de bebidas endulzadas con azúcar y endulzadas artificialmente y riesgo de mortalidad en adultos estadounidenses. Circulatino, 2019.139 (18): 2113-2125.
  • Feye, Andrés Santiago Parodi. «Composición de bebidas deportivas: efectos sobre la hidratación y el rendimiento». Revista Universitaria de Educación Física y Deporte 11 (2018): 45-53.
  • Díaz-Rizo, Valeria, et al. «Factores nutricionales relacionados con la osteoporosis». El residente 13.1 (2018): 23-30.
  • Llanio, Raimundo. «Equilibrio de agua y electrolitos». Revista Cubana de Medicina 1.1 (2019).
  • Henríquez-Palop, Fernando, et al. «La sobrecarga de agua como biomarcador de insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal aguda». Nefrología (Madrid) 33,2 (2013): 256-265.
fuente original
//thaudray.com/4/3422023