Saltar al contenido

¿Qué es la disbiosis intestinal? -Todosalud

¿Qué es la disbiosis intestinal?

La microbiota juega un papel esencial en el mantenimiento de la salud porque interactúa con las funciones del tracto gastrointestinal y el sistema nervioso. Conoce más sobre él, sus funciones y qué puede afectar su equilibrio, lo que se conoce como disbiosis intestinal.

La disbiosa intestinal se refiere a la pérdida de masa bacteriana beneficiosa o, también llamado, microbiota intestinal. Es un problema muy común entre la población que está ligado a la aparición de enfermedades autoinmunes, inflamación, alergias, obesidad, entre otras patologías crónicas. Cuales son las causas ?

En primer lugar, es importante saber que la flora intestinal se ha considerado un órgano desde hace poco tiempo. En realidad, exhibe varias funciones que influyen en el estado de salud y el metabolismo de los nutrientes.

¿Qué es la microbiota? El estado de simbiosis y disbiosis intestinal.

Para empezar, es necesario definir este concepto. La microbiota es una comunidad de diferentes microorganismos distribuidos por todo el cuerpo humano (piel, boca, ojos, zonas genitales y, en abundancia, en el intestino).

Estos microorganismos formar una relación de beneficio mutuo con el anfitrión. Lo conocemos como simbiosis. Esto es lo que estudio publicado en Revista mundial de gastrotenterología. Cuando hay un desequilibrio o una mala relación, hablamos de disbiosis intestinal. Muchas personas se refieren a la microbiota intestinal como un órgano metabólico porque ayuda a:

  • Primero, mantenga la integridad de la mucosa.
  • A continuación, constituye la primera barrera contra microorganismos patógenos como las bacterias. E. coli.
  • Asimismo, regula funciones de las células del sistema inmunológico.
  • Finalmente, promueve la síntesis de vitaminas como la K, D y las del complejo B.

Diagrama de los intestinos.

“La microbiota está formada por microorganismos beneficiosos que participan en varios procesos clave de salud”.

Características de la microbiota intestinal

La composición de la microbiota es bastante compleja y puede sufrir variaciones (agudas o crónicas) ante factores exógenos – por ejemplo, estilo de vida, hábitos, interacciones con elementos patógenos y / o químicos, agentes ambientales – y factores endógenos (genética).

Es interesante saber que hay más microorganismos en el cuerpo humano que células. Más concretamente, más de 1000 especies de bacterias viven en el cuerpo (100 billones de bacterias). Les phylums firmicutes y el Bacteroidetes son los más numerosos.

Lea también: ¿Qué es una microbiota normal?

La microbiota humana

El crecimiento de la población microbiana que coloniza el intestino comienza con el nacimiento. Se refuerza con el parto vaginal y la lactancia materna exclusiva hasta por 6 meses. Luego, con la comida y la interacción con el medio ambiente, comienzan a producirse cambios en la composición de la microbiota. Estos definirán la salud del individuo.

Según uno estudio publicado en la Revista Española de Endocrinología y Pediatría por Tinahones F et al., los microorganismos predominantes en el tracto gastrointestinal humano son:

  • Estómago: Helicobacter pylori (Proteobacteria), Lactobacillus (Firmicutes), Streptococcus (Firmicutes).
  • Duodeno: Bactéroides (Bacteroidetes), Lactobacillus (Firmicutes), Streptococcus (Firmicutes), Staphylococcus (Firmicutes).
  • Yeyuno: Bactéroides (Bacteroidetes), Lactobacillus (Firmicutes), Streptococcus (Firmicutes), Bacillus (Firmicutes).
  • Iléon: Bactéroides (Bacteroidetes), Clostridium (Firmicutes), Enterobacteriaceae (Proteobacteria), Enterococcus (Firmicutes), Lactobacillus (Firmicutes), Veillonella (Firmicutes).
  • Finalmente, el colon: Bactéroides (Bacteroidetes), Bacillus (Firmicutes), Bifidobacterium (Actinobacteria), Clostridium (Firmicutes), Enterococcus (Firmicutes), Eubacterium (Firmicutes), Fusobacterium (Fusobacteria), Peptostreptococcus (Firmicutes), Rumptococcus (Firutesmicutes), Rumptococcus.

¿Qué es la disbiosis intestinal?

Gracias a numerosos estudios, sabemos que la microbiota (y en particular la microbiota intestinal) juega un papel fundamental en las funciones del organismo. Por tanto, cuando se alteran las poblaciones, se promueve el desarrollo de enfermedades.

Hablamos de disbiosis intestinal cuando existe un desequilibrio entre la estructura y composición de poblaciones microbianas presentes en el intestino. Cuando se altera la microbiota, puede contribuir directa o indirectamente al desarrollo de muchas patologías.

Disbiosis intestinal en una persona.

«La disbiosis intestinal es el desequilibrio entre la estructura y la composición de la población bacteriana de los intestinos».

El eje intestino-cerebro y la microbiota intestinal

El tracto gastrointestinal y el sistema nervioso están íntimamente conectados a través del eje conocido como intestino-cerebro. Un verdadero sistema complejo de dos vías en el que el sistema nervioso central y entérico interactúan entre sí. Se despliega a través de circuitos endocrinos, inmunológicos y neurológicos.

Esto luego dio a luz a múltiples teorías sobre el origen multifactorial de las enfermedades neuropsiquiátricas -trastornos del espectro autista y depresión-, trastornos metabólicos -diabetes y obesidad- y tumores -como cáncer colorrectal-.

Lea también: ¿Por qué estamos aumentando de peso?

Características del eje intestino-cerebro

De estudios estado reciente de las cosas estrecha relación entre el eje intestino-cerebro y la composición de la microbiota intestinal con el desarrollo de múltiples enfermedades.

  • Sabemos que las señales neuronales influyen en las funciones motoras, sensoriales y secretoras del tracto gastrointestinal. Además, regulan los procesos inflamatorios así como la estructura de la microbiota.
  • Además, las señales intestinales pueden regular funciones dentro del sistema nervioso.

Relación entre disbiosis intestinal y obesidad

Según uno estudio publicado en Nutrientes por Niccolai E et al, cuando el cuerpo está bajo estrés crónico, libera una gran cantidad de cortisol que altera la permeabilidad del intestino y su barrera protectora. Por tanto, afecta la composición de la microbiota y genera disbiosis intestinal. Aquí están las alteraciones de la microbiota intestinal:

  • A nivel de neurotransmisores que regulan el apetito y la saciedad (la serotonina por ejemplo).
  • Aumento de la producción de citocinas inflamatorias.
  • Alteraciones en las reservas de grasas.

Estos cambios desencadenar un entorno favorable para el desarrollo de alteraciones metabólicas comportamiento alimentario importante y desequilibrado.

Medición de la grasa abdominal.

«La disbiosis intestinal puede desencadenar múltiples enfermedades como la obesidad».

Importancia de mantener el equilibrio de la microbiota

Para terminar, es fundamental mantener una adecuada composición de la población microbiana del intestino. En este sentido, sabemos que las características de los alimentos así como los factores genéticos influyen en su estructura.

Por ello, una dieta variada, con un alto consumo de verduras, frutas y cereales integrales, aporta fibra como alimento principal para las bacterias intestinales.

Cuida la ingestión de alimentos procesados ​​ricos en azúcares o edulcorantes, así como la manejo del estrés a través de la práctica de la meditación y el ejercicio, son medidas importantes para evitar la disbiosis intestinal.

  • Boem F, Amedei A .Eje saludable: Hacia una visión integral de la salud intestino-cerebro. Mundial J Gastroenterol. 2019; 25 (29): 3838-3841.
  • Tinahones F. La importancia de la microbiota en la obesidad. Rev Esp Endocrinol Pediatr 2017; 8: 15-20
  • Niccolai E, Boem F, Russo E, Amedei A. El eje del cerebro en el modelo neuropsicológico de obesidad: una película clásica revisada por el director emergente «Microbiome». Nutrientes.2019; 11 (1): 1-25.
fuente original
//poosoahe.com/4/3422023