Saltar al contenido

6 hábitos que ayudan a prevenir el cáncer -Todosalud

6 hábitos que ayudan a prevenir el cáncer

La alimentación saludable es uno de los pilares fundamentales de una vida sana, pero también es fundamental para prevenir el cáncer. Estar bien nutrido mantiene el sistema inmunológico funcionando correctamente.

Se estima que la mitad de todos los cánceres se podrían prevenir con un estilo de vida saludable. En este artículo, te mostramos una lista de hábitos que ayudan a prevenir el cáncer según la ciencia.

Descubra cuáles son estos hábitos y póngalos en práctica para mejorar su vida.

¿Qué debo saber sobre el cáncer?

La prevención del cáncer es de suma importancia para salvar vidas
El cáncer es una enfermedad multifactorial, que depende de factores genéticos y ambientales.

Una de las enfermedades de las que más se habla hoy en día es el cáncer. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), más de 200.000 casos de cáncer se diagnostican en este país cada año. además, elOrganización Mundial de la Salud (OMS) dice que en 2020 unas 380.000 personas sufrirán de cáncer en Francia.

Es importante comprender que la aparición de determinadas células malignas en el organismo es inevitable. Pero no se vuelven cancerosos si el cuerpo está equilibrado y si no se estimula con factores «desencadenantes» que empujan a la enfermedad a aparecer.

La clave es actuar sobre las células potencialmente tumorales y las que las rodean, que componen el microambiente tumoral, y conocer yevitar ciertas causas que lo favorezcan.

De acuerdo a investigadores del Anderson Cancer Center en Houston (EE. UU.), Los factores genéticos son responsables del 5 al 10% de los cánceres, mientras que las causas ambientales representan alrededor del 90% de los casos.

Resulta queuna parte importante de los cánceres se podría prevenir practicando hábitos saludables.

Hábitos que ayudan a prevenir el cáncer

Cuando se trata de un estilo de vida saludable, la dieta es de vital importancia, al igual que el ejercicio físico o el manejo del estrés.

1. Mantenga un peso saludable

La prevención del cáncer comienza con una alimentación saludable.
Los malos hábitos alimenticios se han relacionado con enfermedades como la obesidad o la hipertensión, lo que afecta negativamente a la prevención del cáncer.

Mantenga un peso saludable durante toda su vida. El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de cáncer y recurrencia porque se han asociado con una inflamación sistémica de bajo grado caracterizada por citocinas inflamatorias elevadas.

Esta condición está relacionada con el desarrollo de enfermedades, porque produce una alteración del sistema inmunológico.

2. Dieta saludable y prevención del cáncer

La alimentación saludable es un pilar básico para una vida saludable. También es fundamental en la prevención del cáncer. Estar bien nutrido permite que el sistema inmunológico funcione correctamente.

Los estudios sobre los efectos positivos del consumo de verduras y frutas afirman que son importantes para combatir el cáncer porque proporcionar nutrientes que ayudan a reparar las células dañadas. Por tanto, es necesario consumir al menos cinco porciones al día.

Además, según l’American Institute for Cancer Research, debe evitar el consumo excesivo de carnes rojas y alimentos procesadosy limítese a ocasiones específicas.

3. No fumes

Uno de los hábitos más perjudiciales para la salud es fumar. Provoca muchas enfermedades, incluido el cáncer. La OMS estima que el 22% de las muertes por cáncer son causadas por este mal hábito. Dejar de fumar no es fácil, pero es una decisión inteligente que a menudo es difícil de tomar.

Fumar, además de causar muertes por cáncer, también causa ataques cardíacos, problemas cardiovasculares, fatiga crónica y muchas otras condiciones que son dañinas para el cuerpo.

Quizás te interese este artículo: Cómo dejar de fumar y desintoxicar los pulmones

4. Ejercicio físico para la prevención del cáncer

Practica deportes para estar saludable.
Hacer ejercicio tiene grandes beneficios para el cuerpo. Entre estos, destaca la prevención del cáncer por su efecto sobre el sistema inmunológico.

El ejercicio es uno de los hábitos más saludables que puedes adoptar. La salud del corazón mejora, quema el exceso de calorías y esto también ayuda a prevenir muchas enfermedades, incluido el cáncer. Realizar de 3 a 5 sesiones semanales (30 a 60 minutos) es ideal para ver los beneficios para la salud y la prevención del cáncer.

5. Evita la proliferación de células tumorales

Otro dato interesante es que puede crear condiciones para que las células tumorales no se multipliquen. Un ejemplo es la inclusión de sustancias que ayudan con la reparación celular, como los antioxidantes, en la dieta.

Las crucíferas (todas las variedades de repollo), las hojas de color verde oscuro y el ajo son los alimentos que más han mostrado gran efecto inhibidor sobre la proliferación del cáncer, gracias a los polifenoles que contienen.

Las verduras ricas en carotenos, como zanahorias, batatas, tomates, caquis y albaricoques contienen provitamina A y, en algunos casos, licopeno, sustancias que inhibir la división de células dañinas.

Descubra también: un simple análisis de sangre podría ayudar a localizar tumores

6. Practica una técnica de relajación

Es fundamental luchar contra el estrés. Entre los factores ambientales se encuentran los factores psicoemocionales. Estos últimos también puede desencadenar (debido a un mal manejo del estrés) procesos patológicos.

De ahí la importancia de Implementar prácticas que ayuden a mejorar el manejo de esta condición.. Por ejemplo, mindfulness, ejercicio físico o mayor contacto con la naturaleza.

La importancia de los hábitos saludables

Aunque algunos factores de riesgo no se pueden controlar, como la genética o los factores ambientales, se pueden seguir ciertos hábitos para tratar de prevenir el cáncer.

Por último, esperamos que esta información te haya sido de utilidad y que la tengas en cuenta. Recuerde que el cáncer se puede prevenir siguiendo estos buenos hábitos. Además, no olvide realizar controles de rutina y mantener un estilo de vida saludable..

  • Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer Internacional / Instituto Americano de Investigación del Cáncer. Informe del proyecto de actualización continua: dieta, nutrición, actividad física y cáncer de vesícula biliar. 2015. Disponible en http://www.wcrf.org/sites/default/files/Gallbladder-Cancer-2015-Report.pdf
  • Teras LR, Kitahara CM, Birmann BM, et al. Tamaño corporal y mortalidad por mieloma múltiple: un análisis conjunto de 20 estudios prospectivos. British Journal of Hematology 2014; 166 (5): 667-676.
  • Goodwin PJ. Resultados de obesidad y cáncer de mama: ¿cuánta evidencia se necesita para cambiar la práctica? Revista de Oncología Clínica 2016; 34 (7): 646-648. Publicación electrónica del 28 de diciembre de 2015. doi: 10.1200 / JCO.2015.64.7503.
  • Chen Y, Wang X, Wang J, Yan Z, Luo J. Exceso de peso corporal y riesgo de cáncer de hígado primario: un metaanálisis actualizado de estudios prospectivos. Revista europea del cáncer 2012; 48 (14): 2137-2145.
  • Steinmetz KA, Potter JD. Verduras, frutas y prevención del cáncer: una revisión. Revista de la Asociación Dietética Estadounidense. 1996.
  • Carnes rojas (ternera, cerdo, cordero). (). Obtenido de https://www.aicr.org/cancer-prevention/food-facts/red-meat-beef-pork-lamb/
  • Tabaco. Obtenido de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/tobacco
fuente original
//thaudray.com/4/3422023