Saltar al contenido

¿Cuáles son las causas del dolor lumbar? -Todosalud

¿Cuáles son las causas del dolor lumbar?

El dolor lumbar es una patología problemática. En casos severos, es incapacitante hasta que sana. La postura es un gran problema, tanto en el trabajo como durante las actividades deportivas, pero no es la única causa. Obtenga más información en este artículo.

Las causas de la lumbalgia son muy variadas pero esta molestia siempre está ligada a la estructura muscular y esquelética de la columna. Este es un motivo frecuente de consulta médica e incapacidad laboral.

El dolor lumbar es un dolor que se localiza en la zona lumbar. En la vida, casi toda la población la padecerá en un momento u otro. La mayoría de los casos tienen un buen pronóstico y se recuperan fácilmente. Sin embargo, alrededor del 15% del dolor lumbar se vuelve crónico.

En este artículo te contamos las causas más comunes de lumbalgia. Algunos se pueden prevenir, por eso te mostraremos una serie de sencillos pasos para evitar esta situación.

Causas del dolor lumbar

El dolor lumbar, como hemos informado, es un dolor que se presenta en la zona lumbar. Esta incomodidad puede irradiarse y extenderse a las extremidades inferiores. Es una situación muy común que afecta a personas de todas las edades.

Según un estudio realizado en el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas, la prevalencia varía entre el 60 y el 90% de la población general. De todos estos casos, el 80% serían agudos y los demás, crónicos.

El dolor de la lumbalgia sigue características concretas. Por ejemplo, tiende a intensificarse cuando la persona se inclina hacia adelante o intenta levantar un objeto. También puede estirarse y, aunque no vaya a las piernas, limitarse a las nalgas.

En algunos casos, el dolor lumbar se asocia con la ciática. Esta es una patología donde se produce un pellizco del nervio ciático. En este caso, es habitual que el dolor llegue a las partes inferiores de las extremidades inferiores.

Las causas del dolor lumbar suelen estar relacionadas con un problema mecánico de la columna. En uno artículo publicado en la Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica, se afirma que factores como la edad, el género, la genética, el deporte y el trabajo influyen en su desarrollo.

Dolor lumbar en una mujer.

El dolor lumbar puede aparecer a cualquier edad porque sus causas son variadas.

Te puede interesar: 7 cosas que puedes hacer para evitar el dolor lumbar

Esfuerzo físico excesivo

Una de las causas más comunes de dolor lumbar es el esfuerzo físico excesivo. Esto puede incluir cualquier tipo de actividad deportiva que fuerce la espalda de repente.

Este es, por ejemplo, el caso del entrenamiento de fuerza en personas que no están acostumbradas. El dolor lumbar puede incluso aparecer en personas que están en buena forma física pero se mueven agresivamente, dañando así un ligamento de la columna.

Sin embargo, esto no solo ocurre en el momento del deporte. Es importante enfatizar queUna gran parte de las causas de la lumbalgia están ligadas al esfuerzo excesivo que se produce en el ámbito profesional.

Lesiones de disco como causa de dolor lumbar

Los discos intervertebrales son una especie de almohadillas que se colocan entre las vértebras. Permiten absorber el impacto entre ellos y están formados por tejido cartilaginoso. Este último, como otros tejidos del cuerpo, es sensible al envejecimiento.

Entonces, A medida que envejecemos, es más común que estos discos se rompan. Si esto sucede, se liberan sustancias químicas que irritan los nervios y provocan inflamación y dolor.

Otra condición asociada con el dolor lumbar y la ciática son las hernias de disco. En este caso, el centro del disco ejerce presión hacia afuera, que conduce a la protrusión del canal espinal. Cuando eso sucede, ejerce presión sobre los nervios que atraviesan ese conducto.

Degeneración del disco

En el párrafo anterior mencionamos que con la edad es común que el tejido cartilaginoso de los discos se desgaste y reduzca su capacidad de amortiguación. Entonces, las vértebras pueden entrar en contacto entre sí, causando rigidez y dolor lumbar.

El problema es que esta degeneración del disco agrava otras patologías de la columna. Este es, por ejemplo, el caso de estenosis espinal u osteoartritis de la columna.

Espondilolistesis degenerativa

La espondilolistesis consiste en una Desplazamiento anormal de una vértebra sobre otra, como si se deslizara. Aquí, a medida que las vértebras se mueven, pueden ejercer presión sobre los nervios en el canal espinal, causando dolor e incluso pueden impedir que se mueva.

La espondilolistesis degenerativa se produce cuando los tejidos que estabilizan las vértebras se degeneran. Estos pueden ser ligamentos o discos intervertebrales.

Sin embargo, esta no es la única causa. También puede deberse a un traumatismo, consecuencia de un tumor e incluso a una deformidad congénita.

Estenosis espinal

los estenosis espinal es una patologia que consiste en una reducción del canal espinal. Por este canal pasa gran parte de los nervios periféricos. Entonces, cuando se reduce, los nervios se presionan y se dañan.

Recomendaciones para prevenir el dolor lumbar

Algunas de las causas del dolor lumbar se pueden prevenir, aunque hay factores sobre los que no tenemos control. Sin embargo, hay una gran cantidad de pasos simples que se pueden tomar para mejorar la salud de la columna.

En primer lugar, es muy importante destacar que una de las acciones más beneficiosas es el ejercicio. Y sobre todo ejercicio moderado que ayuda a fortalecer la musculatura de la espalda. Deben evitarse los movimientos bruscos o los movimientos con demasiado peso, que pueden dañar los ligamentos.

De la misma forma, el hecho de evitar el sedentarismo impide a su vez mantener la misma postura durante mucho tiempo. Con respecto al trabajo, se recomienda realizar estiramientos durante sus descansos. También se deben evitar los movimientos de torsión o hiperextensión, especialmente si se trabaja con peso.

La obesidad es otro factor que puede aumentar el riesgo de dolor lumbar. Por lo tanto, se recomienda perder peso para ejercer menos presión sobre la estructura de la columna.

Obesidad y lumbalgia.

El control de peso es una herramienta para prevenir el dolor lumbar asociado con la obesidad.

Descubra también: 3 ejercicios respaldados por la ciencia para aliviar el dolor lumbar

Si tiene alguna de estas causas de dolor lumbar, ¡actúe!

Las causas del dolor lumbar son numerosas y la prevalencia de este dolor es muy alta. Por tanto, si estás sufriendo algún episodio, es fundamental que tengas en cuenta determinadas consideraciones. La primera es consultar siempre a un especialista.

Además, ante el dolor lumbar, no se recomienda permanecer en cama para descansar. De hecho, es más efectivo mantenerse activo, sin intentar forzar demasiado esta área.

Algunas personas notan alguna mejoría al aplicar compresas de agua fría o caliente en el área. Los de agua caliente proporcionan alivio si el dolor persiste en el tiempo. El agua fría, por otro lado, está indicada en el momento de la lesión para reducir la inflamación.

Una de las cosas más importantes que debe recordar es que la mayoría de los dolores de espalda están relacionados con nuestra postura. Por eso, ser consciente de nuestros hábitos posturales e intentar mejorarlos es una parte básica.

Ya sea en el trabajo, al estudiar o incluso cuando se relaja, debe intentar mantener la espalda recta. Al realizar un esfuerzo, como levantar un objeto o cargar un peso, se recomienda involucrar otras partes del cuerpo, como las piernas. La espalda ya no está bajo toda la presión.

  • Espondilolistesis: síntomas, diagnóstico y tratamiento. Clínica Universidad de Navarra. (Dakota del Norte). Recuperado el 22 de octubre de 2020 de https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/espondilolistesis
  • Noriega-Elío, M., Barrón Soto, A., Sierra Martínez, O., Méndez Ramírez, I., Pulido Navarro, M., y Cruz Flores, C. (2005). El debate sobre la lumbalgia y su relación con el trabajo: un estudio retrospectivo de los trabajadores en baja laboral. Cuadernos de Salud Pública / Ministerio de Salud, Fundación Oswaldo Cruz, Escuela Nacional de Salud Pública, 21 (3), 887–897. https://doi.org/10.1590/s0102-311×2005000300023
  • Hernández, Gabriel A. y Juan D. Zamora Salas. «El ejercicio físico como tratamiento en el manejo del dolor lumbar». Revista de salud pública 19 (2017): 123-128.
  • Lumbalgia: causas, diagnóstico y tratamiento. (Dakota del Norte). Obtenido el 22 de octubre de 2020 de https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=51255
  • Ibarra, Javier Ernesto Matta, et al. «Relación entre el dolor lumbar y el sobrepeso / obesidad: dos problemas de salud pública». Revista Med 27.1 (2019): 53-60.
  • Delgado, JG, Delgado, J. Á. G., Lara, GV, Torres, J. del CM y Morales, IP (2014). Epidemiología del dolor lumbar. Investigaciones médico-quirúrgicas, 6 (1), 112-125. Obtenido de http://www.revcimeq.sld.cu/index.php/imq/article/view/275
  • Ocaña Jiménez, Úrsula. «Lumbalgia ocupacional y discapacidad laboral». Revista de fisioterapia 6.2 (2007).
  • Gil Huayanay, Delia, Vicente Benites Zapata y Carlos Alberto Ramirez La Torre. «No todas las hernias lumbares causan dolor lumbar». Horizonte Médico (Lima) 17.4 (2017): 58-62.
  • Vega, John Chancasanampa y Anibal Diaz Lazo. «Patologías de la columna lumbar diagnosticadas mediante radiografía convencional». revista desafíos 8 (2017): 21-26.
  • Pérez, Alberto Aceves. «Diagnóstico diferencial en la estenosis espinal lumbar». Ortho-tips 14.1 (2019): 17-21.
fuente original
//zuphaims.com/afu.php?zoneid=3422023