Saltar al contenido

Diagnóstico y tratamiento de la uveítis. -Todosalud

Diagnóstico y tratamiento de la uveítis.

La uveítis es un trastorno ocular caracterizado por la inflamación de la úvea, un tejido intermedio del ojo. Su diagnóstico y tratamiento dependerán, en gran medida, de la causa subyacente.

La uveítis es una condición caracterizada por la inflamación de la úvea, una capa intermedia de tejido ocular ubicada entre la esclerótica y la retina. Según portales como Mayo Clinic, esta enfermedad se manifiesta por enrojecimiento del ojo, visión borrosa y dolor. Además, tiende a empeorar rápidamente.

Como se muestra Estudios Médicos, la forma crónica de este trastorno se asocia con complicaciones como glaucoma o desprendimiento de retina. Por tanto, es fundamental conocer sus signos, diagnóstico y tratamiento. ¡Descúbrelos!

¿Qué es la uveítis?

La uveítis es una forma de inflamación ocular. La úvea es la capa media del ojo y, por lo tanto, está muy irrigada por capilares sanguíneos. Hecho, es a través de estos canales que las células inmunes pueden ingresar que causan esta respuesta inflamatoria no deseada.

La página médica Portal Clinic Barcelona nos aporta unos datos muy interesantes sobre la distribución de las uveítis. A continuación, presentamos algunos:

  • Este trastorno ocular es considerado una enfermedad rara por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Con diabetes mellitus, La uveítis es la principal causa de ceguera en el grupo de edad laboral., lo que se traduce en un fuerte impacto socioeconómico.
  • En los Estados Unidos, el 10% de todos los casos de ceguera se deben a uveítis. En España, se estima que hay alrededor de 47.000 personas afectadas por esta enfermedad.

Todas estas cifras muestran que este es un trastorno mucho más común de lo que uno podría pensar. Además, el portal que acabamos de mencionar indica que existen diferentes tipos de uveítis según la zona afectada. Aquí están :

  • Iritis: afecta la parte frontal del ojo. Se acompaña de enrojecimiento de los ojos, dolor y fotofobia (rechazo a la luz).
  • Uveítis intermedia: en este caso, la sustancia gelatinosa que llena el globo ocular (humor vítreo) se enciende. Podemos ver acumulaciones de «bolas de nieve» en esta sustancia, es decir, acumulaciones de células inflamatorias flotantes.
  • Uveítis posterior: inflamación de la retina o coroides.
  • Panuvéite : cuando la enfermedad se manifiesta tanto en la parte anterior como en la posterior del ojo.

Ahora que hemos descrito la incidencia de esta enfermedad en la población general y los posibles subtipos, es hora de profundizar en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Uveítis en una mujer.

La uveítis es una enfermedad ocular asociada con la ceguera. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la cataloga como una enfermedad «rara».

Leer más: Estas córneas de hidrogel podrían mejorar la vista

Diagnóstico y tratamiento de la uveítis.

Para poder abordar la enfermedad, primero es necesario conocer sus causas. El cuerpo Instituto Nacional del Ojo (NIH) nos muestra los posibles motivos que favorecen la aparición de uveítis. A continuación, presentamos algunos:

  • Un ataque erróneo del sistema inmunológico. del cuerpo (trastornos autoinmunes).
  • Procesos infecciosos que tienen lugar en el ojo.
  • Ciertos tumores asociados al aparato ocular.
  • Daño y lesión en los ojos.
  • Entrada de sustancias tóxicas en el ojo.
  • Ciertas enfermedades, como el VIH, la toxoplasmosis, la tuberculosis y muchas otras.

Diagnóstico

El diagnóstico de uveítis requiere tener un historial médico detallado del paciente porque las causas pueden ser múltiples y no estar realmente relacionadas entre sí. El examen de la vista es el primer paso ya que esta patología está ligada a la pérdida de visión.

Por tanto, el oculista puede sugerir la realización de varios exámenes. Por ejemplo :

  • Pruebas de agudeza visual.
  • Una fundoscopia (examen del fondo de ojo).
  • Una medida de la presión ocular.
  • Inspección del ojo a través de una lámpara de hendidura.

Desafortunadamente, en personas con uveítis intermedia, puede ser necesario realizar pruebas para la evaluación del sistema nervioso central. Por qué ? Varios estudios lo identificó como un síntoma de la esclerosis múltiple en sus primeras etapas.

Otros fuentes afirmar que un análisis de sangre puede ayudar a diagnosticar la enfermedad. Este trastorno ocular puede tener diferentes complicaciones cuando se detecta, pero el primer paso es siempre diferenciar si la causa es infecciosa o no infecciosa.

Tratamiento

El tratamiento de la uveítis implica eliminar la inflamación de la úvea, aliviar el dolor local y prevenir un mayor daño tisular. La causa determinará qué fármaco elegir, ya que no hay nada que hacer entre una infección bacteriana del ojo y un trastorno autoinmune. Así, los fármacos utilizados en general se pueden dividir en tres grupos:

  1. Medicamentos antiinflamatorios: medicamentos esteroides que generalmente se recetan como gotas para los ojos.
  2. Antibióticos o antivirales: destinado a combatir y eliminar la fuente viral o bacteriana infecciosa que causa el dolor.
  3. Moduladores del sistema inmunológico: medicamentos inmunosupresores que se dirigen a partes específicas del sistema inmunológico del paciente.

Gotas para los ojos.

El tratamiento de la uveítis varía según su causa. Es necesario establecer si su origen es infeccioso o no.

¿Qué recordar sobre la uveítis?

Como hemos visto, La uveítis es un trastorno ocular caracterizado por un proceso inflamatorio multicausal. Esta patología se puede explicar por procesos infecciosos como la colonización bacteriana en el ojo o enfermedades neurodegenerativas tan complejas como la esclerosis múltiple, entre otras.

Es por ello que el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad puede resultar complejo. En cualquier caso, ante un dolor ocular persistente, es fundamental acudir rápidamente al médico.

  • Uveítis, mayoclinic.org. Consultado el 23 de agosto en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/uveitis/symptoms-causes/syc-20378734
  • SALMEN, Siham, BERRUETA, Lisbeth, SANCHEZ, Nelly et al. Uveítis anterior no granulomatosa asociada a la terapia con alendronato. Invertir. clín. [online]. mar. 2002, vol.43, no.1, p.49-52.
  • Uveítis, Clínica Barcelona.org. Recopilado el 23 de agosto en https://www.clinicbarcelona.org/asistencia/enfermedades/uveitis/definicion#:~:text=La%20uve%C3%ADtis%20est%C3%A1%20considerada%20por,prevenible%20en% 20the% 20world% 20desarrollado.
  • Uveítis, Instituto Nacional del Ojo. Consultado el 23 de agosto en https://www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/eye-conditions-and-diseases/uveitis
  • Díaz-Valle, D., Méndez, R., Arriola, P., Cuiña, R. y Ariño, M. (2008). Enfermedades sistémicas no infecciosas y uveítis Enfermedades sistémicas no infecciosas y uveítis. Momento. Esquisto. Sanit. Navar, 31(Suplemento 3).
  • Uveítis, Mayoclinic.org. Consultado el 23 de agosto en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/uveitis/diagnosis-treatment/drc-20378739
fuente original
//dooloust.net/4/3422023