Saltar al contenido

Enfermedad renal crónica: causas y tratamiento. -Todosalud

Enfermedad renal crónica: causas y tratamiento.

Muchas personas no tienen síntomas de enfermedad renal crónica hasta que la enfermedad haya avanzado. Para saber si uno tiene esta enfermedad, es necesario un análisis de sangre y un análisis de orina.

La enfermedad renal crónica es el deterioro progresivo e irreversible de la función renal. Los riñones son menos capaces de eliminar toxinas y controlar el volumen de agua en el cuerpo.

En la mayoría de los casos, Pueden pasar años entre el primer diagnóstico de la enfermedad y la fase crónica.. Cuando los riñones ya no pueden realizar sus funciones, también dejan de producir ciertas hormonas. Estas hormonas ayudan a regular la presión sanguínea, estimulan la producción de glóbulos rojos y absorben calcio.

Muchas personas con la enfermedad no tienen ningún síntoma hasta que la enfermedad ha avanzado. Para saber si uno tiene esta enfermedad, es necesario un análisis de sangre y un análisis de orina.

Las causas profundas de la enfermedad renal crónica

Enfermedad renal crónica
Con insuficiencia renal, el cuerpo ya no puede purificar la sangre eliminando toxinas, electrolitos y exceso de agua.

Diabetes y hipertensión son las principales causas de la enfermedad. Pero estos no son los únicos: otras enfermedades que afectan los riñones pueden ser la causa de la enfermedad renal crónica. Son los siguientes:

  • trastornos autoinmunes
  • defectos de nacimiento de los riñones
  • químicos tóxicos
  • infecciones renales y cálculos
  • algunas drogas, como analgésicos, antibióticos y tratamientos contra el cáncer

La enfermedad renal crónica es cuando se acumulan líquidos y productos de desecho en el cuerpo. Es por eso que la mayoría de las funciones del sistema corporal se ven afectadas.

El curso de la enfermedad

La enfermedad renal crónica empeora lentamente durante meses, años pares. La pérdida de función puede ser tan lenta que la enfermedad es asintomática hasta que los riñones casi dejan de funcionar.

La etapa final de la enfermedad renal crónica se llama enfermedad renal crónica en etapa terminal. El curso de la enfermedad depende de la causa del daño renal y los hábitos del paciente. Durante esta etapa, los riñones ya no tienen la capacidad de eliminar suficientes desechos, ni el exceso de líquido presente en el cuerpo. En esta etapa de la enfermedad, es necesaria la diálisis o un trasplante de riñón.

Generalmente, la diálisis es necesaria cuando los riñones solo realizan el 10-15% de su función. Incluso las personas que esperan un trasplante de riñón pueden necesitar un diálisis.

También te puede interesar este artículo: 8 consejos para mejorar la función renal de forma natural

El tratamiento

Ningún tratamiento puede erradicar la enfermedad. Por otro lado, existen tratamientos para ralentizar su progresión. El tratamiento incluye medicamentos para bajar la presión arterial, controlar los niveles de glucosa en sangre y reducir los niveles de colesterol.

Algunos tratamientos incluyen otros medicamentos llamados aglutinantes de fosfato, que puede ayudar a prevenir altos niveles de fósforo. Además, para tratar la anemia, el profesional de la salud puede recetar terapia con hierro.

Cabe señalar que es importante consultar a un médico antes de tomar suplementos de calcio o vitamina D. También es esencial seguir las instrucciones dietéticas dadas por su médico., como limitar la ingesta de proteínas, por ejemplo, o ingerir suficientes calorías para no perder peso.

Todos los pacientes con enfermedad renal crónica deben mantener actualizadas las vacunas contra la hepatitis A y B. Lo mismo ocurre con la vacuna contra la gripe y la vacuna contra la neumonía.

También te puede interesar este artículo: 7 síntomas que experimenta cuando sus riñones comienzan a fallar

¿Es posible prevenir la enfermedad renal crónica?

Como se comentó anteriormente, La diabetes y la presión arterial alta son las causas más comunes de enfermedad renal crónica.. Por lo tanto, es imprescindible controlar estos dos parámetros para prevenir la enfermedad renal: un estilo de vida saludable ayuda a evitar estos dos factores de riesgo.

También es necesario adoptar hábitos de estilo de vida que ayuden a mantener los riñones en buenas condiciones. Estas recomendaciones pueden ayudarlo a reducir su riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica e incluso disminuir su riesgo de problemas asociados con esta enfermedad.

Aquí hay algunos buenos hábitos para adoptar:

  • limite su consumo de sal y grasa
  • hacer treinta minutos de ejercicio físico al día
  • hacer un análisis de orina y sangre al menos una vez al año para controlar el nivel de glucosa en la sangre
  • No Fumar
  • limitar el consumo de alcohol
  • controlando su peso y manteniéndolo estable
  • adoptar una dieta saludable para mantener la salud del corazón (alto consumo de frutas, verduras y granos integrales, etc.)

  • Enfermedad renal crónica (2009) FMC Formación médica continua en atención primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(09)71805-5
  • Lee, T., Thamer, M., Zhang, Q., Zhang, Y., Allon, M. y GPC. (2015) Prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad renal crónica temprana. Revista estadounidense de nefrología. https://doi.org/10.1159/000446159
  • Guzmán-Guillén, KA, Fernández de Córdova-Aguirre, JC, Mora-Bravo, F. y Vintimilla-Maldonado, J. (2014). Prevalencia y factores asociados a la enfermedad renal crónica. Revista Médica del Hospital General de México. https://doi.org/10.1016/j.hgmx.2014.06.001
fuente original
//whugesto.net/afu.php?zoneid=3422023