Saltar al contenido

Los diferentes tipos de mastitis y sus características -Todosalud

Los diferentes tipos de mastitis y sus características

La mastitis es una afección que puede causar inflamación y dolor en los senos. Su origen suele ser infeccioso y aparece en el momento de la lactancia. Sin embargo, se encuentra durante la menopausia. Obtenga más información al respecto en este espacio.

Existen diferentes tipos de mastitis; sin embargo, sea cual sea la clase, A menudo es una experiencia dolorosa y frustrante para una madre que amamanta. Este problema es también una de las principales causas del abandono de la lactancia materna.

Cuales son sus consecuencias? Lo más preocupante es que tanto la madre como el bebé están sufriendo sus efectos. La madre, desde el punto de vista psicológico y de salud, y el niño porque está expuesto a un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad.

Por tanto, es un problema al que debemos prestar atención, especialmente si se manifiesta de forma severa. A continuación te explicaremos cuáles son sus características y qué tratamiento se recomienda para cada tipo.

¿Qué es la mastitis?

Hay varias definiciones de mastitis. La mayor parte del tiempo, encontramos las palabras inflamación e infección de las glándulas mamarias. Esta es una condición que afecta a las mujeres que están amamantando, aunque también existe un tipo de mastitis sin amamantar.

En cuanto a la etiología de la mastitis, su causa principal es la retención de leche seguida de una infección. La leche materna contiene sustancias que, al estar en contacto con la glándula mamaria durante algún tiempo, pueden desencadenar la respuesta inflamatoria e infecciosa.

Hijo incidencia es relativamente alto: Aproximadamente el 10% de las mujeres en proceso de lactancia pueden sufrir mastitis. Además, casi siempre es unilateral, incluso si es posible encontrarlo a nivel de ambas mamas. Suele aparecer en los primeros tres meses después del parto, entre la segunda y la tercera semana.

Mastitis en el momento de la lactancia.

La mastitis, debida a procesos infecciosos, suele presentarse durante el período de lactancia.

Te puede interesar: Mastalgia: causas y tratamientos

Tipos de mastitis

Como hemos comentado, existen diferentes tipos de mastitis. Las más frecuentes son las típicas, las subagudas o subclínicas y las recurrentes. Otros son menos frecuentes, como la tuberculosis o la enfermedad granulomatosa. Ahora los discutiremos en detalle.

Mastitis típica

La mastitis típica se caracteriza por el desarrollo general de una infección. Por tanto, presenta un entorno clínico con la mayoría de síntomas. Entre estos, podemos observar los siguientes:

  • Fiebre de hasta 39-40 ° C, con posibles escalofríos.
  • Debilitamiento y dolor articular.
  • Hinchazón; sensación de turgencia.
  • Dolor en caso de contacto, tanto en el pezón como en la mama en general.
  • Enrojecimiento visible.
  • Sensación de calor.
  • Engrosamiento de la piel alrededor de la areola.
  • Formación de pequeñas protuberancias subcutáneas.
  • Lesiones en el pezón.
  • Irritación y grietas en el pezón y la areola.

El tratamiento de la mastitis típica implica tanto la infección como los síntomas. Por tanto, se recomiendan antibióticos durante 7 a 10 días. Además, es posible tomar analgésicos, antiinflamatorios o antipiréticos.

Descubre también: Tratamiento para bajar la fiebre

Mastitis subaiguë o subclínica

  • Dolor que va de moderado a severo.
  • Posibles calambres o sensación de dolor.
  • No se observan síntomas externos, como enrojecimiento, pero es posible que se endurezca.
  • Puede diagnosticarse mediante una prueba de laboratorio (cultivo).
  • Para su tratamiento se recomienda el consumo de probióticos. Además, la persona puede realizar masajes y estiramientos de la zona pectoral.

Mastitis recurrente

  • Se producen varios episodios de mastitis durante la lactancia del mismo niño.
  • Puede ocurrir debido a un tratamiento tardío, inadecuado o por incumplimiento.
  • La falta de corrección en la técnica de lactancia juega un papel aquí.
  • A veces existe una patología subyacente, como quistes o tumores.
  • Otra posible causa es la infección con Candida albicans.
  • En este caso, el tratamiento se realiza con antibióticos. También se recetan analgésicos para el dolor.

Mastitis sin amamantamiento

  • También se conoce como mastitis periductal. Desconocemos su causa, aunque la asociemos con mujeres que han amamantado muy poco. También está relacionada con la menopausia porque se presenta en mujeres cuya edad varía entre los 45 y los 55 años.
  • Afecta al pezón con mayor frecuencia, aunque en ocasiones puede afectar a toda la mama.
  • Sus síntomas van desde inflamación, irritación y enrojecimiento hasta calor en el área, dolor, picazón y presencia de protuberancias.
  • Se detecta mediante una ecografía.
  • El tratamiento consiste en antibióticos, antiinflamatorios, analgésicos y cremas. Algunos casos pueden requerir una operación.
Dolor en el pecho.

No todos los tipos de mastitis son causados ​​por la lactancia. Algunas mujeres pueden padecerlo en el momento de la menopausia.

¿Qué hacer en caso de mastitis?

Si una mujer que amamanta sospecha de mastitis, debe acudir a su médico. Pero eso no significa que deba dejar de amamantar. Todo lo contrario: La lactancia materna tiene efectos positivos. Si es necesario, puede extraer la leche con un dispositivo especial.

Aquí hay algunas otras recomendaciones generales:

  • Mantenga una postura adecuada durante la lactancia.
  • Masajea el pecho.
  • No se ponga un sostén apretado.

La mastitis que no se trata a tiempo o de manera adecuada puede provocar complicaciones. Por ejemplo, si un conducto se bloquea y hay una acumulación de pus (absceso) en la mama, es posible que sea necesario un drenaje quirúrgico. Por lo tanto, debe consultar a un médico lo antes posible.

  • Asociación Española de Pediatría. Manual de lactancia materna. De la teoría a la práctica, Madrid: Editorial Médica Panamericana, 2009.
  • Cárdenas N. Estudio de las propiedades tecnológicas de bacterias aisladas de la leche materna: aplicación para el desarrollo de alimentos funcionales [Tesis doctoral]. Madrid: Universidad Complutense, 2015. Disponible en: https://eprints.ucm.es/33549/1/T36524.pdf
  • Departamento de Salud y Desarrollo del Niño y el Adolescente de la OMS. Mastitis: causas y manejo. Ginebra: Organización Mundial de la Salud, 2009. Disponible en: http://whqlibdoc.who.int/hq/2000/WHO_FCH_CAH_00.13_spa.pdf
  • Martínez A, Galbe J, Esparza M. Cuando duele la lactancia. Revista de Pediatría y Atención Primaria. 2017; 26: 101-109. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322017000300015
  • Paricio J. Diagnóstico y manejo de mastitis en la madre lactante. En: ponencia presentada en el IX Congreso Español de Lactancia Materna. Zaragoza: Asociación Española de Pediatría, 2017. Disponible en: http://www.e-lactancia.org/media/papers/Mastitis_Texto-CongrLM_Zar-Paricio.pdf
fuente original
//whugesto.net/afu.php?zoneid=3422023