Saltar al contenido

Pielonefritis aguda y crónica: síntomas y tratamiento. -Todosalud

Pielonefritis aguda y crónica: síntomas y tratamiento.

La pielonefritis es una infección del tracto urinario superior. Afecta a los riñones y provoca diferentes síntomas en el paciente.

Como regla general, el término de pielonefritis para referirse a una alteración que afecta al tracto urinario superior. En esta zona se produce una infección que normalmente alcanza la pelvis y el parénquima renal.

Por lo general, comienza a crecer en la uretra o la vejiga. y, posteriormente, se difunde hasta llegar a los riñones. Además, las infecciones del tracto urinario inferior tienden a ocurrir con más frecuencia que este tipo de trastorno.

En muchos problemas médicos podemos aplicar un criterio de clasificación según su duración. La pielonefritis puede aparecer de repente y en un período de tiempo reducido. Sin embargo, la infección puede persistir en el tiempo, dificultando su tratamiento y la calidad de vida del paciente.

En todos los casos, el médico será quien deberá identificar los síntomas más característicos de este problema. De esta forma, comprobando las circunstancias del paciente y el trastorno en sí, puede elegir el tratamiento más adecuado para cada caso.

¿Qué desencadena la pielonefritis?

Dado que se trata de una infección, surge de la proliferación de microorganismos patógenos. En este caso, la mayoría de los casos clínicos están relacionados con una infección de origen bacteriano.

También puede ser provocada por la presencia de microorganismos resistentes a determinados tipos de fármacos u otras especies, pero con menor frecuencia.

Te puede interesar: ¿Por qué nos pueden causar dolor los riñones?

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la pielonefritis?

Dolor de riñón.

Normalmente cuando un paciente desarrolla algún tipo de cambio o problema médico, experimenta ciertos síntomas. El análisis de estos signos guiará al equipo de expertos, quienes podrán identificar correctamente la causa del trastorno. De todos modos, entre los síntomas más frecuentes de pielonefritis, podemos encontrar:

  • Fiebre que puede variar en intensidad.
  • Escalofríos o temblores en diferentes áreas del cuerpo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Una inapetencia. Nos referimos aquí a la disminución del apetito que puede provocar una reducción del peso corporal en un período de tiempo reducido (sin querer).
  • Dolor de cabeza o dolor de cabeza intenso.
  • Malestar profundo en la zona lumbar que puede extenderse a otras áreas como el abdomen e incluso la ingle.
  • Una sensación de ardor y malestar al orinar. Además, se expulsa menos orina que en condiciones normales. El paciente también puede sentir que no ha terminado de orinar o puede sentir una necesidad urgente de ir al baño.
  • Alteraciones en las características de la orina. Tiene, por ejemplo, sangre, pus, diferente tono y olor, etc.

Descubra también: Remedios para combatir las infecciones del tracto urinario

¿Cuál es el tratamiento correcto para corregirlo?

Consulta del médico de los riñones.

Actualmente, los especialistas suelen realizar una serie de exámenes médicos para identificar el desencadenante. Durante estos exámenes, estudiaremos síntomas desarrollados por el paciente.

En todos los casos, planificaremos las opciones para tratamiento el más adecuado para cada paciente y cada caso clínico. Entonces, entre las reglas o recomendaciones en el tratamiento de la pielonefritis, podemos destacar:

  • Antibioticos Con ellos atacamos las bacterias que provocan estas alteraciones. En los casos más complicados, es posible tener que hospitalizar al sujeto para garantizar su recuperación. La hospitalización es necesaria cuando la enfermedad empeora y no se puede tomar por vía oral.
  • Descanso o reducción temporal de la actividad física intensa.
  • El uso de otros tipos de medicamentos con el fin de curar los síntomas relacionados. Este es el caso de fiebre intensa y náuseas frecuentes.
  • Una dieta sana y equilibrada que contiene la cantidad correcta de líquidos.

Es importante seguir las recomendaciones y tratamientos para acelerar la recuperación. De esta forma también evitamos las posibles complicaciones que se deriven de ella, aunque esto no se consiga en todos los casos clínicos.

En cualquier caso, esperamos haber podido despejar algunas de sus dudas al respecto. Ante el menor síntoma o sospecha de pielonefritis, ya sea aguda o crónica, es imprescindible acudir a un médico de inmediato para que pueda examinarnos.

fuente original
//usounoul.com/4/3422023