Saltar al contenido

¿Puedo quedar embarazada si tengo amenorrea? -Todosalud

¿Puedo quedar embarazada si tengo amenorrea?

Los períodos indican que la etapa de ovulación ha terminado. Por eso su ausencia preocupa a muchas mujeres. ¿Qué es la amenorrea? ¿Puedo quedar embarazada si tengo amenorrea? Aquí están las respuestas a esas preguntas.

La falta de períodos es motivo de preocupación para algunas mujeres, ya que está asociada con la infertilidad. Por lo tanto, muchas de ellas se preguntan si pueden quedar embarazadas si tienen amenorrea. Explicamos más en este artículo.

En primer lugar, es importante recordar que Cada mes, las mujeres atraviesan un período de ovulación durante el cual puede tener lugar la fertilización en caso de tener relaciones sexuales. El final de este período está marcado por la menstruación. Esta es la expulsión de las capas superficiales del endometrio.

¿Qué es la amenorrea?

Una definición simple de amenorrea es la ausencia de menstruación. Sin embargo, este es uno de los principales motivos de consulta ginecológica y obstetra porque genera una profunda preocupación en las mujeres que lo padecen.

En la mayoría de los casos, la presencia de amenorrea es un indicador de que la ovulación no ha ocurrido durante ese mes. Por lo tanto, se asocia fácilmente con la infertilidad. Sin embargo, este síntoma no siempre es el resultado de una patología.

La ausencia de ciclo menstrual se da en determinados estados fisiológicos, como la infancia, el embarazo, la lactancia, perimenopausia y menopausia.

Dolor menstrual en una adolescente.

“Los primeros ciclos menstruales que ocurren en la adolescencia son irregulares”.

Tipos de amenorrea y principales causas

Dado que las mujeres atraviesan períodos de menstruación durante la mayor parte de sus vidas, especialistas decidió clasificar la amenorrea en dos tipos. Se basan en edad de aparición de los síntomas y tienen distintas causas.

Lea también: Amenorrea hipotalámica: ¿cuáles son las causas?

Amenorrea primaria

Está la ausencia de un primer período en mujeres jóvenes que han cumplido 16 años con crecimiento normal y características sexuales secundarias. Sin embargo, si a la edad de 13 años no hay vello púbico o aún no hay un primer período, se puede sospechar amenorrea.

En las adolescentes jóvenes, la mayoría de las causas de amenorrea primaria se deben a la presencia de defectos de nacimiento o alteraciones genéticas. Al respecto, entre las causas más comunes, podemos citar las siguientes:

Amenorrea secundaria

Cuando hablamos de amenorrea secundaria, nos referimos a la ausencia de menstruación durante al menos 3 meses, en mujeres que previamente habían tenido ciclos regulares. Así, la mayoría de quienes la padecen tienen entre 25 y 35 años.

La principal causa de este fenómeno es el embarazo porque la mujer no ovula durante todo el período de gestación. Sin embargo, la amenorrea también puede ser causada por la lactancia, la menopausia y el uso de píldoras anticonceptivas. También existen ciertos factores predisponentes como obesidad, estrés, ansiedad y ejercicio extenuante.

Cuando la causa de la amenorrea no es fisiológica, puede ser consecuencia de una enfermedad adquirida. Es decir, la variante secundaria puede ser causada por alguna de las siguientes patologías:

  • Sindrome de Ovario poliquistico.
  • Patologías tiroideas: hipotiroidismo e hipertiroidismo.
  • Tumor hipofisario o hipotalámico secretando prolactina.
  • Medicamentos de tratamiento para la esquizofrenia o la psicosis.
  • Insuficiencia ovárica prematura.

¿Puedo quedarme embarazada si no tengo el período?

Ahora que sabe qué es la amenorrea, qué tipos y qué la causa, es hora de responder la pregunta: ¿puedo quedarme embarazada de amenorrea? La respuesta dependerá del tipo de trastorno y su causa.

En el caso de amenorrea primaria, cuando se debe a un defecto congénito o himen imperforado, puede quedar embarazada. La ovulación avanza normalmente pero la sangre no se expulsa. La cirugía suele ser la solución a este problema.

Por otro lado, cuando la amenorrea primaria es causada por disgenesia gonadal, como Síndrome de Turner, es imposible lograr un embarazo de forma natural. Sin embargo, existe la posibilidad de hacerlo mediante inseminación artificial con donación de óvulos.

Cuando hablamos de amenorrea secundaria provocada por fármacos o un factor predisponente, basta con eliminar la causa para regular los ciclos menstruales y así lograr la concepción.

De otra manera, si es secundario a síndrome de ovario poliquístico o enfermedad tiroidea, es mucho más difícil, pero no imposible, quedar embarazada. En este caso, es recomendable mantener un control médico constante y tratar la patología.

Finalmente, cuando la amenorrea es el resultado de un tumor productor de prolactina, se deben tener en cuenta varios factores. Por ejemplo, el embarazo solo será posible si es un microadénome o un pequeño tumor. Además, se debe iniciar el respectivo tratamiento médico con un seguimiento adecuado.

Consulta ginecológica.

«La amenorrea requiere una consulta con un especialista para resolver la causa».

Descubra también: ¿Cómo calcular el período fértil?

No tener un período no siempre previene el embarazo

La presencia de amenorrea no siempre es un indicador de infertilidad. Aunque la concepción será un poco más difícil, en la mayoría de los casos bastará con poner en marcha el tratamiento adecuado y hacerse un chequeo médico periódico.

Además, en los trastornos que alteran la concepción natural, como el síndrome de Turner, siempre es posible realizar una inseminación artificial. Los avances médicos así como las opciones quirúrgicas actuales permiten mejorar el pronóstico de patologías no tratadas previamente.

  • Sepúlveda Agudelo J, Alarcón Nivia M, Jaimes Carvajal H. Amenorrea primaria. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología. 2009; 60 (1): 57-67.
  • Young J. Amenorrea. EMC – Ginecología-Obstetricia. 2018; 54 (1): 1-15.
  • Hernández Valencia M, Zárate A. Amenorrea y trastornos de la menstruación. Acto Médico Grupo Ángeles. 2006; 4 (3): 197-201.
  • Sir-Petermann T, Ladrón de Guevara A, Villarroel A, Preisler J, Echiburú B, Recabarren S. Síndrome de ovario poliquístico y embarazo. Revista Médica de Chile. 2012; 140 (7): 919-925.
  • Tejerizo-López L, Sánchez-Sánchez M, García-Robles R, Tejerizo-García A, Leiva A, Morán E et al. Prolactinoma y embarazo. Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia. 2001; 28 (8): 317-331.
  • Enciso, Francisco Berumen, Lázaro Pavía Crespo y José Castillo Acuña. «Clasificación y nomenclatura de las alteraciones menstruales». Ginecología y obstetricia de México 75.10 (2007): 641-651.
  • Ross, Juana Himilce Baral, Nélida Orozco Hechavarría y Eliecer Prades Hung. «Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser o agenesia del útero y la vagina en una paciente joven». MediSan 22.07 (2018): 552-558.
  • Vilanova Fernández, S., et al. «Himen imperforado: una revisión de diez años». Revista de pediatría de atención primaria 5.20 (2003): 563-570.
  • de Bernal, Matilde. «Prolactina». Revista Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo 12.1 (2018): 38-45.
  • Campi, Josué Joel Baldospin, et al. «Manejo multidisciplinario en el diagnóstico de microadenomas hipofisarios». RECIMUNDO 3.2 (2019): 1110-1129.
fuente original
//poosoahe.com/4/3422023