Saltar al contenido

¿Qué es el edema papilar? -Todosalud

¿Qué es el edema papilar?

El edema papilar puede causar visión doble, borrosa o incluso ceguera momentánea durante un período de tiempo. Te explicamos por qué se produce esta afección asociada a un aumento de la presión en el cráneo.

El edema papilar es una afección que se presenta en el ojo. También recibe el nombre de papiledema. Es una inflamación del nervio óptico, en la zona más cercana a la retina. Esto se debe a un aumento de la presión intracraneal.

Esta patología puede ser asintomática o afectar la visión. El problema es que esconde complicaciones de salud más graves, como Tumor cerebral. Así que en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué es el edema papilar?

Edema papilar, como mencionamos, Consiste en la inflamación de la papila óptica del ojo. La mayoría de las veces esto ocurre en ambos ojos al mismo tiempo, en forma de edema bilateral alrededor de la papila óptica.

Esta patología tiene su origen en hipertensión intracraneal. El cráneo es una estructura ósea fija, dentro de la cual hay varios órganos y sustancias. Uno de ellos es el líquido cefalorraquídeo. Cuando algo dentro de este cráneo aumenta de tamaño, se produce un aumento de presión.

El edema papilar aparece por tanto cuando la presión intracraneal supera los 200 milímetros de agua. Este aumento puede ser el resultado de una masa o un tumor. También puede responder a un aumento en la cantidad de líquido cefalorraquídeo.

Fondo del ojo.

“El edema papilar se manifiesta en el disco óptico, en la parte posterior del ojo, visible con técnicas oftalmológicas”.

Posibles Causas

Como acabamos de mencionar, la causa del edema papilar es la hipertensión craneal. A su vez, esto aumenta debido a la cantidad de líquido cefalorraquídeo o la presencia de masas anormales en el cerebro.

Estas dos situaciones son comunes en varios escenarios. Cuando hablamos de masas anormales nos referimos a tumores, abscesos por infección o sangre por hemorragia.

Sin embargo, según un estudio publicado en la revista Suplementos de neurología, la causa más común de edema papilar es la hipertensión intracraneal idiopática. En otras palabras, la presión está aumentando, pero se desconoce la causa subyacente.

En otros casos, puede deberse a meningitis o encefalitis. UNA artículo de Acta Neurologica Colombiana afirma que también puede ser un síntoma de la enfermedad de Wernicke. Aquí hay otros orígenes menos comunes:

  • Síndorme de Guillain-Barré.
  • Hipervitaminosa A.
  • Tumores de la médula espinal.
  • Síndrome de la vena cava superior.

Lea también: ¿Qué es la meningitis?

¿Cuáles son los síntomas del edema papilar?

Los síntomas del edema papilar son variables. Al principio, es común que sea asintomático y que la lesión sea visible solo al realizar un fondo de ojo. Sin embargo, a medida que avanza, el daño a las fibras del nervio óptico conduce a signos obvios.

Como resultado, la visión termina siendo afectada. Puede volverse borrosa, duplicarse o incluso desaparecer por completo durante unos segundos. Muchos pacientes son sensibles al contraste de luz.

La mayoría de los episodios de pérdida de visión solo duran unos segundos. Adicionalmente, La hipertensión intracraneal también causa síntomas propios. Suele acompañarse de dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

El dolor de cabeza suele ser más intenso al despertar y tiende a mejorar durante el día. En los casos en que meningitis es la causa, se puede agregar una rigidez del cuello detrás del cuello.

Saber más: ¿Cómo prevenir el síndrome del cuello roto?

¿Qué es el tratamiento?

Lo principal en el tratamiento del edema papilar es eliminar la causa de la hipertensión intracraneal. Es importante saber que se trata de una emergencia médica. Cuando la causa es hipertensión idiopática, las medidas son reducir el líquido cefalorraquídeo.

En este caso, dependiendo del Revista Chilena de Neurocirugía, se pueden utilizar diuréticos como manitol o furosemida. La pérdida de peso puede ser beneficiosa, al igual que la restricción de líquidos y sal.

Para favorecer la correcta circulación del líquido cefalorraquídeo, también se recomienda colocar la cabecera de la cama ligeramente elevada. Si ninguna de estas medidas funciona, puede ser necesario realizar una Intervención quirúrgica.

El abordaje quirúrgico consiste en realizar una punción lumbar lo que ayuda a evacuar parte del líquido. Finalmente, si la causa es una infección, se deben administrar antibióticos. Lo mismo ocurre con los abscesos resultantes de la colonización bacteriana.

Una mujer que tiene migraña.

«El dolor de cabeza puede acompañar a los síntomas del edema papilar y la hipertensión craneal».

Edema papilar: ¿que recordar?

Lo importante a recordar es que se trata de una patología que afecta al nervio óptico. Ocurre debido a un aumento de la presión intracraneal que responde a muchas situaciones diversas. Pero que generalmente tienen como denominador común el aumento de la presión dentro del cráneo.

Una de las causas más frecuentes es la hipertensión intracraneal idiopática. Sin embargo, los tumores cerebrales, las hemorragias y las infecciones también pueden ser desencadenantes. Por último, el edema papilar debe tratarse como una emergencia médica para evitar daños irreparables en la visión.

  • Revista de pediatría de atención primaria: causa rara de papiledema. (Dakota del Norte). Recuperado el 29 de agosto de 2020 de https://pap.es/articulo/12287/causa-rara-de-papiledema
  • Polo-Torres, C., Alvis-Miranda, HR, Castellar-Leones, SM, Moscote-Salazar, MA, Alcalá-Cerra, G., y Moscote-Salazar, LR (2013). Patobiología de la hipertensión intracraneal idiopática infantil. Revista Chilena de Neurocirugia, 39 (1), 45–57. Obtenido de https://go.gale.com/ps/i.do?p=IFME&sw=w&issn=07164491&v=2.1&it=r&id=GALE%7CA467831304&sid=googleScholar&linkaccess=fulltext
  • Begué, Nieves Martín. «Protocolo de papiledema: actualización y manejo». Anales de Oftalmología: organismo de las Sociedades de Oftalmología de Cataluña, Valencia y Baleares 26,4 (2018): 3.
  • Clínico Begoña, C., Cabanes, P., José, E., Lerma, M., Fuentes Fernández, I. y Clares, RH (2015). Presentación tardía de encefalopatía de Wernicke tras gastrectomía en paciente con adenocarcinoma gástrico: relato de caso. Acta Neurol Colomb (Vol. 31).
  • Sánchez Sanz, A., Muñoz Quiñones, S., y Arruga Ginebreda, J. (2010). Protocolo diagnóstico-terapéutico del papiledema. Anales de Oftalmología: Órgano de las Sociedades de Oftalmología de Cataluña, Valencia y Baleares, ISSN-e 1133-7737, Vol. 18, no. 3 (JUL-SEP), 2010, 18 (3), 3. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6396794&info=resumen&idioma=SPA
  • López Valdés, E. y Bilbao-Calabuig, R. (2007). Papiledema y otras anomalías del disco óptico. Suplementos de neurología, 3 (8), 16-26. Obtenido de https://medes.com/publication/42694
  • Garza-Urroz, Yvette M., Karla L. Chávez-Caraza e Ingrid Franco-López. «Daño ocular severo secundario a un pseudotumor cerebral». Revista Mexicana de Oftalmología 93,2 (2019): 104-107.
  • de Lima Lardi, Sílvia, Juliana Ferreira da Costa Vargas y José Amadeu Vargas. “DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL DE EDEMA ÓPTICO DE LA PAPILA”.
  • Galindo, Lorena Monge, et al. «Hipertensión intracraneal idiopática: 25 años de experiencia y protocolo de actuación». Annals of Pediatrics. Vol. 87. No. 2. Elsevier Doyma, 2017.
  • (PDF) Papiledema. Un enfoque actualizado. Papiledema. Un enfoque actualizado. (Dakota del Norte). Obtenido el 29 de agosto de 2020 de https://www.researchgate.net/publication/26851689_Papilledema_An_updated_approach_Papiledema_Un_enfoque_actualizado
fuente original
//whugesto.net/afu.php?zoneid=3422023