Saltar al contenido

¿Qué es el mieloma múltiple? -Todosalud

¿Qué es el mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer. Como tal, representa un grave riesgo para la salud de quien la padece. Su diagnóstico a veces puede ser complicado y tardío. En este artículo, explicaremos de dónde vino y cómo llega a sospecharlo.

El mieloma múltiple es una patología oncológica, es decir un cáncer del ser humano. Se origina en la médula ósea, que Es el tejido que forma las células sanguíneas que luego circulan por todo el cuerpo.

La médula ósea se encuentra en los huesos del cuerpo y desde allí crea células que se mueven hacia el tejido sanguíneo. Entre estas celdas, una variedad son las células plasmáticas, que son responsables del mieloma múltiple multiplicando anormal y excesivamente.

En condiciones normales, la función de las células plasmáticas es combatir las infecciones. Realizan esta tarea mediante la producción de sustancias conocidas como anticuerpos. Los anticuerpos reconocen agentes infecciosos que intentan enfermar a los humanos y atacarlos.

Con mieloma múltiple, dado que hay una cantidad anormal de células plasmáticas, también hay una producción anormal de anticuerpos. Esto no genera mayores defensas pero favorece las infecciones y las complicaciones que se derivan de ellas.

Factores de riesgo del mieloma múltiple

Como el literatura cientifica, hay una serie de factores que aumentan la probabilidad de padecer mieloma múltiple. Este es el caso de:

  • Edad : cuanto más envejece, más probabilidades hay de tener este cáncer. Las personas mayores de 65 años son las más afectadas.
  • Historia familiar : hay familias con cierta predisposición a esta enfermedad. No es un factor determinante, pero tener un padre o un hermano con esta enfermedad aumenta el riesgo de padecerla.
  • Ser un hombre: los hombres tienen una mayor prevalencia de este cáncer que las mujeres.
  • Ser de ascendencia afroamericana: Los afroamericanos son un grupo con mayor riesgo de desarrollar mieloma múltiple que el resto de la población.
Linfoma al microscopio.

El mieloma múltiple es un cáncer de la sangre, el segundo más común de este tipo.

Siga leyendo: Linfoma, un cáncer silencioso que se puede tratar con éxito si se detecta a tiempo

Los síntomas del cáncer

El diagnóstico de mieloma múltiple a veces se retrasa debido a síntomas inespecíficos. Es una patología en la que se pueden confundir la mayoría de los signos. con otras enfermedades. Si el médico no tiene sospechas claras o no detecta algo inusual con los métodos adicionales, es posible que se produzca un retraso en el diagnóstico.

Entre los síntomas más comunes tenemos:

  • Dolor de huesos: principalmente en los huesos del tronco del cuerpo, tórax y espalda.
  • Cambios gastrointestinales: esto incluye vómitos y estreñimiento.
  • Inapetencia: la falta de apetito, si se prolonga en el tiempo, conduce a la pérdida de peso con adelgazamiento.
  • Infecciones repetidas: Las defensas debilitadas, como explicamos, favorecen la entrada de microorganismos que generan infecciones. Estos microorganismos pueden producir infecciones comunes que no se resuelven rápidamente.

Diagnóstico de mieloma múltiple

El primer paso para diagnosticar el mieloma múltiple es sospecharlo. Esto es muy difícil debido a los síntomas inespecíficos de la enfermedad. De lo contrario, puede suceder que los resultados de un laboratorio soliciten otra cosa guiar las sospechas del médico.

La prueba de laboratorio por excelencia es la búsqueda del anticuerpo monoclonal. Esta es una proteína anormal llamada Proteína M y que, si aparece, indica mieloma múltiple.

El segundo paso en este proceso de diagnóstico es la biopsia de médula ósea. Esto implica extraer una parte de la médula ósea y aspirarla desde el interior de un hueso para examinar este tejido con un microscopio. Así, es posible ver en primer plano en qué condiciones se encuentran las células plasmáticas.

La muestra tomada también se realiza:

  • Citogenético : se trata de un análisis del ADN de las células aspiradas.
  • Inmunohistoquímica : diferenciar las células normales de las anormales.
  • Citometría de flujo : para determinar si las células anormales provienen de mieloma múltiple u otro cáncer de la sangre, como el linfoma.
Una donación de médula ósea.

El diagnóstico definitivo de mieloma múltiple se realiza mediante una biopsia de médula ósea.

Lea también: ¿Qué es una biopsia líquida?

Tratamiento del mieloma múltiple

El tratamiento del mieloma múltiple requiere un abordaje multidisciplinar en el que intervienen diferentes especialistas. El equipo de oncología que trata a estos pacientes incluye hematólogos y, cuando sea posible, hematólogos con experiencia en esta enfermedad oncológica.

La radioterapia es una de las opciones de tratamiento. El mieloma múltiple es sensible a la radiación médica. lo que puede reducir el alcance de la enfermedad y también controlar el dolor óseo que se crea a partir de la enfermedad.

La quimioterapia está indicada para personas en las que ha progresado el mieloma múltiple. Desafortunadamente, las tasas de supervivencia en pacientes sometidos a quimioterapia son bajas. Se calcula que después de cinco años, el número de supervivientes es menos de un tercio.

Finalmente, un tratamiento que es muy eficaz y que está avalado por un gran número de estudios científicos es el trasplante. En este caso, usamos autotrasplante de médula ósea.

¿Qué no debemos olvidar de esta enfermedad?

El mieloma múltiple es una enfermedad grave. Como todo cáncer, requiere un diagnóstico oportuno para mejorar las posibilidades de supervivencia. Por tanto, si tienes algún síntoma que te haga pensar en esta enfermedad, o antecedentes familiares de esta enfermedad, es mejor consultar a un médico y deshacerte de esas dudas.

En caso de sospecha, los profesionales sanitarios pueden guiar el proceso de diagnóstico realizar los exámenes necesarios en todo momento. Y si efectivamente se padece mieloma, se debe aplicar el mejor tratamiento disponible, que se estudia y revisa continuamente.

  • García-Sanz, Ramón, María Victoria Mateos y Jesús Fernando San Miguel. «Mieloma múltiple.» Medicina clínica 129.3 (2007): 104-115.
  • Díaz-Maqueo, José C. «Historia de mieloma múltiple». Biomedical Journal 17.3 (2006): 225-229.
  • Charlot-Lambrecht, I. y col. «Mieloma múltiple.» Aparato locomotor EMC 45.1 (2012): 1-13.
fuente original
//zuphaims.com/4/3422023