Saltar al contenido

¿Qué es la colangitis biliar primaria? -Todosalud

¿Qué es la colangitis biliar primaria?

La ciencia aún no conoce las causas exactas de la colangitis biliar primaria. Tampoco existe cura para esta enfermedad. Sin embargo, algunas medidas farmacológicas o quirúrgicas muestran un buen nivel de eficacia.

La colangitis biliar primaria es una enfermedad hepática crónica. Ocurre cuando se destruyen los pequeños conductos biliares, distribuidos en el hígado. Estos conductos son pequeños tubos que recolectan la bilis producida por el hígado y luego la llevan a la vesícula biliar.

La bilis permanece almacenada en la vesícula biliar cuando estamos con el estómago vacío. Tan pronto como comemos, la vesícula biliar se contrae y libera bilis en el tracto digestivo. Con la colangitis biliar primaria, todo este proceso se bloquea.

En estas condiciones, la bilis se estanca. A esto se le llama colestasis. Además, el hígado se daña y comienza a reemplazar las células hepáticas con tejido cicatricial. A esto se le llama cirrosis del hígado.

Causas de la colangitis biliar primaria

Dolor e inflamación del hígado.

“Hasta la fecha, no conocemos las causas exactas de la colangitis biliar primaria. Sin embargo, la hipótesis más aceptada es que resulta de una combinación de factores genéticos y ambientales. «

La ciencia aún no conoce las razones de la aparición de la colangitis biliar primaria. La hipótesis más fuerte indica que se trata de una enfermedad autoinmune. En otras palabras, obedece a un proceso por el cual el cuerpo se vuelve contra sus propias células.

Además, la tesis más aceptada es que la enfermedad se manifiesta por una combinación de factores genéticos y ambientales.

Esto luego conduce a la acumulación de un tipo específico de glóbulos blancos, llamados «células T», en el hígado. Estas células luchan contra bacterias o gérmenes. Pero, por error, también atacan a las células sanas.

Lenta y gradualmente, las células sanas mueren y son reemplazadas por tejido cicatricial, que luego causa cirrosis. En estas condiciones, es imposible que el hígado funcione normalmente. Esta condición es más común en mujeres de entre 30 y 60 años.

Además, los europeos y norteamericanos están más expuestos a la colangitis biliar primaria. Así como personas que tengan antecedentes familiares de esta patología. Tabaquismo, presencia de infecciones previas e ingestión de sustancias tóxicas también son factores de riesgo.

Lea también: ¿Cómo proteger la salud del hígado?

Los síntomas de la colangitis biliar primaria

Más del 50% de los afectados no presentan síntomas. Por lo general, la enfermedad se detecta de forma incidental, después de un análisis de sangre. por otra razón. Por otro lado, los pacientes que presentan síntomas tienden a tener un pronóstico menos favorable.

Por lo general, los primeros síntomas son picazón en la piel, sequedad de ojos y boca y fatiga. Tiene etapas más avanzadas de la enfermedad, aparecen nuevos síntomas, como:

  • Inflamación del bazo.
  • Dolor en la zona superior derecha del abdomen.
  • Dolor en músculos, huesos y articulaciones.
  • Inflamación de pies y tobillos.
  • Xantomas. Es decir, son pequeños depósitos de grasa ubicados en la piel alrededor de los ojos, párpados o pliegues del codo, rodillas, palmas de las manos o plantas de los pies.
  • Acumulación de líquido en el abdomen.
  • Ictericia, coloración amarillenta de la piel y los ojos.
  • Hiperpigmentación. Oscurecimiento de la piel no relacionado con el sol.
  • Osteoporosis.
  • Colesterol alto.
  • Diarrea.
  • Esteatorrea o heces grasas.
  • Hipotiroidismo.
  • Pérdida de peso.

Complicaciones

Una mujer con mal hígado.

“La primera complicación de esta enfermedad es el desgaste progresivo del hígado. Como resultado, se desarrollan otras patologías como cirrosis, hipertensión portal, cálculos biliares, entre otras. «

La colangitis biliar primaria progresa lentamente, causando más y más Daño hepático. Esto puede conducir al desarrollo de otras enfermedades:

  • Cirrosis. Ésta es la consecuencia más común. Puede causar insuficiencia hepática y otras complicaciones adicionales. El pronóstico en estos casos es malo.
  • Portale hipertensión. Este es un aumento de la presión en la vena porta. Esto crea un riesgo de hemorragia digestiva, que puede ser fatal.
  • Esplenomegalia. Esto corresponde a un bazo agrandado. El mayor riesgo es que se rompa.
  • Cálculos biliares. Las piedras causan dolor y pueden provocar infecciones.
  • Varices. Este es el agrandamiento de las venas que eventualmente pueden romperse y sangrar. Si se trata de venas en el esófago o el estómago, la vida está en peligro.
  • Cáncer de hígado.
  • Encefalopatía hepática. Esta condición reduce las funciones cognitivas, principalmente la memoria y la concentración.
  • Osteoporosis.
  • Deficiencias de vitaminas.
  • Otro. Las personas que padecen colangitis biliar primaria tienen más probabilidades de desarrollar otras enfermedades como trastornos metabólicos, enfermedades inmunes, problemas de tiroides, artritis reumatoide y síndrome CREST.

Descubra también: 5 tipos de hepatitis y sus principales características

Otros datos interesantes …

Hasta el momento, no existe cura para la colangitis biliar primaria. Sin embargo, existen varios medicamentos que ayudan Disminuir la progresión de la enfermedad y evitar complicaciones. El tratamiento básico habitual es el ácido ursodesoxicólico o “ursodiol”.

Recientemente se han utilizado ácido obeticólico u Ocaliva y fibratos. También están indicados el metotrexato y la colchicina. Se ha demostrado que todos estos fármacos tienen una eficacia moderada contra la enfermedad.

Finalmente, si las drogas no funcionan, la única solución es un trasplante de hígado. Generalmente es muy eficaz. A pesar de esto, existen casos de colangitis biliar primaria que reaparecen después de un trasplante.

  • Guerrero-Hernández, I., Montaño-Loza, A., Gallegos-Orozco, JF y Weimersheimer-Sandoval, M. (2007). Hepatitis autoinmune y colangitis esclerosante primaria: ¿asociación dependiente o independiente? Revista de Gastroenterología de México, 72 (3), 240-243.
  • Purohit T, Cappell MS. Cirrosis biliar primaria: fisiopatología, presentación clínica y terapia. Mundo J Hepatol. 2015; 7 (7): 926–941. doi: 10.4254 / wjh.v7.i7.926
  • Kouroumalis E, Samonakis D, Voumvouraki A. Biomarcadores para la colangitis biliar primaria: perspectivas actuales. Hepat Med. 2018; 10: 43–53. Publicado el 18 de junio de 2018. Doi: 10.2147 / HMER.S135337
  • Lleo, A., Marzorati, S., Anaya, JM y Gershwin, ME (2017, 1 de noviembre). Colangitis biliar primaria: una descripción completa. Hepatología Internacional. Saltador. https://doi.org/10.1007/s12072-017-9830-1
  • Younossi, ZM, Bernstein, D., Shiffman, ML, Kwo, P., Kim, WR, Kowdley, KV y Jacobson, IM (2018). Diagnóstico y tratamiento de la colangitis biliar primaria. Revista estadounidense de gastroenterología. Nature Publishing Group. https://doi.org/10.1038/s41395-018-0390-3
fuente original
//stawhoph.com/4/3422023