Saltar al contenido

¿Qué significa vivir con una atrofia multisistémica? -Todosalud

TodoSALUD

¿Qué significa vivir con una atrofia multisistémica?

La atrofia multisistémica es una enfermedad neurodegenerativa inusual. Los síntomas que caracterizan este trastorno en etapa temprana son similares a los de la enfermedad de Parkinson.

Atrofia multisistémica es una enfermedad neurodegenerativa rara que afecta el sistema nervioso autónomo y el movimiento.

Los síntomas que caracterizan este trastorno incluyen desmayos y problemas con el ritmo cardíaco y el control de la vejiga. En la etapa inicial, son similares a los de la enfermedad de Parkinson.

La atrofia multisistémica tiene una progresión rápida.. El paciente eventualmente se volverá dependiente de una silla de ruedas. Sufrirá, entre otros procesos degenerativos, de cateterismo urinario intermitente y disfunción ejecutiva.

La progresión del trastorno se evalúa utilizando la escala de clasificación unificada para atrofias multisistematizadas. Enumera las actividades de la vida diaria., discapacidad motora neurovegetativa y discapacidad general.

Desafortunadamente, cuando se trata de atrofia multisistémica, el proceso degenerativo es inevitable, con un tiempo de supervivencia promedio entre 6 y 9 años. No existe cura para el AMS, aunque existen varias medidas y medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas.

¿Qué es la atrofia multisistémica?

Actualmente, no existe una causa conocida de AMS. Sin embargo, los profesionales en el campo han estudiado si se debe a un cierto componente hereditario o a una toxina ambiental relacionada con la enfermedad.

En ninguno de los casos hay evidencia que respalde firmemente las teorías. La enfermedad causa deterioro y atrofia de ciertas partes del cerebro. Más específicamente, el cerebelo, los núcleos basales y el tronco encefálico, que son responsables de regular las funciones internas del cuerpo, digestión y control del motor.

Atrofia multisistémica en el cerebro

Los síntomas más característicos., entre muchos otros, son:

  • Pérdida de habilidades motoras finas: Esto significa que es difícil realizar las actividades más básicas, como cerrar la boca o masticar.
  • Interrupción de los patrones de sueño: dificultad para conciliar el sueño y el cansancio durante el día
  • Caídas frecuentes debido a la pérdida de control sobre su cuerpo, mareos y desmayos
  • Pérdida del control del intestino o la vejiga.
  • Sin sudar que puede suceder en cualquier parte del cuerpo
  • Problemas de visión y habla.

El desarrollo de AMS puede variar, pero la enfermedad nunca entrará en remisión. A medida que avanza el proceso degenerativo, las actividades diarias se vuelven cada vez más difíciles para el paciente.

Descubre: 13 razones para usar jengibre diariamente

¿Cuál es el tratamiento para esta enfermedad?

No existe cura para la atrofia multisistémica.. Tampoco hay tratamiento para retrasar la progresión de la degeneración cerebral.

Sin embargo, hay estudios que evalúan medicamentos que pueden retrasar la progresión de la enfermedad.

Algunos pacientes, que padecen algunos de los síntomas más graves de la enfermedad, pueden recibir medicamentos o tratamientos específicos para estos síntomas. Por ejemplo, los desmayos y los mareos a menudo se tratan con soluciones como agregar sal a la dieta y evitar las comidas pesadas y el alcohol.

En este caso, para pacientes con una dieta a base de sal, fludrocortisona. La midodrina también se prescribe a menudo para aumentar el volumen sanguíneo y estrechar los vasos sanguíneos. Beber uno o dos vasos de agua antes de levantarse de la cama también puede ayudar a aumentar la presión arterial.

No dude en leer: ¿Qué es la hiperreflexia autónoma?

Proceso de atrofia multisistematizada

Terapia de atrofia multisistémica

Se estima que la atrofia multisistémica afecta a menos de 5 de cada 100,000 personas.

El paciente generalmente siente la urgencia y el deseo de vivir su tiempo ya que es consciente de la enfermedad. Durante este tiempo, él personalmente experimenta la progresión del proceso de degeneración. Esto puede producir episodios de impotencia, depresión y convulsiones.

Será muy importante que el paciente siga la terapia, lo que será de gran ayuda para hacer frente a la enfermedad lo mejor posible. El apoyo de familiares y amigos también será esencial.

Los pacientes con AMS generalmente viven de 7 a 10 años después del inicio de los primeros síntomas. Sin embargo, esta tasa puede variar. A veces las personas pueden vivir con la enfermedad por más de 15 años.

Muerte, al final de la enfermedad, generalmente se debe a problemas respiratorios debido a la incapacidad del sistema nervioso para llevar a cabo su propia regulación.

fuente original
//graizoah.com/afu.php?zoneid=3422023