Saltar al contenido

Secreción del pezón: causas y recomendaciones. -Todosalud

Secreción del pezón: causas y recomendaciones.

La secreción del pezón es un motivo frecuente de consulta en ginecología. Establecer su causa es fundamental para reducir el riesgo de enfermedades más graves. ¿Quieres saber más al respecto?

Una secreción del pezón puede ser un problema muy molesto, pero en todos los casos hay causas subyacentes detrás. Estos pueden variar desde displasia de mama hasta cáncer, en muy pocos casos.

Esta condición se refiere a las secreciones mamarias que fluyen fuera del embarazo o la lactancia. “Galactorrea” es un término similar, pero en este caso se refiere a la producción de leche y generalmente tiene causas hormonales asociadas. ¿Quieres saber más al respecto? Ahora aclararemos tus dudas.

Secreción del pezón: ¿hay otros síntomas?

En general, siempre observaremos un salida de liquido a través del pezón o los pequeños orificios ubicados en la areola. La naturaleza de esta sustancia depende mucho de sus características físicas, y en la práctica son bastante variadas. La aparición de estas secreciones puede ser:

  • Blanquecino o lechoso.
  • Grave, pálido o ligeramente amarillento.
  • Rojizo.
  • Una combinación de estos elementos.

Dependiendo de su causa, el dolor puede ser permanente o solo durante la producción de líquido. También es posible detectar una masa o un nódulo con diversas características (tamaño, ubicación, movilidad y textura).

En la mayoría de los casos, la secreción es unilateral (afecta solo a una mama), aunque puede ser bilateral cuando hay problemas hormonales. También puede haber una retracción del pezón o enrojecimiento de la piel, lo que sugiere una inflamación subyacente.

El pecho de una mujer.

La secreción del pezón puede ir acompañada de otros síntomas, como dolor, inflamación y protuberancias en la mama.

Razones que pueden explicar la secreción del pezón

Existe un enorme lista de causas que puede producir este tipo de síntomas. Estos pueden tener un origen mamario (como infecciones o cáncer) o extramamarios (tumores cerebrales o ingestión de fármacos).

Causas mas comunes

Nos centraremos aquí en las infecciones localizadas en la mama, la ingestión de psicotrópicos, el papiloma intracanal y la afección fibroquística de la mama.

1. Infecciones localizadas en la mama

La mastitis o los abscesos mamarios son causas comunes de secreción después de abrir un conducto que permite la evacuación del contenido. La secreción es purulenta y tiene mal olor. También hay dolor al tocar el pecho, aumento de volumen y enrojecimiento de la piel.

Este fenómeno es mucho más común durante la lactancia (debido a la manipulación del pezón por parte del bebé) pero, no obstante, puede ocurrir fuera de este período.

Te puede interesar: Los diferentes tipos de mastitis y sus características

2. Ingestión de psicofármacos

La prolactina es una hormona que se encarga de estimular la producción y secreción de la leche materna. Está regulada en el cerebro por un neurotransmisor conocido como dopamina.

El tratamiento con ciertos medicamentos que actúan directamente sobre el sistema nervioso central puede provocar cambios en los niveles de dopamina del cuerpo, lo que también afecta la producción de prolactina y la leche materna.

Algunos medicamentos que pueden causar secreción fuera de la lactancia son fenotiazinas, ciertos antidepresivos y ansiolíticos.

3. Papiloma intracanal

El papiloma intracanal es una enfermedad benigna común, aunque llama la atención por sus características. También son necesarios varios exámenes adicionales en su presencia.

La descarga durante esta enfermedad suele ser espontánea. y ocurre con frecuencia en pacientes premenopáusicas. Como en el ejemplo anterior, la patología se origina en el conducto lácteo.

Existe una proliferación de células que conduce a la formación de una pequeña masa que puede producir una secreción serosa con un poco de sangre (serohemia).

4. Afección fibroquística de las mamas

Lo que también se conoce con el nombre de «displasia mamaria» es, según varios estudios epidemiológicos, una de las patologías benignas más frecuentes en la mama. Consiste en la proliferación de «tejido de sostén» (conectivo), que incluso puede ocurrir durante la vida reproductiva de una mujer.

Esto conduce a la formación de masas de tamaño moderado, que pueden ser dolorosas y dar lugar a una secreción blanquecina a través de muchos orificios. Por lo general, afecta a ambos lados y es uno de los motivos de consulta más frecuentes en ginecología.

Dependiendo de la edad de la paciente, el médico ordenará pruebas como una mamografía para determinar la probabilidad de una lesión maligna. Debe saber que esto solo ocurre en casos muy raros.

Causas menos comunes

Este grupo incluye ciertas afecciones como galactoforitis, tumores pituitarios, ectasia ductal y cáncer de mama.

1. Galactoforita

Los senos contienen conductos lácteos que a veces pueden inflamarse. Se encargan de transportar las sustancias producidas en las glándulas mamarias. para hacerlos fluir afuera.

Suele tratarse de una inflamación crónica (es decir, que evoluciona durante mucho tiempo) y, además, no se identifica una causa bien definida. Por lo tanto, puede ser tanto infeccioso como no infeccioso.

2. Tumores hipofisarios

El ejemplo más destacado es el prolactinoma, una de las causas más frecuentes de secreción del pezón relacionada con el tumor. El origen es extramamario porque se localiza en la glándula pituitaria (glándula pituitaria) y tiene la capacidad de producir prolactina.

Como mencionamos anteriormente, esta hormona se encarga de estimular la producción de leche materna. Para el diagnóstico de esta afección se requieren pruebas especializadas como resonancia magnética cerebral.

3. Ectasie canalaire

El término «ectasia» se refiere a la dilatación o apertura, en este caso, de los conductos más cercanos al pezón. Se produce un flujo con colores muy variados, que van del amarillo al marrón.

La ectasia puede afectar ambos senos y es una afección benigna, ya que hasta la fecha no hay evidencia que sugiera una capacidad de malignidad si no se recibe tratamiento. Sin embargo, sigue siendo necesaria la evaluación de un médico.

4. Cáncer de mama

Consideramos que esta causa es una de las menos frecuentes, ya que muy pocas veces la secreción del pezón es de origen maligno. El cáncer de mama, en general, se presenta de forma silenciosa, y es por ello que muchas veces se detecta en etapas avanzadas si no realizamos los exámenes adecuados en la población.

Cuando esto sucede, puede haber una retracción del pezón y la presencia de un bulto duro cercano, que no siempre es doloroso. El médico le indicará los exámenes correspondientes para su diagnóstico, así como una mamografía.

Descubra también: Tres consejos que le ayudarán a afrontar el cáncer de mama

¿Cuándo consultar a un médico?

Si tiene alguno de los síntomas que hemos mencionado, le sugerimos que programe una consulta con su ginecólogo o médico tratante lo antes posible.

Este tipo de problemas tienen un origen leve y algunos casos no requieren tratamiento. Sin embargo, ante la posibilidad de una secreción de una enfermedad maligna, Se recomienda una buena evaluación médica.

Los hombres también pueden tener secreción del pezón y desarrollar cáncer de mama. Estos pacientes deben consultar a su médico lo antes posible.

Consulta con un ginecólogo.

Ante la presencia de una secreción del pezón, lo ideal es consultar a su ginecólogo o médico tratante. El profesional indicará los exámenes a realizar, según el caso.

Tratamientos para la secreción del pezón

El tratamiento depende completamente de la causa de la secreción y, en algunos casos, puede no requerir medidas terapéuticas a menos que cause un malestar considerable a la persona.

Para los casos en los que existe una proliferación de tejido tumoral (papilomas, prolactinomas y cáncer), el tratamiento puede incluir el resolución quirúrgica con la eliminación de la masa involucrada.

Si esta es una condición que se desarrolló por el uso de medicamentos, ajustar la dosis o cambiar el tratamiento es la única solución. Finalmente, las patologías infecciosas pueden requerir drenaje quirúrgico (como es el caso de los abscesos) y la administración de antibióticos durante unos días.

La consultoría ayuda a prevenir complicaciones

La descarga a través de los pezones es un problema común y sus causas son muy diversas, al igual que las opciones de tratamiento disponibles. De cualquier manera, todos los tipos de síntomas siempre deben ser evaluados por un médico.

Aunque no todas las consultas deben ser inmediatas o urgentes, es mejor programar una consulta con anticipación para evitar problemas innecesarios. Los pequeños síntomas a veces pueden enmascarar afecciones graves.

  • Mazzarello S, Arnaout A. Secreción del pezón. CMAJ. 2015; 187 (8): 599. doi: 10.1503 / cmaj.140633
  • Halperin I, Cámara R, García M, García D. Guía clínica para el diagnóstico y tratamiento del prolactinoma y la hiperprolactinemia. Endocrinología y Nutrición 2013; 60 (6): 308-319.
  • Solís J, Cornejo P. Estados hiperprolactinémicos. Rev Med Hered 2006; 17 (4) 234-245.
  • Cebrián C, Fernández J. La telorrea como manifestación de carcinoma intraductal de mama. Progreso de la obstetricia y la ginecología 2010; 53 (11): 476-479.
  • Sajadi-Ernazarova KR, Sugumar K, Adigun R. Breast Nipple Discharge. [Updated 2020 Nov 20]. En: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Ene. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK430938/
  • Markopoulos C, Mantas D, Kouskos E, Antonopoulou Z, Lambadariou K, Revenas K, Papachristodoulou A. Manejo quirúrgico de la secreción del pezón. Eur J Gynaecol Oncol. 2006; 27 (3): 275-8. PMID: 16800258.
fuente original
//oackoubs.com/4/3422023