Saltar al contenido

Válvula aórtica bicúspide: diagnóstico y tratamiento. -Todosalud

Válvula aórtica bicúspide: diagnóstico y tratamiento.

La válvula aórtica bicúspide es una malformación congénita que requiere monitoreo y control de por vida, a pesar del tratamiento.

La válvula aórtica generalmente tiene tres hojas. Sin embargo, Algunas personas nacen con una válvula aórtica bicúspide. Esto plantea ciertos problemas porque la función de la válvula es transportar sangre oxigenada desde el corazón a la aorta.

Como algunos estudios señalan perfectamente, esta condición se define como un defecto cardíaco congénito lo cual, contrario a la creencia popular, es bastante común.

Aunque no causa problemas durante la infancia, las complicaciones comienzan a aparecer a la edad adulto. Es por eso que un diagnóstico temprano y adecuado permitirá recibir un tratamiento más efectivo.

Válvula aórtica bicúspide

Síntomas

Una joven que sufre de la válvula aórtica bicúspide

El diagnóstico de la válvula aórtica bicúspide se realiza a través de diferentes métodos. Sin embargo, ¿Hay algún síntoma que nos alerta de su presencia?

La respuesta es sí, y desde una edad temprana. Por lo tanto, es importante prestar atención a las quejas de los niños sobre el dolor u otros síntomas, como los siguientes:

  • Fatiga excesiva Al menor esfuerzo físico, el niño siente un inmenso agotamiento que le impide continuar con su actividad.
  • Dolor en el pecho : se siente un ligero dolor en el pecho que puede ir acompañado de dificultad para respirar
  • Palpitaciones: los latidos del corazón suelen ser rápidos e irregulares
  • Desmayo: los niños pueden perder el conocimiento debido a la fatiga o sin razón aparente. Además, a menudo tienen piel pálida.

Si alguno de estos síntomas ocurre, es necesario llevar al niño al pediatra lo antes posible para que realice las pruebas apropiadas.

Lea también: Partes del corazón y sus funciones.

El diagnostico

El diagnóstico de la válvula aórtica bicúspide se realiza al examinar los antecedentes familiares. Si hay antecedentes familiares, existe una buena posibilidad de que esta afección se herede. El profesional luego realiza un examen físico.

Durante el examen, usa un estetoscopio para percibir palpitaciones irregulares del corazón, así como algunos signos de un soplo cardíaco. Luego, para verificar la presencia de la válvula aórtica bicúspide, realiza una ecocardiograma que evalúa el funcionamiento del corazón.

Tratamiento de la válvula aórtica bicúspide.

Existen diferentes tipos de tratamiento entre los cuales el médico elegirá. Sin embargo, es importante mencionar que son necesarios controles regulares para detectar cualquier complicación, como una aorta agrandada.

  • Reemplazo de válvula: la válvula dañada se retira y se reemplaza con una válvula mecánica o tejido biológico
  • Valvuloplastia con globo: Esta técnica ensancha la abertura de la válvula que tiende a estrecharse. Por lo tanto, este tratamiento debe repetirse varias veces.
  • Cirugía: La sección agrandada de la aorta se retira y se reemplaza. También es posible intentar reparar la válvula aórtica.

Muchos investigadores están demandando su estudios en torno a una solución efectiva para tratar esta malformación congénita que puede afectar la calidad de vida.

Descubre también: 9 alimentos para limpiar las venas y arterias

Control de por vida

Examen médico de una niña para una posible válvula aórtica bicúspide

A pesar del tratamiento, una persona a la que se le diagnostica una válvula aórtica bicúspide deberá ser monitoreada durante toda su vida. No importa cuál sea la cirugía o el reemplazo valvular. Las visitas al cardiólogo deben hacerse anualmente. para comprobar que todo está bien y que no hay nuevos problemas.

Por otro lado, tiene sentido que todos los familiares cercanos de la persona con válvula aórtica bicúspide tienen un ecocardiograma para asegurarse de que todo esté bien. Como señalamos anteriormente, este defecto de nacimiento puede ser hereditario. Por lo tanto, cada miembro debe verificar que su válvula funcione correctamente.

Finalmente, esperamos que este artículo le haya permitido aprender más sobre esta malformación que no se puede notar a primera vista. Sin embargo, los síntomas no son triviales. Ir al médico si uno de nuestros seres queridos padece esta patología es esencial para evitar que nuestra salud y calidad de vida se vean afectadas.

  • Martín Cazorla, F., López Calvo, AM y Rubio Lamia, L .. (2014). Estenosis aórtica de la válvula bicúspide: causa de muerte súbita en atletas jóvenes. Cuadernos de medicina forense, 20(2-3), 123-125. https://dx.doi.org/10.4321/S1135-76062014000200009
  • Zalaquett S, Ricardo, Camplá C, Cristóbal, Scheu G, Maximiliano, Córdova A, Samuel, Becker R, Pedro, Morán V, Sergio, Irarrázaval Ll, Manuel J, Baeza P, Cristian, Arretz V, Claudio, Braun J, Sandra , Chamorro S, Gastón, Godoy J, Iván y Yáñez D, Fernando. (2005) Cirugía de reparación valvular aórtica bicúspide insuficiente. Revista médica chilena, 133(3), 279-286. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872005000300002
  • Zalaquett, Ricardo, Besa, Santiago, Contreras, Juan, Gundelach, Joaquín, Muñoz, Cecilia y González SM, Patricio. (2016) Veinte años de reparación insuficiente de la válvula aórtica bicúspide: una experiencia de veinte años. Revista chilena de cardiología, 35(1), 32-40. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-85602016000100004
fuente original
//zuphaims.com/afu.php?zoneid=3422023