Saltar al contenido

Heparina: acciones y administración -Todosalud

Heparina: acciones y administración

Las heparinas de bajo peso molecular tienen menos actividad inhibidora que las heparinas no fraccionadas. Sin embargo, también tienen un riesgo menor de causar sangrado. Obtenga más información sobre las heparinas en este artículo.

Las heparinas son fármacos que se administran por vía intravenosa y que tienen un efecto anticoagulante muy potente. En realidad, existen dos tipos de heparinas: heparina de bajo peso molecular y heparina estándar o no fraccionada.

Se administran por vía parenteral porque por vía oral se absorben mal. Además, las enzimas digestivas los inactivan. Por tanto, la inyección es el único método de administración.

Entre las diferentes vías de administración parenteral, la subcutánea es la forma clásica de administración. Heparina de bajo peso molecular y no fraccionada. La vía intravenosa se utiliza para administrar heparina no fraccionada en situaciones de emergencia.

Heparina no fraccionada o UFH

Jeringa para análisis de sangre.

Este tipo de heparina Consiste en una mezcla heterogénea de diferentes polisacáridos. Estas biomoléculas pueden variar tanto en tamaño como en peso.

El peso está entre 6.000 y 40.000 daltons, el peso medio es de 15.000 daltons. Las cadenas que componen este tipo de heparina contienen glucosamina y ácido glucurónico o ácido idurónico.

Heparina de bajo peso molecular o HBPM

Respecto a las heparinas de bajo peso molecular, proceden de la fracción de los anteriores. También están formados por cadenas de polisacáridos, pero el peso molecular es mucho menor. Está entre 4000 y 5000 daltons.

Indicaciones terapeuticas

Como ya sabemos, las heparinas son útiles en situaciones que requieren una acción anticoagulante rápida y de corta duración. Los casos más característicos son la prevención y el tratamiento de la trombosis venosa profunda. Así como intervenciones quirúrgicas, de alto o bajo riesgo.

En el caso del tratamiento de La trombosis venosa profundasi ocurre con o sin embolia pulmonar, se inicia con heparina hasta que se estabiliza el tiempo de protrombina. Luego se administran anticoagulantes orales. Además, cualquiera de los dos tipos de heparina se puede utilizar para este propósito.

Sin embargo, la heparina de bajo peso molecular tiene una serie de ventajas. Tiene menos efectos adversos y se puede administrar como una sola dosis diaria. Esta dosis se ajusta de acuerdo con el peso corporal del paciente. Por tanto, no es necesario controlar el efecto antitrombótico porque no hay interacción con las proteínas plasmáticas.

Lea también: Trombosis inducida por anticonceptivos

¿Cuál es la acción de las heparinas en el cuerpo?

Formación de un coágulo de sangre.

Para cumplir su finalidad terapéutica y desencadenar su efecto antitrombótico y anticoagulante, las heparinas pueden inhibir el factor Xa y el factor IIa, respectivamente.

Estos factores están estrechamente relacionados con la formación de coágulos y trombos. Por tanto, al inhibir su acción, las heparinas evitan su formación.

Por otro lado, las heparinas de bajo peso molecular tienen menos actividad inhibidora que las heparinas no fraccionadas. Sin embargo, también tienen un menor riesgo de hemorragia.

Efectos secundarios de la heparina

Como todos los demás medicamentos, El tratamiento con heparinas puede ir acompañado de conjunto de efectos adversos. Sin embargo, las heparinas de bajo peso molecular muestran menos reacciones adversas que otras.

Estos efectos son todos eventos no deseados y no intencionales que pueden ocurrir por el uso de este medicamento. En este sentido, Estos son los efectos adversos más comunes:

  • Hemorragias: son menos frecuentes cuando el tratamiento se basa en la prevención porque las dosis son menores. En pacientes con problemas renales, la dosis debe ajustarse ya que promueve la aparición de este efecto secundario.
  • Trombocitopenia: no está relacionado con la dosis como lo está con el sangrado. Tampoco está relacionado con la edad o la vía de administración. Esta es una reacción que varía de una persona a otra.
  • Necrosis cutánea.
  • Reacciones hipersensibles.
  • Hipoaldosteronismo: niveles bajos de la hormona aldosterona.

Finalmente, cabe mencionar que ambos tipos de heparinas pueden producir un cuadro de osteoporosis. Sin embargo, cuando los tratamientos son de larga duración, este efecto disminuye.

Descubra también: El riesgo de hemorragia posoperatoria

Conclusión…

Los dos tipos de heparinas son medicamentos que se utilizan para prevenir la formación de coágulos de sangre y coágulos de sangre. Más concretamente, están indicados tanto durante las operaciones quirúrgicas como en el tratamiento y prevención de la trombosis venosa profunda.

Estas son drogas muy poderosas. que no están libres de efectos secundarios. Si tiene la más mínima duda sobre este medicamento, le recomendamos que consulte a su médico o farmacéutico.

  • Arone, KMB, Oliveira, CZ de, Garbin, LM, Reis, PED dos, Galvão, CM y Silveira, RC de CP (2012). Obstrucción trombótica del catéter venoso central en pacientes sometidos a trasplante de células madre hematopoyéticas. Revista Latino-Americana de Enfermagem. https://doi.org/10.1590/s0104-11692012000400022
  • Rodríguez Moral, NE (1972). TROMBOSIS VENOSA. Revista Cubana de Cirugía.
  • Rocha Hernando, E. (2014). Historia de la heparina. Angiología. https://doi.org/10.1016/j.angio.2014.05.001
  • Trejo I., C. (2004). Anticoagulantes: farmacología, mecanismos de acción y usos clínicos. Cuadernos de cirugía. https://doi.org/10.4206/cuad.cir.2004.v18n1-14
  • Ricardo Sebastián Alba Posse., Erika Roxana Ctay., Roberto Alejandro Toledo., MLVC (2006). Heparina de Bajo Peso Molecular Versus Heparina No. Licenciada en Medicina de la VI Cátedra de Medicina.
fuente original
//oackoubs.com/4/3422023