Saltar al contenido

12 ejercicios para aliviar la tendinitis en el hombro -Todosalud

12 ejercicios para aliviar la tendinitis en el hombro

Vea algunos ejercicios de calentamiento, estiramiento y fortalecimiento que pueden ser beneficiosos cuando tiene tendinitis del hombro. Siga leyendo y consulte a un profesional para ver si puede lograrlos.

La tendinitis del hombro puede ser una experiencia dolorosa para la persona que la padece. Proviene de un esfuerzo deficiente o de movimientos repetitivos y cualquiera puede tenerlo en un momento u otro.

Esta lesión limita el rango de movimiento y afecta el curso normal de la vida diaria. Sin embargo, algunos ejercicios de calentamiento, estiramiento y fortalecimiento pueden resultar beneficiosos.

Aquí te explicaremos qué es la tendinitis, por qué se produce, cuál es su tratamiento y los ejercicios que puedes hacer para recuperarte mejor.

Tendinitis del hombro: ¿que es y por que ocurre?

El termino tendinitis consta del sufijo -ite, que significa «inflamación». Para decirlo más simplemente: es la inflamación del tendón.

Por lo tanto, lo que llamamos tendinitis del hombro es una inflamación que afecta a varias áreas de la articulación, desde el bíceps braquial hasta el manguito rotador. Entre los principales factores asociados a esta lesión, encontramos:

  • Años: en pacientes ancianos, debido a la osteoartritis, la rigidez articular puede ser un factor predisponente a la tendinitis.
  • Actividad deportiva intensa: en el caso de los deportistas, el esfuerzo y la repetición de determinados movimientos, e incluso la amplitud de estos últimos, pueden desencadenar la lesión. Por ejemplo, es común entre los lanzadores de béisbol.
  • Trabajo repetitivo o pesado: como la producida por diseñadores, programadores, albañiles y herreros.
  • Otras causas: Movimientos repentinos o situaciones que causan un suministro de sangre deficiente al tendones.
Dolor en el hombro

Además del dolor, la tendinitis del hombro provoca limitación del movimiento de la articulación.

Siga leyendo: Tendinitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento

Síntomas y diagnóstico de tendinitis del hombro.

El signo más evidente de tendinitis del hombro es la inflamación. Sin embargo, no se presenta por sí solo sino que se acompaña de dolor.

Sentimos una sensibilidad cuando realizamos movimientos y estiramientos del músculo, cuando ejercemos presión o cuando palpamos l’articulación. Además, podemos encontrar una falta de fuerza. Por la suma de estos tres elementos (inflamación, dolor y poca fuerza), la tendinitis del hombro limita a la persona a realizar sus actividades diarias.

Adicionalmente, Se realizan diferentes exámenes para diagnosticar esta lesión: rayos X, ecografía, resonancia magnética e incluso tomografía axial computarizada (TAC). También se realizan reconocimientos médicos y un estudio detallado de la historia clínica del paciente.

Posibles tratamientos

En cuanto al tratamiento, existe la posibilidad de realizar una artroscopia para la tendinitis del hombro. La cirugía solo está reservada para los casos más graves. Preferimos alternativas más conservadoras.

Además de descansar y aplicar frío en la zona, se prescribe fisioterapia para mejorar la movilidad, estabilidad y fuerza de la articulación. Este resultado se obtiene mediante diversos ejercicios, estiramientos y masajes.

También se utilizan otras técnicas, como la electroterapia y la ecografía. En el caso de medicamentos, se recomiendan analgésicos y antiinflamatorios.

Te puede interesar: Consejos para dormir con tendinitis del hombro

Ejercicios para combatir la tendinitis del hombro

Ahora echemos un vistazo a algunos ejercicios que se pueden hacer para combatir la tendinitis del hombro. Los dividiremos en movimientos de calentamiento, estiramientos y movimientos de fortalecimiento, cada uno con sus indicaciones más adecuadas.

Ejercicios de calentamiento

El primer ejercicio que haremos es el ejercicio del péndulo. Este último consiste en doblar o más bien doblar el cuerpo, intentando que el tronco esté lo más paralelo posible al suelo. El brazo afectado, que cuelga hacia abajo, debe girar formando pequeños círculos. El otro puede descansar en el respaldo de una silla o en una barandilla.

El siguiente calentamiento consiste en detenerse en una puerta abierta, colocando las manos en el marco, a la altura de los hombros. Entonces tienes que dar un pequeño paso adelante; primero un pie, luego el otro. Siempre debes mantener la espalda recta. Trate de no forzar demasiado el movimiento de la articulación.

Ejercicios de estiramiento

Una vez hecho el calentamiento podemos pasar al ejercicio de estiramiento. Empezaremos por el estiramiento frontal. Consiste en llevar la mano del brazo afectado al otro hombro, intentando levantar un poco el codo y utilizando la mano libre. Tenemos que mantener esta posición durante cinco segundos.

El estiramiento con apoyo y elevación se realiza en bipedestación, colocando la mano del lado afectado en la pared, un poco por encima del hombro. Luego se estiran los dedos, alejando la palma de la superficie y moviendo o arrastrando los dedos hacia arriba para levantar el hombro.

El siguiente ejercicio es el estiramiento elástico. Lo ideal sería usar un elástico de rehabilitación, pero una toalla también puede hacer el truco si no tenemos una. Coloque el dorso de la mano (en el lado afectado) detrás de la espalda; el otro pasa por encima.

Ambas manos sostienen el elástico. El de arriba tira muy lentamente para levantar el otro. Se puede realizar una variación de este ejercicio sin la toalla ni el elástico, colocando la mano del brazo afectado detrás de la espalda e intentando levantarlo tanto como sea posible.

Podemos finalizar este estiramiento con una rotación interna pasiva. Para este ejercicio, necesitaremos un palo (el mango de una escoba puede servir). Tenemos que sujetar el palo por la espalda. Con la mano del brazo sano tenemos que estirar para que la otra llegue al centro de la cintura.

Radiografía de tendinitis.

Los estudios de imágenes proporcionan datos importantes para evaluar la gravedad de la tendinitis del hombro.

Ejercicios de fortalecimiento

Ahora pasamos a los ejercicios de fortalecimiento, comenzando con el fortalecimiento con una cuerda. Para ello necesitamos llevar una cuerda o una goma elástica unida a una puerta o portón. Desde el frente mirando a la pared, a una distancia de un metro necesitamos tirar de la cuerda o elástico hacia atrás, utilizando la mano del hombro afectado, como si estuviéramos remando.

El siguiente ejercicio es la rotación externa de 90 grados. Empezamos en la misma posición que el ejercicio anterior, pero el movimiento se hará con el brazo extendido, levantándolo hasta que la mano esté a la altura de la cabeza y luego volviendo a la posición inicial.

Ahora pasemos al ejercicio de rotación interna con elástico. Para ello tenemos que estar de pie de lado, con el hombro afectado hacia la pared. Cogemos el elástico con esta mano, manteniendo el codo firmemente contra el cuerpo y estiramos hasta alcanzar, con la muñeca, el codo del lado contrario.

El ejercicio de rotación externa con elástico es similar al anterior. La diferencia es que el hombro no afectado es el que está al lado de la pared y por lo tanto el movimiento será hacia afuera.

Podemos terminar nuestra sesión con flexiones de pecho contra la pared. Parecen flexiones. La única diferencia es que terminan de pie, dejando caer su peso contra la pared.

Siga siempre las recomendaciones del médico antes de realizar ejercicios para la tendinitis del hombro.

Recuerde que estos ejercicios de tendinitis del hombro solo se pueden realizar si su médico está de acuerdo. Es decir, si el profesional te ha recomendado el descanso absoluto, no puedes hacerlos ni otros.

Finalmente, debe ser supervisado por un traumatólogo o fisioterapeuta, habiéndolo consultado previamente. Si nota dolor o no nota ningún signo de mejoría, es posible que se necesiten más evaluaciones o estrategias quirúrgicas.

  • Breckenridge, JD y McAuley, JH (2011). Índice de discapacidad y dolor de hombro (SPADI). Revista de fisioterapia; 2011, 57 (93): 197.
  • Finnoff JT. Dolor y disfunción de las extremidades superiores. En: Cifu DX (ed.). Medicina física y rehabilitación de Braddom. Filadelfia: Elsevier, 2016.
  • Martinez, Gil y José Luis Martínez Gil. Lesiones de hombro y fisioterapia. Ediciones Arán, 2006.
  • Handicap International. Rehabilitación física y funcional [En línea]. Lyon, Francia: Handicap International, 2013. URL disponible en: http://www.hiproweb.org/uploads/tx_hidrtdocs/Rehab_DM10.pdf
  • Martín GJ, Martínez CJ, Fuste I. Lesiones de hombro y fisioterapia. Madrid: Grupo Arán, 2006.
  • Palastanga N, Field D, Soames R. Anatomía y movimiento humanos. Estructura y funcionamiento. Barcelona: Paidotribo, 2000.
  • Suárez Sanabria N, Osorio Patiño AM. Biomecánica del hombro y bases fisiológicas de los ejercicios Codman. Rev CES Med. 2013; 27 (2): 205-217.
fuente original
//zuphaims.com/4/3422023