Saltar al contenido

Cirugía a corazón abierto: todo lo que necesita saber -Todosalud

Cirugía a corazón abierto: todo lo que necesita saber

La cirugía a corazón abierto es el tipo de procedimiento quirúrgico más común para tratar problemas coronarios graves. Actualmente ofrece un buen pronóstico a un gran número de pacientes.

Le damos el nombre decirugía a corazón abierto a cualquier procedimiento quirúrgico en el que se abre el tórax y se deja expuesto el corazón. Es la operación cardíaca más común en adultos y actualmente tiene un riesgo de muerte muy bajo, estimado en poco más del 2%.

La cirugía a corazón abierto se realiza para reparar una falla, generalmente en las arterias coronarias. Estos encogen, se bloquean o tienen fallas que este tipo de intervención puede corregir.

Como dato curioso, un estudio realizado por el Dr. David Montaigne de la Universidad de Lille reveló que el corazón era sensible al ciclo circadiano. Por tanto, realizar esta operación al final del día reduce el riesgo de tener un problema en el momento de la operación hasta en un 50%.

¿Cuándo es necesaria la cirugía a corazón abierto?

En general, La cirugía a corazón abierto se realiza cuando una persona necesita una cirugía de bypass coronario. (CABG para cirugía de revascularización coronaria en inglés). El objetivo es restaurar el flujo sanguíneo al corazón para reducir el riesgo de un ataque cardíaco.

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando las arterias se estrechan y endurecen. Esto sucede por la acumulación de grasa en sus paredes, en forma de placas. En estas condiciones, la sangre no puede circular normalmente y esto puede provocar una obstrucción.

Cirugía a corazón abierto también se lleva a cabo para reemplazar o reparar válvulas u otra área dañada o anormal. También se utiliza para implantar dispositivos o para realizar un trasplante.

Cirugía de corazón.

No existe un solo tipo de cirugía a corazón abierto: existen al menos dos modalidades.

Lea también: Los peligros de las arterias coronarias bloqueadas

Las operaciones a corazón abierto más frecuentes

Las operaciones a corazón abierto más comunes son: cirugía de derivación coronaria y cirugía de válvulas. Estudiemos cada uno de ellos con más detalle.

Cirugía de bypass coronario

También se conoce como cirugía de revascularización coronaria (CABG). Esta es la modalidad más común y se usa cuando los vasos sanguíneos que transportan sangre se han estrechado. Para corregir este problema, se realiza un bypass de arteria coronaria.

El proceso implica tomar una porción de una vena de otra parte del cuerpo y crear una nueva ruta para redirigir el flujo sanguíneo, de modo que llegue al músculo cardíaco. Si la arteria tiene varias áreas bloqueadas, será necesario proceder a varias derivaciones.

Cirugía valvular

El corazón tiene cuatro válvulas: aórtica, mitral, pulmonar y tricúspide. Cada uno de ellos bombea sangre a una de las cámaras del corazón. Si las válvulas muestran una anomalía, se puede realizar una operación a corazón abierto para corregirla.

A veces pueden encogerse y la sangre no puede circular adecuadamente. A esto se le llama estenosis. Otras veces, las válvulas no se cierran como deberían y la sangre fluye hacia atrás, en lugar de avanzar: esto es reflujo o falla de la válvula. Todo esto crea diferentes problemas que deben solucionarse.

¿Cómo surge?

Una operación a corazón abierto dura entre tres y seis horas. Comienza con una incisión vertical, en el centro del pecho, de entre 20 y 25 centímetros de largo. Luego cortamos el esternón, que es el hueso ubicado en el centro del tórax (esto se llama esternotomías). Luego, el corazón queda completamente expuesto a la vista.

A veces se utiliza una máquina de derivación cardiopulmonar, que extrae sangre a través de tubos y es responsable de bombear el corazón. Esto implica apagar el órgano. La operación también se puede realizar sin esta máquina.

Una vez realizada la operación, el cirujano cierra el esternón juntando las dos mitades. Esto se puede hacer con alambre de acero o con el método de sujeción rígida. Después de eso, se cierra la incisión inicial.

Descubre también: Un corazón artificial que promete ayudar a quienes no tienen donante

¿Cómo prepararse para una cirugía a corazón abierto?

Es normal que una persona se sienta ansiosa antes de una cirugía a corazón abierto. Lo más recomendable es estar bien informado sobre el procedimiento y confiar en el equipo médico. Todos los días se realizan cientos de estos procedimientos con resultados muy positivos.

Su médico puede indicarle que deje de consumir tabaco y ciertos medicamentos dos semanas antes de la operación. Además, no se debe comer después de la medianoche del día anterior. El paciente debe lavarse el pecho con jabón antibacteriano y afeitarse el vello de esta zona si lo tiene.

¿Cuáles son los riesgos?

Cuanto más avanzada sea la enfermedad cardíaca, más riesgosa será la cirugía a corazón abierto. Sin embargo, cualquier intervención de este tipo tiene un margen de complicaciones para las que hay que estar preparado. En este caso, los principales son infartos o carrera debido al cambio circulatorio.

También es posible desarrollar insuficiencia pulmonar o renal, además de la formación de coágulos. Esto se manifestará por cambios en la orina y dificultad para respirar (disnea). Las infecciones y el sangrado son otras complicaciones esperadas.

Neurológicamente, la pérdida de memoria y la claridad mental son dos síntomas que se han identificado. Esto se debe a los efectos de la anestesia general.

Recuperación después de una cirugía a corazón abierto

Lo más habitual tras la operación es colocar a la persona en la unidad de cuidados intensivos durante 24 horas. El paciente dispondrá de dos o tres tubos de drenaje en el tórax, además de la administración de líquidos intravenosos y un catéter para extraer la orina. La estancia hospitalaria puede durar entre 7 y 10 días.

Monitorear la incisión

La incisión quirúrgica es grande, lo que requiere un cuidado especial. Las manos deben lavarse bien antes y después de tocarlo, y mantener el área tibia y seca. Debe examinarse a diario para ver si hay posibles síntomas de infección o anomalías. Solo se recomienda ducharse cuando se tiene la certeza de que la herida se está curando adecuadamente.

Dolor

El manejo del dolor se realiza mediante analgésicos recetados. El paciente puede tener dolor en los músculos de todo el cuerpo, en particular en la garganta y el pecho. La medicación debe ingerirse con disciplina y de acuerdo con lo prescrito.

Reposiciones

Se recomienda descansar lo máximo posible pero algunas personas tienen problemas para dormir después de una cirugía a corazón abierto. Lo mejor es no consumir cafeína, adaptar la cama para mayor comodidad y tomar el analgésico media hora antes de conciliar el sueño.

Reeducación

Los programas de rehabilitación cardíaca incluyen actividad física, manejo de factores de riesgo y medidas para tratar el estrés, la ansiedad y la depresión. Estos planes se recomiendan por sus grandes beneficios.

Cirugía a corazón abierto.

Existen riesgos asociados con esta intervención, pero los avances médicos han minimizado estos riesgos.

Paciencia con la cirugía a corazón abierto

Es importante tener en cuenta que la recuperación de la cirugía a corazón abierto es lenta y gradual. No se deben esperar resultados o mejoras inmediatas. Pueden pasar seis semanas antes de que empiece a notar una mejoría.

Recuerda que es fundamental acudir a los controles del médico y seguir todas sus instrucciones. Tal intervención es un procedimiento que puede mejorar las posibilidades y la calidad de vida de una persona con problemas cardíacos.

  • Pastor-García, M., Gimeno-Martos, S., Zurriaga, Ó., Sorlí, JV, & Cavero-Carbonell, C. (2020, enero). Anomalías cardíacas congénitas en la Comunidad Valenciana 2007-2014, el registro poblacional de anomalías congénitas. En Annals of Pediatrics (Vol. 92, No. 1, págs. 13-20). Elsevier Doyma.
  • Avanzas, P., Muñoz-García, AJ, Segura, J., Pan, M., Alonso-Briales, JH, Lozano, Í.,… Y Hernández-García, JM (2010). Implante percutáneo de la prótesis valvular aórtica autoexpandible CoreValve® en pacientes con estenosis aórtica severa: experiencia inicial en España. Revista Española de Cardiología, 63 (2), 141-148.
  • Peralta, AJM, Marcillo, MPY, Loor, GEC, Loor, GMM, Moreira, PG Á., & Moreira, MEC (2019). Riesgos y cuidados para pacientes sometidos a cirugía a corazón abierto. RECIAMUC, 3 (4), 283-312.
  • Intriago, Gema Alexandra Saltos, et al. «Procedimientos adecuados para pacientes con cirugía a corazón abierto». RECIAMUC 3.3 (2019): 1156-1175.
  • Montaigne, David y col. «Variación diurna de la lesión miocárdica perioperatoria en cirugía cardíaca y su prevención mediante el antagonismo de Rev-Erbα: un estudio de cohorte de propensión emparejada de un solo centro y un estudio aleatorizado». La lanceta 391.10115 (2018): 59-69.
  • Mendoza, Fernán. «Insuficiencia cardíaca valvular». Lo que el internista debe saber «.» Ley Médica Colombiana 41,3 (2016): 8-17.
  • Ortiz-Vázquez, Marlo, et al. «Comparación de pacientes sometidos a cirugía de Fontan con y sin bypass cardiopulmonar». Archivos de Cardiología de México 86.1 (2016): 1 a 10.
  • EXTENSIVO, GUÍA EN VERSIÓN, e Y. ANEXOS. «GUÍA DE PRÁCTICAS CLÍNICAS PARA LA REHABILITACIÓN CARDÍACA». (2018).
  • Monroy Favela, Lilibeth. «Determinación de la incidencia de delirio postoperatorio en pacientes sometidos a cirugía cardíaca, bajo anestesia general equilibrada mediante la monitorización de la entropía». (2018).
  • Arribas, JM y col. «Incidencia y mecanismo etiológico del ictus en cirugía cardíaca». Neurología (2017).
fuente original
//ugroocuw.net/4/3422023